Noticias

Frenar la COVID-19: proteger la salud y los derechos de las mujeres y las niñas

11 Julio 2020
Author: UNFPA
La comunidad global debe mostrar solidaridad para sobrevivir a la pandemia, dice la directora ejecutiva del UNFPA, la Dra. Natalia Kanem.

NACIONES UNIDAS, Nueva York – Oficialmente, la pandemia del COVID-19 ha enfermado a 12 millones de personas y ha dejado más de medio millón de muertos, pero el costo total de esta catástrofe ha sido incalculablemente mayor. Los sistemas de salud se han visto abrumados; las economías han cerrado, y las mujeres y las niñas se han visto afectadas de forma desproporcionada con la reducción de los servicios de salud sexual y reproductiva y el aumento de la violencia por motivos de género.

Hoy, 11 de julio, se celebra el Día Mundial de la Población, un momento para sensibilizar a la población sobre las necesidades de salud sexual y reproductiva de las personas de todo el mundo.  Este año, el UNFPA está llamando la atención sobre las necesidades y la vulnerabilidad de las mujeres y las niñas en medio de la pandemia mundial, así como sobre los esfuerzos necesarios para garantizar su salud y sus derechos humanos.

"Ninguna organización o país puede hacer esto por sí solo", declaró la Dra. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del UNFPA, en una declaración.

Mayores riesgos para las mujeres

En todo el mundo, las mujeres enfrentan una variedad de riesgos crecientes debido a la pandemia.

Los trabajadores sanitarios de primera línea (la mayoría mujeres), por ejemplo, enfrentan un riesgo directo de enfermedad ante la COVID-19.

Sin embargo, las mujeres y las niñas fuera del sector de la salud también enfrentan graves riesgos. Aquellas que requieran servicios de salud sexual y reproductiva podrían enfrentar ansiedad por la exposición al virus mientras procuran atención, o  bien podrían abstenerse por completo de recibir atención. Otras han perdido acceso a la atención debido a las restricciones de movimiento y a la reducción de los servicios de salud.

Muchos hospitales y centros de salud informan una disminución en el número de mujeres y niñas que reciben cuidados críticos de salud sexual y reproductiva, incluso servicios prenatales, servicios de parto seguro y planificación familiar.

El UNFPA y sus asociados calculan que ese período de seis meses de considerables trastornos en los servicios de salud podría dar lugar a que 47 millones de mujeres en países de ingresos bajos y medianos se quedaran sin anticonceptivos, lo que provocaría 7 millones de embarazos no deseados adicionales. También se prevé que aumente el número de muertes maternas.

El UNFPA está trabajando para garantizar el acceso continuo a los servicios y suministros de salud reproductiva.

En Gambia, por ejemplo, donde la pandemia ha reducido el número de mujeres que solicitan atención sanitario, el UNFPA está proporcionando equipo de protección a los trabajadores sanitarios, mejorando las comunicaciones a nivel de la comunidad sobre la enfermedad, y garantizando la continuación de los programas de planificación familiar y partería.

Fatou Joof, partera del Centro de Salud de Serrekunda, apoyado por el UNFPA, en las afueras de Banjul, expresó su alivio por el hecho de que puede seguir prestando atención de salud materna mientras utiliza medidas de protección, incluidas mascarillas faciales.

"Cuando las mujeres vienen a las instalaciones, nos aseguramos de que se laven bien las manos con agua y jabón. También les damos desinfectantes para manos", dijo.

“El trabajo que hago aquí me trae mucha alegría; esto es lo que somos como parteras y eso es lo que hacemos: salvar vidas".

La pandemia de COVID-19 amenaza el acceso de las mujeres a la atención de la salud reproductiva, incluidos los servicios de planificación familiar, la atención prenatal y los servicios de parto seguro.

Entornos humanitarios

Las circunstancias son aún más angustiantes en los entornos humanitarios.

En Venezuela, se han necesitado envíos de suministros médicos para reforzar el sistema sanitario, que ya estaba en crisis antes de que estallara la pandemia.

