Noticias

La Operación SALAMA beneficia a millones de marroquíes con información, suministros y apoyo para la pandemia

28 Julio 2020
Author: UNFPA
Una embarazada recibe un kit de SALAMA en un centro sanitario. © UNFPA Marruecos
Una embarazada recibe un kit de SALAMA en un centro sanitario. © UNFPA Marruecos

RABAT, Marruecos – Cuando la pandemia de la COVID-19 llegó a Marruecos, en marzo, se produjo una alarma en todo el territorio. "Al iniciarse la pandemia, nos preocupamos mucho por nuestra salud", admitió al UNFPA Halima*, una migrante de Madagascar.

Se declaró el estado de emergencia y se impusieron estrictas restricciones a la circulación. En los tres meses siguientes a la adopción de estas medidas, se reconoció que el país tenía una de las tasas de mortalidad más bajas de la enfermedad.

El Gobierno también colaboró estrechamente con asociados, incluido el UNFPA, para reducir la transmisión de enfermedades y limitar los efectos de la pandemia en las comunidades en riesgo. La Operación SALAMA (que significa Operación Seguridad) fue una de esas medidas.

A pregnant woman wearing a face mask sits in a health centre with her SALAMA kit, which contains supplies and information to help prevent COVID-19 transmission.
Una embarazada recibe un kit de SALAMA en un centro sanitario. © UNFPA Marruecos

La Operación SALAMA, que fue presentada a finales de marzo por el UNFPA y sus asociados, trabajó en múltiples frentes: difundió información precisa sobre la prevención de enfermedades, protegió de la COVID-19 a los profesionales de la salud y a las embarazadas, y minimizó los efectos económicos de la pandemia entre las personas más vulnerables.

En total, más de 16 millones de personas recibieron información sobre prevención de enfermedades a través de la televisión, la radio y las comunicaciones en línea.

Halima fue una de ellas. En lo adelante, admitió, "nos protegeremos bien contra el coronavirus"

Los kits de SALAMA son la continuación de la atención

El UNFPA también trabajó con funcionarios de salud para garantizar que los servicios de salud materna siguieran funcionando, incluso mientras el sistema de salud enfrentaba decenas de miles de casos de COVID-19.

Se adaptaron los centros de salud materna a fin de reducir el riesgo de exposición al coronavirus. Los trabajadores sanitarios también recibieron “kits de SALAMA” con equipo de protección y suministros de salud, en tanto que más de 700 profesionales de la salud asistieron a sesiones de formación a distancia sobre prevención y manejo de enfermedades.

También se distribuyeron kits de SALAMA con suministros de higiene e información sobre prevención de enfermedades a grupos vulnerables, como migrantes, personas de edad, personas con discapacidad, sobrevivientes de violencia, jóvenes y personas detenidas.

SALAMA kits containing supplies and information are delivered to a women's shelter.
Kits de SALAMA llegan a un albergue de mujeres © UNFPA Marruecos

Se entregaron kits a casi 8.000 personas.

"El kit de SALAMA no pudo haber llegado en mejor momento", manifestó Kawtar, una mujer que recibe apoyo como sobreviviente de la violencia.

"Esta iniciativa me ha permitido protegerme a mí y proteger a mi familia", agregó Nadia, una persona con discapacidad que no había podido comprar suministros de higiene y otros artículos esenciales debido a su precaria situación económica.

El paquete de información precisa y fácil de entender "nos ayudó a contar con más información sobre el coronavirus y maneras de protegernos mejor", señaló Driss, una persona mayor que vive en un centro de protección social.

Apoyo a los sobrevivientes a las personas económicamente vulnerables

La Operación SALAMA también trabajó para minimizar el impacto de la pandemia en las comunidades vulnerables.

A manera de ejemplo, a nivel mundial las trabas y el estrés relacionados con la pandemia se han asociado con el aumento de las tasas de violencia contra las mujeres y las niñas. Sin embargo, al mismo tiempo, las restricciones a la circulación y el cierre de instalaciones han limitado la disponibilidad de servicios para sobrevivientes de la violencia.

En Marruecos, la Operación SALAMA creó una línea de ayuda para que los supervivientes pudieran solicitar asistencia; también se crearon sistemas y servicios de asesoramiento a distancia. De marzo a junio, unos 106 sobrevivientes de violencia recibieron apoyo a través de estos nuevos mecanismos.

Youth advocates from the Y-Peer network stand wearing protective face masks and gloves.
La red de jóvenes Y-Peer colaboró con el UNFPA en la distribución de información y kits con  suministros de higiene entre las y los jóvenes. © UNFPA Marruecos

En ese sentido, Larimode, una empresa de ropa, amplió sus operaciones para crear puestos de trabajo. "La empresa ha subcontratado parte de su producción para integrar a madres solteras en el empleo y proporcionarles un ingreso estable y digno", explicó Meriem Larini, Gerente General de Larimode.

Del mismo modo, BCSS, una empresa de materiales de construcción, también creó oportunidades para “mujeres vulnerables en este período de crisis”, indicó Chaibia Balbzioui Alaoui, Gerente General de la empresa.

En total, alrededor de 30 mujeres han encontrado empleo estable a través de la Operación SALAMA.

SALAMA en acción

La Operación SALAMA llegó a su fin a mediados de junio.

Durante sus tres meses de funcionamiento, se llevaron a cabo intervenciones sobre el terreno en 275 centros sanitarios, hospitales de maternidad, centros de protección social, prisiones, centros de protección de la infancia, hogares de mujeres y asociaciones de servicio, que abarcaban más de 90 localidades urbanas y rurales.

El programa reunió a una amplia gama de asociados, desde el Gobierno y organizaciones de la sociedad civil hasta grupos de jóvenes, asociaciones de trabajadores sanitarios y el sector privado. También recibió apoyo de las embajadas canadiense y belga en Marruecos.

A manera de seguimiento, el UNFPA ha puesto en marcha la iniciativa "SALAMA at Work" (SALAMA en acción), que continúa trabajando a fin de sensibilizar a la población sobre la prevención de la COVID-19. La iniciativa también está eliminando las barreras a los servicios de atención y apoyo, promoviendo comportamientos saludables y pidiendo entornos de trabajo seguros e inclusivos que garanticen el respeto de los derechos, la dignidad y la igualdad de las mujeres.

* Se ha cambiado el nombre para fines de protección y privacidad

 

el Reino de Marruecos
Población : 36.9 mil
Tasa de fertilidad
2.4
Proporción de mortalidad materna
70
Tasa de prevalencia de anticonceptivos
42
Población de 10 a 24 años
24.3%
Youth secondary school enrollment
Niños 64%
Niñas 64%

Contenido relacionado

Noticias
Los años de guerra, pobreza y violencia por motivos de género han traído graves consecuencias para la salud mental de muchas mujeres y niñas en Yemen.
Noticias
La pandemia se ha cobrado un alto costo en Afganistán. Hasta ahora, más de 38.000 personas han tenido resultados positivos del virus tras probar 100.000 muestras.
Noticias
El 25 de agosto se cumplió un trágico aniversario: tres años desde el influjo masivo de miles de refugiados rohinyá en Bangladesh desde la vecina Myanmar.

Pages