Noticias

Las mujeres y niñas afectadas por la violencia en la República Democrática del Congo necesitan ayuda urgente

4 Septiembre 2019
Author: UNFPA
A displacement camp in the Democratic Republic of the Congo. Hundreds of thousands of people have been displaced by crises within the country. © UNFPA DRC
A displacement camp in the Democratic Republic of the Congo. Hundreds of thousands of people have been displaced by crises within the country. © UNFPA DRC

PROVINCIA DE ITURI, República Democrática del Congo - Hace varias semanas una mujer llevó a su hija Anne*, de 11 años, a un centro sanitario apoyado por el UNFPA. Su familia había sido desarraigada por el conflicto en la provincia de Ituri, y en el caos Anne fue agredida sexualmente. 

Una enfermera recibió a la niña, que estaba demasiado asustada para hablar. Con mucho tiempo y paciencia, el personal de la clínica logró que Anne se sintiera lo suficientemente cómoda para contar su historia y dar consentimiento para un examen. Una trabajadora social comenzó a ayudarla en el proceso de curación. 
Trágicamente, la experiencia de Anne está lejos de ser única. Miles de mujeres y niñas en la provincia de Ituri han sido sometidas a la violencia de género, del mismo modo que las mujeres y niñas afectadas por el conflicto en Kivu del Norte y en Kivu del Sur.

"Desde el principio del año hemos visto una escalada de diversas formas de violencia contra las mujeres y las niñas en zonas afectadas por el conflicto en Ituri, Kivu del Norte y Kivu del Sur", aseguró Sennen Hounton, representante del UNFPA en la República Democrática del Congo. 

Asimismo, la privación extrema ha aumentado el riesgo de explotación. "Las mujeres y las niñas no sólo están expuestas a la violencia sexual durante los conflictos o los desplazamientos", señaló, y paso a agregar que, "debido a la falta de oportunidades, las mujeres y niñas desplazadas están recurriendo al sexo como supervivencia para cubrir necesidades básicas, como la salud y la alimentación". 

Una trabajadora de caso toma información de jóvenes sobrevivientes de la violencia. © UNFPA RDC

En el primer semestre de 2019, unos 17.000 sobrevivientes de la violencia basada en el género han recibido apoyo de actores humanitarios en el país, incluido el UNFPA, mientras persisten grandes lagunas en el servicio en lugares críticos clave. 

Prevenir la explotación y el abuso sexuales

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCAH) estima que cientos de miles de personas han sido desplazadas por la crisis en Ituri, Kivu del Norte y Kivu del Sur. El actual brote de Ébola sólo ha exacerbado la vulnerabilidad de las mujeres y las niñas. 

El UNFPA está colaborando con sus socios para ampliar el acceso a vitales servicios de salud reproductiva, incluida la atención a sobrevivientes de violencia basada en el género, y para proteger a las mujeres y a las niñas de la explotación y el abuso sexuales.

Anne pudo recibir atención médica y psicosocial a través de los servicios financiados por el Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia de las Naciones Unidas (CERF) y prestados por el UNFPA. Entre finales de abril y finales de julio, el UNFPA logró prestar servicios de salud reproductiva a 70.000 personas, y suministrar información crítica y divulgación a otras 600.000. Estos fondos también permitirán apoyar unos 19.000 partos seguros y ampliar el acceso a anticonceptivos modernos a 17.000 mujeres en seis provincias afectadas por la crisis en el país.

Pero las necesidades siguen superando los recursos disponibles. En Kivu del Norte, por ejemplo, menos del 30 % de las zonas de salud afectadas por el Ébola están cubiertas por servicios para prevenir y responder a la violencia basada en el género, aunque esa violencia tiende a aumentar en situaciones de crisis humanitaria.

"Calculamos que la comunidad humanitaria necesita USD 91,7 millones, incluidos USD 44 millones en Kivu del Norte, Kivu del Sur e Ituri, para proteger a las mujeres y a las niñas de riesgos de violencia basada en el género y para atender a no menos de 37.500 sobrevivientes de la violencia en 2019", afirmó Noemi Dalmonte, experta del UNFPA. "Pero estamos lejos de alcanzar esta meta".

Llamado a la acción urgente

Hoy, Anne y su madre viven en un campamento para desplazados internos en Bunia. No es seguro para ellas volver a casa, pero han encontrado seguridad en un refugio temporal. Allí, Anne tiene acceso a un patio y tiene amigos. 

El UNFPA está pidiendo más apoyo para las mujeres y las niñas del país. 
"Solicito a la comunidad de donantes que active en la República Democrática del Congo los compromisos que se hicieron en la reciente conferencia de Oslo sobre Poner fin a la violencia sexual y de género en situaciones de emergencia," instó el Sr. Hounton.  "El personal de respuesta a la violencia basada en el género necesita apoyo renovado a fin de garantizar cuidados vitales y centrados en las sobrevivientes para las mujeres y las niñas al comienzo de una crisis; debemos priorizar los lugares críticos clave para salvar hoy las vidas de las mujeres congoleñas". 

El plan general de acción humanitaria en la República Democrática del Congo cuenta con apenas el 30% del financiamiento necesario. 

*Se ha cambiado el nombre por privacidad y protección

 

la República Democrática del Congo
Población : 86.7 mil
Tasa de fertilidad
5.8
Proporción de mortalidad materna
693
Tasa de prevalencia de anticonceptivos
25
Población de 10 a 24 años
32%