El apoyo humanitario también era esencial para Afra Muhammad, de 19 años de edad, en Siria, que enfrentaba complicaciones del embarazo que ponían en peligro su vida en el campamento de desplazados de Rukban.

El UNFPA y la Media Luna Roja Árabe Siria organizaron un transporte de emergencia para ella, proceso que llevó dos semanas de planificación y dos semanas más de viaje. Al final, Afra llegó al Hospital de Planificación Familiar de Homs, donde dio a luz a una hija por cesárea. 

Aunque siente alivio por haber tenido un parto seguro, sigue temerosa de la COVID-19. "Estoy tan preocupada por mi bebé, especialmente durante la pandemia del coronavirus", admitió al UNFPA.

En otras partes de Siria, las mujeres informan de niveles más elevados de violencia de género, en una tendencia que se percibe en todo el mundo.

"Durante el período del toque de queda, he conocido a muchas mujeres que enfrentan la violencia de sus maridos", manifestó Ghadeer Mohammed Ibrahim Qara Bulad, Director del proyecto de Desarrollo de las Mujeres de la Asociación de Beneficencia Islámica.

Las plataformas digitales se han convertido en un medio para llegar a las mujeres vulnerables con apoyo, asesoramiento y servicios que responden a la violencia de género.

Violencia de género

El aumento de las tensiones en los hogares, exacerbado por las presiones económicas y las restricciones a la circulación, está desatando la violencia en todo el mundo. Las mujeres que se refugian en casa con sus abusadores a menudo no tienen a dónde acudir, y podría haber nuevas formas de violencia en aumento, como la violencia cibernética.

"En las redes sociales hay mucha intimidación y violencia contra las mujeres a la luz de la crisis del coronavirus", informó Bulad al UNFPA.

El UNFPA estima que seis meses de bloqueos podrían dar lugar a 31 millones de casos adicionales de violencia por motivos de género, y a otros 15 millones de casos más cada tres meses que continúe el bloqueo.

Para empeorar las cosas, el acceso a refugios y el asesoramiento en persona se ofrecen ahora de manera limitada a causa de la pandemia. El UNFPA y sus asociados están trabajando para seguir prestando servicios a los sobrevivientes siempre que sea posible, y para aumentar las operaciones a distancia, pero incluso esto puede ser difícil.

En Ucrania, los expertos dicen que los servicios telefónicos no son suficientes. "Una llamada telefónica a la línea directa de por sí puede incitar a la agresión de los socios", explicó Alona Krivuliak, que dirige una línea directa de violencia doméstica apoyada por el UNFPA.

Los consejeros están encontrando nuevas formas de trabajar, incluso a través de plataformas silenciosas, como Viber y Facebook Messenger. “Ahora algunas clientes incluso nos dicen que esta forma de trabajo es más adecuada para ellas que visitarnos, y quieren continuar de esa manera incluso después de que termine la cuarentena”, dijo la psicóloga Tetyana Franchuk.

Los programas del UNFPA también están involucrando a los hombres en la promoción de la igualdad entre los géneros.

El mundo debe redoblar todos esos esfuerzos, concluyó la Dra. Kanem: "A medida que la comunidad mundial se une en solidaridad para sobrevivir a esta pandemia, sentamos las bases para sociedades más resistentes con igualdad de género y un futuro más saludable y próspero para todas las personas".

Contenido relacionado

Noticias
Este año, Nashwa Mohamed ha adoptado un nuevo ritual de trabajo: se sienta en su escritorio, revisa su libreta, toma el teléfono y llama a las mujeres que han dejado de recibir anticonceptivos debido a la pandemia de COVID-19.
Noticias
La violencia de género ha sido un grave problema en Ucrania durante mucho tiempo.
Noticias
Aun en momentos en que la pandemia mundial de la COVID-19 altera las economías y suma tensiones en los servicios sociales y de salud, los Gobiernos y los asociados están reafirmando su compromiso inquebrantable con la salud y los derechos de las mujeres y las niñas. 

Pages

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookies policy.

X