Consecuencias

De los 121 millones de embarazos no intencionales que tienen lugar cada año, muchos se recibirán como una buena noticia. Otros generarán miedo o preocupación, pero en última instancia tendrán como resultado niños muy queridos y motivo de gran felicidad.

Todos los niños que nacen de un embarazo no intencional son personas con valor, dignidad y derechos humanos inherentes. No obstante, esto no es óbice para que los embarazos no intencionales puedan desencadenar una espiral de consecuencias negativas que repercutan en varias generaciones.

Como punto de partida, podemos fijarnos en el cuerpo de las personas que se someten a los peligros del embarazo; en ocasiones, se trata del cuerpo de mujeres con una salud precaria o de niñas demasiado jóvenes para tener un embarazo seguro.

Más del 60 por ciento de los embarazos no intencionales terminarán en aborto

Un gran número de ellos se ocultarán, se llevarán a cabo de manera clandestina y no se contabilizarán.

Nada menos que el 45 por ciento de todos los abortos se realiza en condiciones de riesgo

El aborto en condiciones de riesgo es una de las principales causas de muerte materna en todo el mundo y provoca la hospitalización de millones de mujeres cada año.

Cuando a las mujeres y las niñas se les arrebata la posibilidad de elegir si quieren o no quedarse embarazadas, estas pierden también otras oportunidades.

Su salud mental puede verse afectada.

Su salud mental puede verse afectada.

Cuando los nacimientos no son intencionales, a menudo provocan resultados peores en materia de salud.

Cuando los nacimientos no son intencionales, a menudo provocan resultados peores en materia de salud.

A menudo, se obliga a las niñas embarazadas a casarse o a abandonar los estudios.

A menudo, se obliga a las niñas embarazadas a casarse o a abandonar los estudios.

Muchas mujeres se ven forzadas a abandonar su empleo simplemente por estar embarazadas.

Muchas mujeres se ven forzadas a abandonar su empleo simplemente por estar embarazadas.

Para otras, tener un hijo sería un obstáculo más para liberarse de una relación de maltrato.

Para otras, tener un hijo sería un obstáculo más para liberarse de una relación de maltrato.

La llegada de un niño puede empujar rápidamente al hogar a la pobreza, a lo que siguen una peor nutrición y menores índices de escolarización.

La llegada de un niño puede empujar rápidamente al hogar a la pobreza, a lo que siguen una peor nutrición y menores índices de escolarización.

Muchos de estos costos —desde el alcance de la discriminación al impacto en los mercados laborales— son sencillamente imposibles de calcular.

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X