Ucrania: El conflicto agrava la vulnerabilidad de las mujeres y las niñas a medida que aumentan las necesidades humanitarias

En los días transcurridos desde que Rusia invadió Ucrania, el mundo ha visto las imágenes de mujeres que dando a luz en estaciones subterráneas del metro, y de recién nacidos siendo  trasladados apresuradamente a refugios improvisados debido a que las instalaciones sanitarias se vuelven inaccesibles o quedan demasiado dañadas como para funcionar adecuadamente. Se estima que 80,000 mujeres darán a luz en los próximos tres meses en Ucrania, muchas de ellas sin acceso a servicios esenciales de salud materna. Para algunas, el parto será una experiencia que amenace  sus vidas, en lugar de un acontecimiento cargado de esperanza. 

Para millones de otras mujeres y niñas, incluidas las que han vivido a la sombra del conflicto en la zona oriental de Ucrania durante los últimos ocho años, la violencia de género es un problema grave que conocen muy bien. Según un estudio del UNFPA de 2019, alrededor del 67 % de las mujeres del país informaron haber sufrido alguna forma de violencia desde los  15 años de edad, y una de cada tres informó haber sufrido violencia física o sexual. Las crisis y los desplazamientos las ponen en mayor riesgo de violencia y de abuso sexual y físico. 

Los efectos de los enfrentamientos también se están sintiendo  en toda la región. Más de 5,2 millones de personas han huido, buscando refugio en países vecinos, como Polonia, la República de Moldova, Eslovaquia, Hungría, Rumania y Belarús. Se estima que otros 7,7 millones de personas son desplazados internos (estimación del 25 de abril 2022).

Por décadas, el UNFPA ha trabajado con autoridades y socios en Ucrania para ampliar el acceso a los servicios de salud reproductiva y protección para las personas más difíciles de alcanzar a través de clínicas  de salud itinerantes, así como de espacios y servicios especializados para mujeres y niñas en riesgo de violencia o sometidas a dicha violencia.

El UNFPA sigue trabajando sobre el terreno y se está preparando para aumentar la capacidad de prestar servicios y suministros vitales de salud sexual y reproductiva. También está trabajando con los países vecinos para responder a las necesidades inmediatas de salud sexual y reproductiva de las y los refugiados, incluyendo a las mujeres, las niñas y los grupos vulnerables, como las personas de edad.

Nuestra prioridad en este momento es salvaguardar la salud y los derechos de las mujeres y las niñas, incluso los derechos de dar a luz de manera segura y de vivir libres de violencia y abuso.

Actualizado el 25 de abril de 2022

Actúe

Emergencia en Ucrania

En los conflictos, quienes más sufren son siempre las personas más vulnerables, entre ellas las embarazadas y los recién nacidos. Nuestros equipos se encuentran sobre el terreno en Ucrania y en los países limítrofes prestando asistencia a quienes huyen del peligro. Demuestre su apoyo a las mujeres y niñas de Ucrania.  

done ahora
Emergencia en Ucrania