Un censo de población y vivienda es uno de los ejercicios más complejos y masivos que una nación puede emprender en tiempos de paz. Exige una cuidadosa planificación, dotación de recursos y ejecución: la preparación de mapas de todo el país, la movilización y capacitación de gran número de empadronadores, además de grandes campañas de sensibilización pública, el sondeo de todos los hogares, el monitoreo cuidadoso de las actividades del censo, y el análisis, difusión y uso de los datos que se obtengan. Un censo implica la enumeración completa de la población de un país, territorio o zona, y debe realizarse al menos una vez cada 10 años. Genera una gran cantidad de datos, incluida la cantidad personas, su distribución espacial, su estructura etaria y sexo, así como sus condiciones de vida y otras características socioeconómicas. Esta información es crítica para la buena gobernanza, la formulación de políticas, la planificación del desarrollo, la reducción de los riesgos, la respuesta a las crisis, los programas de bienestar social y los análisis de mercado empresarial. El UNFPA proporciona apoyo técnico y financiero para asegurar que los censos sean de alta calidad, se apeguen a los principios y normas internacionales, y produzcan datos que se difundan y utilicen ampliamente para el desarrollo.

Topic summary

La ronda de censos de 2020

La ronda de censos de 2020 (que va de 2015 a 2024) tiene lugar en medio de importantes cambios en el panorama mundial. En la medida en que los países de todo el mundo ponen en marcha una serie de nuevos compromisos mundiales, incluida la Agenda 2030, hay una demanda creciente de datos desglosados por sexo en todos los niveles. Los censos también se están modernizando con la adopción de nuevas tecnologías, entre las que se incluyen los sistemas de información geográfica. Estos cambios viene acompañados de crecientes demandas de los censistas, y la necesidad de fortalecer las capacidades nacionales.

En 2017, el UNFPA puso en marcha su estrategia para el censo de 2020 (posteriormente revisada en julio de 2019). La estrategia se compromete a apoyar la modernización del censo, incluido el uso de innovadoras tecnologías y metodologías censales, un mayor uso de datos censales georreferenciados para generar inteligencia demográfica, y una mayor difusión y acceso a los datos del censo.

¿Cómo se utiliza la información?

Un censista trabaja en Bamyan, en el Afganistán. ©UNFPA/Lorenzo Tugnoli

Hoy en día, con los grandes cambios demográficos que tienen lugar y una mayor atención al desarrollo internacional, los datos precisos y oportunos son más importantes que nunca.

La singular ventaja del censo es que representa todo el universo estadístico de un país o región, pues llega hasta la más pequeña unidad geográfica. Los encargados de la toma de decisiones necesitan esta información para realizar todo tipo de labores de desarrollo, incluido el diseño y seguimiento de políticas y programas.

A menudo, un censo nacional es la única fuente de información para identificar formas de exclusión social, demográfica o económica, como las desigualdades debidas a ubicación geográfica, raza, etnia, religión u otras características. El censo también proporciona datos sobre regiones desfavorecidas y grupos vulnerables, como los pobres, los jóvenes, los ancianos, las personas con discapacidad, las mujeres y las niñas.

La información del censo es una fuente de datos clave para las principales actividades de desarrollo. Alrededor de 98 de los 230 indicadores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible requieren datos de población para seguimiento. Los censos son también la base de marcos de muestreo de encuestas nacionales.

¿Cuáles son los desafíos?

Como los censos suelen realizarse cada decenio, muchas oficinas nacionales de estadísticas enfrentan desafíos de capacidad, pues es difícil conservar a los expertos entre una ronda de censos y otra. Además, el surgimiento de nuevas tecnologías y metodologías requiere nuevas habilidades con que las oficinas de estadísticas podrían no contar. La falta de conocimientos especializados pertinentes también afecta el uso de los datos censales. 

En virtud de su escala, la realización del censo es una operación costosa que exige una cuidadosa elaboración de presupuestos y la oportuna movilización de recursos. Muchos censos se posponen debido a falta de financiación o a la entrega retrasada de fondos. La creación de asociaciones con grandes partes interesadas, incluidos los asociados en el desarrollo, la sociedad civil y el sector privado, es crucial para el éxito de la adecuada ejecución y continuidad de los censos.

