Declaración

Declaración de la Dra. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del UNFPA, sobre el bombardeo del hospital de maternidad de Mariupol

10 Marzo 2022

El bombardeo del hospital de maternidad de Mariupol es una atrocidad que transforma las cunas en tumbas en apenas un instante. Condeno firmemente tan flagrante desprecio del derecho internacional humanitario y de la protección de civiles inocentes.  

Asediar un hospital, lanzar bombas sobre bebés, niños y mujeres embarazadas, y sobre el personal sanitario que intenta proteger vidas, es un acto de crueldad que no tiene justificación alguna.

El momento en que se inicia una nueva vida debería ser una oportunidad para la alegría; en lugar de ello, dar a luz se convirtió en un trance marcado por la muerte y la destrucción, el horror y el miedo. Hay que respetar el derecho internacional humanitario y los derechos humanos, y la protección de los civiles dondequiera que se encuentren debe ser nuestra máxima prioridad

Las mujeres y las niñas tienen derecho a una atención sanitaria vital, y los trabajadores y las instalaciones de salud nunca deben ser objeto de ataques. 

Insto a la comunidad internacional a que comprometa los recursos necesarios para apoyar y proteger a las mujeres y las niñas.

Todos los actores humanitarios deben poder llegar a las personas con el apoyo y los servicios que necesiten de manera desesperada. 

Queda claro que esas personas necesitan, sobre todo, la paz. 

Me hago eco de los llamamientos del Secretario General en favor de un cese inmediato de los enfrentamientos y de la retirada de todas las tropas rusas de Ucrania. 

Esta guerra debe terminar ahora.

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X