Armenia

Desde fines de septiembre de 2023, más de 100.000 personas de etnia armenia han buscado refugio en Armenia tras huir del conflicto en Karabaj. Muchas familias ahora se ven obligadas a comenzar desde cero, ya que huyeron solo con lo básico, dejando atrás sus hogares, sus escuelas y sus vidas.

Las crisis humanitarias cobran un gran precio a las mujeres y las niñas, que se ven aisladas de servicios vitales mientras aumentan los riesgos de violencia, explotación sexual y abuso a medida que se reducen las redes de apoyo. Entre los refugiados que han llegado a Armenia se estima que hay 2.000 mujeres embarazadas, y se prevé que cerca de 1.400 embarazadas den a luz en los próximos seis meses.

El acceso a los servicios básicos y esenciales, como la salud reproductiva y materna, el apoyo psicosocial y los servicios para prevenir la violencia y responder a ella, son fundamentales para garantizar que las mujeres y niñas refugiadas reciban la atención y el apoyo que necesitan y puedan superar la angustia causada por el reciente desplazamiento.

Desde el primer día, el UNFPA ha estado trabajando con las autoridades nacionales y locales y sus asociados para proporcionar atención de salud reproductiva que salve vidas y para preparar kits de dignidad con artículos de higiene esenciales para decenas de miles de mujeres, niñas y poblaciones en riesgo entre las comunidades de refugiados y de acogida de Armenia.

Como parte del Plan de Respuesta a los Refugiados de las Naciones Unidas, el UNFPA hace un llamamiento para que se aporten 4,5 millones de dólares para fortalecer y ampliar los servicios de salud reproductiva y de protección a fin de cubrir las necesidades inmediatas de los refugiados y las comunidades de acogida durante un período de seis meses (de octubre de 2023 a marzo de 2024).

Actualizado el 7 de noviembre de 2023