Protección contra la explotación, el abuso y el acoso sexuales

"Seamos todos y todas defensoras de la protección y hagamos que los derechos y la dignidad de las víctimas y sobrevivientes ocupen el centro de nuestros esfuerzos”.
— Dra. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del UNFPA

El UNFPA trabaja por implantar una cultura institucional de cuidados que promueva un ambiente seguro, de confianza, respetuoso e inclusivo en el que se reconozcan, fomenten y protejan los derechos y la dignidad del personal del UNFPA y de las personas y comunidades a las que servimos; además, procura que todas y todos se sientan empoderadas para defenderse a sí mismas y a los demás y para tomar las medidas adecuadas en la prevención y respuesta a todas las formas de explotación y abusos sexuales.

La política del UNFPA es de tolerancia cero respecto de todas las formas de delitos sexuales, tanto si se perpetran contra beneficiarias de asistencia como si es contra compañeros de trabajo. La explotación, el abuso y el acoso sexuales violan los derechos humanos y constituyen una traición a los valores fundamentales de las Naciones Unidas. Los intereses y la dignidad de las personas afectadas vertebran cómo aborda el UNFPA la prevención, la respuesta y la asistencia. 

Estrategia del UNFPA en la protección contra la explotación, el abuso y el acoso sexuales

El UNFPA dispone de una estrategia de múltiples vertientes centrada en las víctimas para prevenir y responder eficazmente a la conducta sexual indebida. La estrategia se centra en una serie de medidas concretas en el marco de tres objetivos clave: prevención, respuesta y asistencia, integrados en un sólido marco institucional.

Marco de políticas 

Los esfuerzos del UNFPA en favor de la protección contra la explotación, el abuso y el acoso sexuales cumplen con un marco regulatorio coherente formado por documentos normativos y recursos complementarios. El UNFPA se adhiere al Boletín del Secretario General sobre las medidas especiales de protección contra la explotación y el abuso sexuales (ST/SGB/2003/13). Del mismo modo, el UNFPA tiene una política específica sobre la Prohibición de acoso, acoso sexual, abuso de autoridad y discriminación. La Política de supervisión del UNFPA encarna el principio de tolerancia cero hacia las infracciones, incluidas la explotación, el abuso y el acoso sexuales. Finalmente, la Política de protección contra represalias establece un marco y un procedimiento para la protección del personal del UNFPA contra posibles represalias.

Estructura orgánica

El UNFPA creó una estructura orgánica armonizada de protección contra la explotación y el abuso sexuales para garantizar una respuesta eficaz y eficiente en toda la Organización. En abril de 2018 se designó a la Directora Ejecutiva Adjunta de Gestión, Coordinadora Superior para la Protección contra la Explotación, el Abuso y el Acoso Sexuales, y responsable de la elaboración y aplicación de una estrategia integrada de protección contra la explotación y el abuso sexuales. El Coordinador de protección contra la explotación y el abuso sexuales y el Especialista de protección contra la explotación y el abuso sexuales apoyan a la Coordinadora Superior. El UNFPA cuenta con una red mundial de coordinadores de protección contra la explotación y el abuso sexuales a nivel regional y nacional para apoyar la ejecución sobre el terreno. 

Prevención 

Con anterioridad a la contratación, el UNFPA lleva a cabo controles rigurosos sobre su personal: utiliza la base de datos Clear-check, que abarca todo el sistema de las Naciones Unidas, para evitar la recontratación de personas relacionadas con la explotación y abusos sexuales o acoso sexual. 

Todo el personal del UNFPA debe recibir capacitación obligatoria sobre protección contra la explotación y abuso sexuales, y quienes tengan responsabilidades adicionales, como directores y coordinadores para la protección contra la explotación y el abuso sexuales reciben capacitación especializada. 

El UNFPA no se asocia con entidades que no aborden adecuadamente la explotación, el abuso y el acoso sexuales. Sobre esa base, la prohibición de explotación y abusos sexuales y acoso sexual forma parte de los acuerdos de cooperación del UNFPA con contratistas individuales, titulares de contratos de servicios y asociados en la ejecución. Dado que el UNFPA opera principalmente a través de asociados en la ejecución, los esfuerzos recientes se han centrado en asegurar que estos asociados tengan la capacidad adecuada para prevenir, responder y prestar asistencia.  Con este fin el UNFPA ha puesto en práctica plenamente el Protocolo de las Naciones Unidas sobre denuncias de actos de explotación y abuso sexuales que involucren a asociados en la ejecución, y ha presentado, en conjunto con otros asociados de las Naciones Unidas, una herramienta de evaluación armonizada para evaluar, crear y supervisar la capacidad de los asociados para la protección de la explotación y abusos sexuales. 

