Noticias

La colaboración de datos apoya la respuesta humanitaria en Ucrania

Las y los refugiados ucranianos reciben apoyo psicosocial en Moldova. © UNFPA/Siegfried Modola
  • 09 Junio 2022

LVIV, Ucrania/NACIONES UNIDAS, Nueva York – Cuando Viktoria Kravets, de 17 años, se despertó el 24 de febrero en su casa en Ucrania, sabía que algo andaba terriblemente mal. “Vi inmediatamente una decena de notificaciones y pensé que todavía estaba durmiendo”, recordó al hablar con el UNFPA. "Me eché en la cama sin entender lo que estaba ocurriendo. Se suspendieron las clases, y me quedé en casa mirando a las noticias con miedo”.

Incluso en circunstancias normales, la información fiable puede ser esquiva, pero la incertidumbre suele aumentar en medio de las crisis humanitarias. En el momento en que las personas se ven obligadas a tomar decisiones de vida o muerte sobre si deben huir, adónde ir y qué llevar consigo, a menudo se quiebran los sistemas de comunicación, y los canales habituales de información son reemplazados por rumores y distintas formas de desinformación.

En esos momentos, las organizaciones también deben tomar decisiones de vida o muerte sobre dónde encontrar ayuda y recursos. Para hacer frente a todo ello, el UNFPA está proporcionando datos actualizados sobre población a los encargados de la asistencia humanitaria, en el marco de una iniciativa que está salvando vidas.

"Los sistemas de datos adecuados son esenciales. Los datos coordinados, triangulados y de alta calidad en todo el ámbito del apoyo humanitario permiten brindar una respuesta eficaz con base empírica, centrada en los derechos, que no deje a nadie detrás”, explicó la Dra. Julitta Onabanjo, jefa de la división técnica del UNFPA, en una sesión paralela de la Comisión de Población y Desarrollo de las Naciones Unidas. 

Datos en tiempo real

“Se necesitan urgentemente esfuerzos coordinados para unificar los datos de población y los datos de desplazamiento a fin de fundamentar la toma de decisiones humanitarias”, planteó en el evento Giulia Vallese, Directora Regional para Europa Oriental y Asia Central del UNFPA. 

El UNFPA se movilizó rápidamente para cubrir esta necesidad.

Para la primera semana de marzo, el UNFPA ya había proporcionado un “conjunto de datos operacionales comunes” a los asociados humanitarios, con proyecciones de población actualizadas por sexo, edad y región para Ucrania. El censo más reciente del país se remonta a 2001 (el próximo censo estaba pautado para 2023), por lo que el UNFPA complementó la información obsoleta con datos de registro civil, datos administrativos de migración y datos de referencia geoespacial de más de 20 años. 

"Saber quiénes son estas personas, dónde se encuentran y en qué condiciones físicas y mentales llegan a los servicios puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte", afirmó la Sra. Vallese.

Una trabajadora lleva suministros de ayuda a una tienda de campaña.
Entrega de suministros médicos en un asentamiento de refugiados en Moldova. © UNFPA/Siegfried Modola

El UNFPA está utilizando estos datos para asignar suministros médicos, kits de higiene femenina y servicios psicosociales y de salud reproductiva esenciales a las mujeres afectadas por la guerra en Ucrania, en un operativo que incluye los asentamientos de personas desplazadas en países vecinos. 

Los datos también aparecen en la plataforma de Intercambio de Datos Humanitarios (HDX) para que los utilicen otras organizaciones humanitarias. A modo de ejemplo, la Organización Internacional para las Migraciones utilizó el conjunto de datos operacionales comunes para aplicar una encuesta de población que ayudara a comprender la dinámica de los desplazamientos internos dentro de Ucrania.

Haciendo su parte

A young woman records herself.
Captura de pantalla de un diario de video de Viktoria Kravets, de 17 años.

“La toma de decisiones sobre políticas se basa en datos casi en tiempo real”, señaló Hans-Christian Mangelsdord, del Ministerio de Asuntos Exteriores alemán, al intervenir en el evento de las Naciones Unidas organizado por el Gobierno de Moldova, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones.

El UNFPA trabaja en estrecha colaboración con los asociados en la tarea de actualizar el conjunto de datos, que a finales de mayo y principios de junio reflejaban el movimiento masivo de unos 7 millones de refugiados y más de 7 millones de desplazados internos dentro del país. 

Victoria también está haciendo su parte, ya que se ha ofrecido como voluntaria en refugios y lugares de distribución de ayuda, registrando a las personas y familias desplazadas para ayudar a asegurar que sus necesidades sean conocidas y cubiertas. 

“Estamos registrando refugiados aquí”, indicó en un diario en video que grabó para el UNFPA. Su diario destaca no sólo las tensiones en su comunidad, sino también su resistencia y determinación. 

“De hecho, hay mucha gente”, subrayó. “Hay gente aquí que sigue viva”.

 

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X