El conflicto y la inestabilidad en muchos países plantean desafíos adicionales que imposibilitan el empadronamiento en algunas zonas.  En países que sufren altos índices de estrés y en entornos frágiles, a menudo faltan datos demográficos recientes y fiables, o están incompletos, pues no es posible realizar censos tradicionales debido a los conflictos o a los problemas de seguridad. Además, los grandes desplazamientos de población pueden hacer obsoleta en corto plazo la información existente. En esos casos, el UNFPA apoya la realización de un censo híbrido completo o parcial para llenar las lagunas de datos.

El UNFPA en acción

Desde sus inicios, uno de los principales mandatos del UNFPA ha sido apoyar la recopilación, elaboración, análisis, difusión y utilización de los datos del censo para fines de desarrollo. En la ronda de censos de 2020, las áreas clave de apoyo del UNFPA son, entre otras:

El fortalecimiento de la capacidad nacional de realizar censos. El UNFPA proporciona asesores técnicos para censos, sistemas de información geográfica y expertos en el procesamiento de datos, apoyo a las operaciones, y capacitación en temas tales como métodos de estimación de áreas pequeñas, análisis geoespacial, cartografía de las poblaciones vulnerables y del acceso a los servicios.

El desarrollo de herramientas de orientación técnica y operativa. Que incluye informes técnicos sobre temas tales como la medición de la discapacidad, la migración y el registro de matrimonios en los censos, metodología para censos híbridos y encuestas posteriores al empadronamiento, así como guías censales paso a paso, plantillas de diagramas de Gantt y las principales necesidades de gestión operacional y financiera para proyectos censales. En conjunto con la Oficina del Censo de los Estados Unidos, el UNFPA ha publicado notas técnicas sobre medición de la fertilidad, medición de la migración, archivo y preservación de datos censales, y el modo de contar poblaciones difíciles de contar. 

  • La promoción de la difusión y el acceso abierto a los datos censales. El UNFPA está preparando el lanzamiento de la Plataforma de Datos de Población, una plataforma interactiva de datos basada en la web que integra datos cuantitativos y geoespaciales, incluidos datos del censo, con funciones analíticas dinámicas incorporadas.
  • La intermediación de la cooperación Sur-Sur en apoyo al censo. El UNFPA organiza viajes de estudio e intercambios técnicos Sur-Sur, en que las oficinas nacionales de estadística pueden aprender unas de otras, al tiempo que permite compartir herramientas entre países. 
  • El apalancamiento de asociaciones institucionales. El UNFPA ha establecido asociaciones estratégicas mundiales, regionales y nacionales para hacer más eficaz y eficiente el apoyo al censo. Estas incluyen la colaboración con la División de Estadísticas de las Naciones Unidas, la Oficina del Censo de los Estados Unidos, el Banco Mundial, el Comisionado de Estadísticas de Corea, WorldPop/Flowminder y el Centro para la Red Internacional de Información sobre Ciencias de la Tierra a través de la iniciativa GRID3.  
  • La movilización de recursos para la realización de censos. El UNFPA apoya la movilización de recursos a nivel nacional, regional y mundial. En noviembre de 2019, el UNFPA lanzará el Fondo Temático de Datos de Población, para apoyar la modernización, el fortalecimiento de capacidades y la mejora en el acceso a los datos del censo como un bien público.  

La presencia del UNFPA en 155 países, el apoyo de seis oficinas regionales y de equipos de las distintas divisiones al nivel de la sede permiten asegurar el apoyo coordinado a la ronda de censos de 2020. 

Actualizado el 13 de agosto de 2019

Censos en los próximos años

Elaborar un censo supone uno de los ejercicios más complejos y de mayor envergadura que una nación puede acometer en tiempos de paz. Entre 2018 y 2021, más de 150 países y territorios prevén elaborar un censo. El UNFPA brinda apoyo técnico a los países en desarrollo durante todas las etapas de elaboración del censo nacional, a fin de que en la búsqueda del desarrollo sostenible se cuenten y estén representadas todas las personas.​ ​

2018 2019 2020 2021
2018: 20 countries donde se prevé la elaboración de un censo
Las fronteras, los nombres y las designaciones que aparecen en este mapa no comportan el respaldo o la aceptación oficial por parte de las Naciones Unidas.

Existe una disputa entre los gobiernos de Argentina y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte sobre la soberanía de las Islas Malvinas (Falkland Islands).
Las fronteras, los nombres y las designaciones que aparecen en este mapa no comportan el respaldo o la aceptación oficial por parte de las Naciones Unidas.