Noticias

Uso de globos, desinfectante y brandy para prevenir embarazos

9 Julio 2018
Author: UNFPA
Uso de globos, desinfectante y brandy para prevenir embarazos
La gente todavía recurre a estrategias innecesarias y peligrosas para prevenir el embarazo. En algunos lugares, la fruta de brandy llamada Rakija todavía se usa para este propósito. © UNFPA Bosnia y Herzegovina / Armin Smailovic

NACIONES UNIDAS, Nueva York – Hace cincuenta años, los líderes mundiales reconocieron la planificación familiar como un derecho humano. Sin embargo, millones de personas continúan  sin acceso a métodos anticonceptivos seguros y confiables. UNFPA ha recopilado decenas de ejemplos de métodos ineficaces, e incluso dañinos, a los que recurren las personas para intentar prevenir embarazos y los describe en un nuevo artículo titulado, “Inseguro y poco fiable: Métodos peligrosos para la prevención del embarazo”.

Estos métodos, que a menudo se basan en rumores y mitos, entre los que se encuentran desde sustancias químicas dañinas, como desinfectantes, hasta productos para el hogar. Algunas prácticas carecen de rigor científico, como la de dar saltos después de la relación sexual.

Todos estos métodos pueden ser perjudiciales si quienes los utilizan, persuadidos  por una falsa sensación de seguridad, practican sexo sin protección.


En todo el mundo, las personas han informado que usan bolsas de plástico como una alternativa a los condones. Estos tienen un alto riesgo de rotura. © UNFPA Sri Lanka / Avindi Perera

Un derecho no ejercido

Este año, en el Día Mundial de la Población, el 11 de julio, se celebra el 50 aniversario de la Proclamación de Teherán, que proclamaba el derecho a la planificación familiar. Ese día, el UNFPA también insta a prestar atención sobre las personas que no pueden ejercer este derecho.

En los países en vías de desarrollo, se calcula que unos 214 millones de mujeres tratan de evitar el embarazo pero no usan métodos anticonceptivos modernos. De estas, 155 millones no usan ningún método de planificación familiar. Aproximadamente 59 millones usan métodos tradicionales poco fiables y que pueden conllevar riesgos.

A través de su colaboración con trabajadores de la salud, jóvenes y poblaciones vulnerables, el personal del UNFPA ha conocido de algunos métodos tradicionales y populares a los que recurren las personas, practicados en todo el mundo, tanto en países ricos como pobres.

Todos ellos son alarmantes.

La creencia de que saltar después del coito puede evitar el embarazo es generalizada, pero no tiene una base médica. © UNFPA Filipinas

Algunos consisten en ingerir o introducir en el cuerpo sustancias químicas fuertes. Por ejemplo, a veces se introduce por vía vaginal desinfectante, vinagre o zumo de limón. Estas sustancias pueden causar quemaduras, irritación y otros daños.

Algunas personas usan hierbas, como el jengibre, que no sirven para prevenir embarazos. Otras hierbas, como la ruda y el neem, se usan desde la antigüedad, pero los expertos advierten que no se conocen dosis que las hagan seguras o eficaces.

Algunas personas usan objetos, como bolsas de plástico o globos, en lugar de condones. Sin embargo, como destacaba Hemantha Senanayake, profesor de obstetricia y ginecología en Sri Lanka, país donde se observan algunos de estos métodos, “los condones están hechos con tecnología avanzada y probados de forma individual para ofrecer fiabilidad, proteger contra infecciones y prevenir embarazos”. Por otro lado, el plástico y los globos se pueden romper fácilmente.

Además, estos objetos pueden causar dolor. Al menos en un país se usa el envoltorio de plástico rígido de los helados como sustituto de los condones, lo que puede llegar a producir laceraciones genitales.

Las bolsas de plástico, utilizadas para envolver los helados  se han usado en lugar de los condones, lo que puede causar dolor, rasgaduras y abrasiones en el tejido genital y no funcionan como anticonceptivos. © UNFPA Trinidad y Tobago / Ella Gaspard

Solo uno de los métodos descritos, la lactancia, podría considerarse potencialmente como fiable, pero solo con las condiciones adecuadas y solo de forma temporal. La lactancia prolongada, un método empleado por mujeres de todo el mundo, no es un método anticonceptivo fiable.

Estos métodos ineficaces pueden tener graves consecuencias.

“Cuando mi mujer dio a luz a otro bebé un año después del primero, pensé que no deberíamos tener el tercero al año siguiente”, comentó al UNFPA un hombre mayor del oeste de Nepal. Aconsejado por un practicante de medicina tradicional, bebió cúrcuma y agua para evitar dejar embarazada a su mujer.

Él y su mujer acabaron teniendo nueve hijos, ocho de los cuales sobrevivieron. Trágicamente, dos nacieron muertos.

En Nepal, la cúrcuma se usó como un anticonceptivo masculino, pero es inútil para prevenir el embarazo. © UNFPA Nepal / Santosh Chhetri

Se precisa vigilancia

Afortunadamente, el uso de métodos anticonceptivos modernos y fiables está aumentando.

Algunas de las prácticas descritas, como el uso de cúrcuma y jabón de la ropa, se observaron por última vez hace décadas. Hay otras, como beber yodo y leche, que están desapareciendo, aunque pueden seguir practicándose en áreas remotas,, el riesgo persiste.

En lugares como Yemen, donde el conflicto ha limitado el acceso a la planificación familiar, “las mujeres están volviendo a usar en secreto métodos tradicionales” comentó al UNFPA Eltaf, una partera.

En algunos lugares, la planificación familiar está siendo incluso atacada, y se están llevando a cabo esfuerzos para limitar la educación sobre la anticoncepción o restringir la variedad y la disponibilidad de métodos eficaces. La generalización de información errónea también disuade a las personas del uso de métodos modernos y hace que recurran a prácticas inseguras. 

Cada año más personas entran en edad reproductiva. El ritmo de progreso no es suficiente para cubrir sus necesidades.

Actualmente existe un enorme déficit de financiamiento de programas internacionales de planificación familiar. Por ejemplo, el programa específico del UNFPA de acceso a los anticonceptivos, conocido como Suministros UNFPA, enfrenta un déficit de más de 700 millones de USD para su trabajo hasta 2021.

Se necesita estar alerta.

Los expertos en salud, los activistas y los responsables políticos deben tomar medidas para garantizar que todo el mundo tenga la información y los servicios de salud de salud necesarios para ejercer su derecho a una planificación familiar segura, eficaz y voluntaria.

Health experts, advocates and policymakers everywhere must take action to ensure all people have the information and health services necessary to realize their right to safe, effective and voluntary family planning.