Noticias

Estudios muestran un alto número de COVID-19 en la esfera de los derechos en materia de salud sexual y reproductiva en todo el mundo

21 Abril 2021
Author: UNFPA
Según investigadores, los cierres de escuelas han puesto en riesgo a las y los jóvenes. En la foto, una escuela de internado apoyada por el UNFPA en Kenya; la imagen es de noviembre de 2020. © UNFPA ESARO

NACIONES UNIDAS, Nueva York – Investigadores, promotores y líderes se reunieron la semana pasada antes de la Comisión de Población y Desarrollo de las Naciones Unidas para explorar el grave costo que sigue teniendo la pandemia de COVID-19 en materia de igualdad de género y salud sexual y reproductiva en todo el mundo.

“La COVID-19 tiene un impacto desigual, complejo y devastador en los grupos que ya eran de por sí los más marginados”, aseveró la embajadora Pascale Grotenhuis, de los Países Bajos, que coorganizó el evento de manera conjunta con Canadá, México, Sudáfrica, el UNFPA y la Universidad de Rutgers. “Es terrible y preocupante ver que el progreso que hemos logrado sobre la base del trabajo conjunto y aunando nuestras acciones y recursos a lo largo de décadas ahora se ve amenazado”.

Los resultados obtenidos por expertos de las Naciones Unidas, el mundo académico, la sociedad civil, ministerios gubernamentales y otros asociados mostraron pérdidas generalizadas en el acceso a la información y los servicios de salud sexual y reproductiva, y una mayor preocupación por la violencia basada en el género.

Los resultados dibujan un panorama sombrío

Desde el comienzo de la pandemia, el UNFPA ha venido proyectando que la crisis podría reducir gravemente el acceso a servicios vitales de salud sexual y reproductiva, incluida la planificación familiar. Además, se preveía que los cierres y las perturbaciones económicas aumentaran considerablemente la incidencia de la violencia de género y de prácticas nocivas como el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina

Women sit in an outdoor information session about family planning. They wear colourful skirts, headscarfs and facemasks.
Mujeres en un punto de distribución de artículos de planificación familiar al aire libre en Malawi. La pandemia ha interrumpido el acceso de muchas mujeres a anticonceptivos y otros servicios de salud sexual y reproductiva.  © UNFPA ESARO

“Estamos en esta etapa en la que los países cuentan con pruebas tangibles e incómodas” de tales perturbaciones, afirmó la Dra. Julitta Onabanjo, Directora Regional del UNFPA en África Oriental y Meridional, quien presentó los resultados de un estudio de las Naciones Unidas dirigido por el UNFPA y ONU Mujeres que muestra graves pérdidas de ingresos en toda la región. La creciente inseguridad económica y las vulnerabilidades conexas están socavando los esfuerzos para asegurar la igualdad de género, plantea el estudio.

Aliza Singh, coordinadora de programas del Comité Beyond Beijing de Nepal, anunció los resultados de una encuesta dirigida por la Universidad de Rutgers de casi 2.700 jóvenes en Ghana, Indonesia, Kenya, Nepal, Uganda y Zimbabwe. “Más de una tercera parte de las y los jóvenes se sentían más vulnerables al acoso y el abuso sexual, físico, emocional o económico que antes de la COVID-19. Una tercera parte de las y los jóvenes no podían acceder a los servicios de planificación familiar que necesitaban”, explicó. 

“El cierre de las escuelas obstaculizó el acceso a la educación sexual integral”, añadió Brian Ssekajja, educador de pares en Salud Reproductiva de Uganda. “Las y los jóvenes contrajeron VIH, ITS y distintas enfermedades”. 

Ahora que se cuenta con cada vez más datos duros, apuntó la Dra. Onabanjo, es hora de “comenzar a cambiar a políticas y programas orientados a lo que en efecto se debe hacer”.

Health workers in face masks speak with patients at an outdoor table. They are part of a mobile clinic.
Trabajadoras de la salud prestan servicios al aire libre durante la pandemia, parte de las operaciones de clínicas móviles en Mozambique.  © UNFPA ESARO

Las mujeres y las niñas llevan la peor parte

Las mujeres y las niñas enfrentan una carga desproporcionada, explicaron las y los panelistas. 

“Hoy, en el contexto de la pandemia, hemos visto un repunte de la mortalidad materna”, señaló la Dra. Karla Berdichevsky, Directora General del Centro Nacional para la Igualdad de Género y la Salud Reproductiva de México. “Estamos observando que estas mortalidades maternas están siendo causadas por la falta de acceso a los servicios”. 

Las niñas también se quejaron de un empeoramiento del acceso a la información y los suministros de higiene menstrual debido a las disrupciones económicas, las restricciones de movilidad y el cierre de las escuelas. En algunos casos, “los padres decidieron suspender el suministro de ciertos productos básicos a las niñas, como toallas sanitarias, para obtener otros artículos esenciales, como alimentos”, informó el Sr. Ssekajja, quien se hizo eco de las conclusiones presentadas por la Sra. Singh, de Nepal. 

El cierre de las escuelas también ha dado lugar a una reducción del acceso a la información sobre salud sexual y reproductiva. En consecuencia, “informamos una serie de embarazos de adolescentes, embarazos no deseados y matrimonios infantiles”, reveló el Sr. Ssekajja. Los cierres escolares y la inseguridad económica también “expusieron a muchas niñas a la actividad sexual y a la violencia sexual a manos de oportunistas”. 

“Las estadísticas previas a la COVID ya eran sombrías”, recordó la embajadora Grotenhuis a los participantes. “Es alarmante que sólo la mitad de las mujeres puedan tomar decisiones esenciales sobre sus propios cuerpos”, dijo, refiriéndose a los datos del reciente informe sobre el Estado de la Población Mundial. “Ya nos encontrábamos en un momento de recia lucha contra la igualdad de género, los derechos en materia de salud sexual y reproductiva y la autonomía corporal… La pandemia de COVID-19 nos ha mostrado que, efectivamente, este es el momento de actuar”.

“La COVID es, en efecto, una crisis con rostro de mujer”, reiteró en la apertura de la Comisión la Directora Ejecutiva del UNFPA, Dra. Natalia Kanem. “Vemos un aumento de la violencia de género, el matrimonio infantil, el embarazo en la adolescencia, y el modo en que se erigen barreras a servicios de salud sexual y reproductiva normales y protectores”.

La oradora instó a los Estados Miembros y a los asociados a que den prioridad a los derechos de las mujeres y las niñas. “Debemos demostrar al mundo que, esta vez, el reforzamiento de las aspiraciones de las mujeres, las niñas (y, de hecho, de todas y todos) no escapará nuestras acciones”.

Contenido relacionado

Noticias
Las madres ya soportaban enormes cargas económicas, físicas, emocionales e intelectuales antes del inicio de la pandemia, pero ahora (en momentos en que se ven sometidas a presiones económicas cada vez mayores, acceso reducido a la atención médica, disminución del apoyo social y...
Noticias
Según un nuevo informe publicado por el UNFPA, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Confederación Internacional de Matronas (CIM) y sus asociados, el mundo enfrenta una escasez de unas 900.000 parteras.
Acontecimientos
Cada año, desde 1994, cuando se aprobó en el Cairo el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, la Comisión de Población y Desarrollo se ha reunido para examinar los progresos del programa en los planos nacional, regional e...

Pages

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookies policy.

X