Respuesta 

Toda forma de explotación, abuso y acoso sexuales está prohibida, constituye una infracción y se abordará con carácter prioritario en el UNFPA. El personal de las Naciones Unidas no goza de inmunidad respecto de actos que constituyan delitos y la Organización no protege al personal que los cometa. 

El personal del UNFPA está obligado a denunciar aquellas acusaciones de explotación y abuso sexuales a la Oficina de Servicios de Auditoría e Investigaciones a través de los mecanismos confidenciales de denuncia disponibles aquí, entre los que se incluye un formulario de presentación de denuncias en línea disponible en cinco de los idiomas oficiales de las Naciones Unidas.

El UNFPA publica anualmente, y de manera anónima, información sobre todas las investigaciones de infracciones, incluidas las de explotación, abuso y acoso sexuales, así como las sanciones adoptadas como respuesta. Además, el UNFPA informa en tiempo real de todas las denuncias de explotación y abuso sexuales al Secretario General. Desde mayo de 2019, las denuncias están disponibles en la herramienta electrónica iReport SEA Tracker.

La mejora del acceso a los mecanismos de presentación de denuncias y quejas sigue siendo de crucial importancia. Con este fin, el UNFPA desarrolló el formulario de denuncia de incidentes a nivel de todo el sistema de las Naciones Unidas y proporcionó capacitación sobre el uso de esta herramienta en todas las operaciones obligatorias, a fin de garantizar un enfoque armonizado para facilitar la recepción de denuncias. 

Asistencia y protección 

Todo el personal del UNFPA está protegido contra represalias por informar de buena fe sobre denuncias de explotación y abuso sexuales o acoso sexual. Las represalias están prohibidas y, si se producen, constituyen una conducta indebida sancionable. El personal que crea que ha sido víctima de represalias puede procurar una reparación informal o presentar una queja formal a la Oficina de Ética en ethicsoffice@unfpa.org.

El UNFPA tiene experiencia institucional en la respuesta a la violencia de género, por lo que nuestra principal prioridad es garantizar a las víctimas de explotación y abuso sexuales el acceso a una asistencia de calidad. En colaboración con sus asociados, el UNFPA ofrece asistencia y apoyo cruciales a las víctimas. 

En 2020, el UNFPA aplicó el Protocolo de las Naciones Unidas sobre la prestación de asistencia a las víctimas de la explotación y los abusos sexuales, cuyo objetivo es elaborar un conjunto común de normas y estándares para fortalecer un enfoque coordinado a través de todo el sistema de la prestación de asistencia y apoyo que dé prioridad a los derechos y la dignidad de las víctimas. Las víctimas de explotación y abusos sexuales pueden recibir asistencia a través de los servicios de violencia de género.  

A fin de garantizar el bienestar y la salud psicosocial del personal y de fomentar un entorno seguro y protector para su personal, el UNFPA ha adoptado varias medidas para mejorar la disponibilidad y la calidad de los servicios destinados al personal. Todas las personas que trabajan en el UNFPA ya cuentan con acceso a servicios de asesoramiento a través del Programa de Asistencia a los Empleados, del Rome Institute, así como de especialistas regionales de atención al personal. Asimismo, existen ayudas y recursos adicionales disponibles para el personal que necesite asistencia para violencia dentro de la pareja. Además, el UNFPA está estableciendo una red de facilitadores para garantizar un lugar de trabajo respetuoso que prestan asesoramiento al personal mediante la intervención temprana en los casos apropiados. Este programa se encuentra en fase de prueba en 12 países.

Mandato para la protección contra la explotación, el abuso y el acoso sexuales del CPO

En enero de 2021, la Dra. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del UNFPA, asumió el Mandato para la protección contra la explotación, el abuso y el acoso sexuales del Comité Permanente entre Organismos (CPO). Esta labor brinda una oportunidad única para que el UNFPA promueva un enfoque centrado en las víctimas a nivel de todo el sistema, al tiempo que aprovecha su experiencia fundamental como organismo principal en el área de la violencia de género. Sobre la base de la labor de los anteriores liderazgos, y teniendo en cuenta su extraordinaria experiencia, el UNFPA se centrará en los resultados prioritarios clave para fortalecer un enfoque centrado en las víctimas en la respuesta del sector humanitario a los delitos sexuales. 

Para obtener más información, visite la Página del UNFPA dedicada a esta misión.

La Dra. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del UNFPA en Cox's Bazar, Bangladesh. Crédito: UNFPA
 

"Buscamos crear un entorno humanitario en el que las personas se sientan seguras y respetadas y puedan tener acceso a la protección y asistencia que necesitan sin temor a la explotación o el abuso. Me comprometo personalmente a fomentar esta visión al asumir este papel del CPO”. — Dra. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del UNFPA

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X