Presione soltar

Mujeres y niñas, entre las más afectadas por las múltiples crisis en Haití

13 Octubre 2022

PUERTO PRÍNCIPE / NUEVA YORK, 13 de octubre de 2022 – El sistema de salud de Haití se ha visto seriamente perjudicado a raíz del bloqueo de la principal terminal de combustible del país en la capital, Puerto Príncipe, ejercido por una banda desde el mes pasado.  Aproximadamente, un 75% de los principales hospitales del país, que dependen de generadores diésel para obtener electricidad, afirman que no les es posible ofrecer sus servicios habituales. La escasez de combustible también ha dado pie a que en este momento solo tres ambulancias estén funcionando en Puerto Príncipe, y prácticamente ninguna en el resto del país.

Las poblaciones vulnerables, incluidas las niñas y las mujeres embarazadas, son las más afectadas por la restricción del acceso a los servicios de salud. El UNFPA, organismo de las Naciones Unidas encargado de la salud sexual y reproductiva, calcula que cerca de 30.000 mujeres embarazadas corren el riesgo de no poder acceder a una atención médica esencial, y casi 10.000 podrían sufrir complicaciones de obstetricia que supongan una amenaza para la vida o sean mortales si no cuentan con asistencia médica cualificada. Alrededor de 7.000 sobrevivientes de violencia sexual podrían dejar de recibir asistencia médica y psicosocial de aquí a final de año.

El UNFPA ha colaborado con hospitales, autoridades sanitarias y otros asociados para instalar sistemas de energía solar en 25 instalaciones por todo Haití, lo que ha mejorado el almacenamiento de la cadena de frío y ha permitido que se sigan ofreciendo servicios de maternidad. Sin embargo, la energía solar no es suficiente para garantizar el funcionamiento de los hospitales a pleno rendimiento.

"A pesar de la situación, extremadamente complicada en materia de seguridad, y la escasez de combustible, el UNFPA y nuestros asociados estamos operando clínicas móviles, a menudo en asentamientos de desplazados internos en los alrededores de Puerto Príncipe", ha explicado Saïdou Kaboré, Representante del UNFPA en Haití.  "Nuestro equipo de trabajadores comunitarios capacitados está haciendo todo lo posible para garantizar que las mujeres y las niñas, especialmente las mujeres embarazadas y las sobrevivientes de violencia, tengan acceso a los servicios y la asistencia que son fundamentales para su salud y supervivencia".

Mientras Haití trata de hacer frente a esta compleja crisis humanitaria, se ha producido un rebrote de cólera, una enfermedad que provoca niveles peligrosos de deshidratación. Este resurgimiento tiene lugar en un momento en el que muchos haitianos carecen de acceso a servicios básicos como agua potable, sanidad o higiene, y constituye una amenaza para el bienestar de las poblaciones vulnerables, en especial las mujeres y las niñas. Hasta la fecha, esta enfermedad se ha cobrado más de 18 vidas y se han notificado más de 260 presuntos casos, aunque las cifras podrían ser mayores.

El UNFPA, en colaboración con sus asociados, está ayudando al Gobierno a controlar este brote y a realizar las actividades de seguimiento. Se están adquiriendo y se van a distribuir kits de higiene, que incluyen cloro, sales de rehidratación oral y jabón, además de medicamentos y equipos de protección personal.

Hay trabajadores comunitarios actuando sobre el terreno en campamentos de desplazados, que proporcionan a las mujeres embarazadas y a las niñas pastillas potabilizadoras de agua y barras de jabón antibacterial, y que además identifican y tratan a aquellas con cólera.  Antes del brote, el UNFPA ya había repartido lámparas solares y suministros, entre ellos compresas sanitarias, a las mujeres y niñas desplazadas.

"Actualmente estamos centrados en ayudar a las mujeres embarazadas y a las niñas que se encuentran en campamentos en los que existe un temor fundado de que el cólera se extienda", ha declarado Kaboré. "La situación actual de violencia e inestabilidad está obstaculizando nuestros esfuerzos para atender a los más vulnerables y hemos de acceder urgentemente a aquellos que lo necesitan".

La financiación de la respuesta humanitaria del UNFPA en Haití sigue siendo sumamente insuficiente. Hasta la fecha, se ha recabado menos de la mitad de la financiación necesaria para proporcionar a las mujeres y a las niñas servicios esenciales en materia de salud reproductiva y violencia de género.

Contactos de prensa del UNFPA

En Nueva York: Zina Alam, zialam@unfpa.org; +1 929 378 9431 
En Haití: Vario Sérant, serant@unfpa.org; +509 37 01 4872 

Acerca del UNFPA

El UNFPA es el organismo de las Naciones Unidas encargado de la salud sexual y reproductiva. La misión del UNFPA consiste en contribuir a un mundo donde cada embarazo sea deseado, cada parto sea sin riesgos y cada persona joven alcance su pleno desarrollo. El UNFPA aboga por la realización de los derechos reproductivos para todas las personas y ayuda a acceder a un amplio abanico de servicios de salud sexual y reproductiva, entre los que se incluyen la planificación familiar voluntaria, la atención de la salud materna de calidad y la educación sexual integral.

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X