Noticias

El censo de población entra en la era digital en Kirguistán

Kirguistán realizó recientemente su tercer censo de población y vivienda desde su independencia en 1991. Se reclutaron unas 24.000 enumeradoras, como la que se aprecia en la imagen (a la izquierda) en el valle de Suusamyr, en la región de Chuy, para llevar a cabo el conteo de la población de casi 7 millones de habitantes. @UNFPA Kirguistán/Kanat Kubatbekov
  • 20 Mayo 2022

BISHKEK, Kirguistán – Durante diez días en la primavera, 24.000 enumeradores se desplegaron por este país de Asia Central de 7 millones de habitantes para finalmente llevar a cabo el censo nacional de población y vivienda que había sido aplazado por dos años debido a la COVID-19. 

Fue el tercer censo emprendido por el país desde que declaró su independencia en 1991, y el primero realizado electrónicamente. 

“No había que llevar papel y bolígrafos”, explicó Kanat Sydykov, estudiante de 20 años en la Universidad Estatal de Kirguistán y enumerador en Kirguistán. “Es un censo que se realiza usando las yemas de los dedos de los enumeradores”.

Los enumeradores (cada uno tenía que recopilar datos de 400 personas) realizaron el trabajo mediante una aplicación móvil desarrollada por el Banco Mundial.

“Para los censos anteriores se usaban documentos en papel”, indicó Dinara Isakova, especialista de la Administración de Estadísticas de Bishkek del Comité Nacional de Estadística de la República Kirguisa. “Este proceso tomaba más tiempo, ya que cada cuestionario en papel debía codificarse, digitalizarse y sólo entonces se podían obtener los resultados”.

Un investigador habla con un residente.
Aigul Zheenbekova, enumeradora local, entrevista a un residente en la remota aldea de Ak-Ulak, en las montañas de Min-Kush, de la región de Naryn. El censo se planificó originalmente para 2020, pero fue pospuesto debido a la pandemia de COVID-19. @UNFPA Kirguistán/Kanat Kubatbekov

Datos de población fundamentales

Los datos sobre la situación social y económica, el nivel de educación de los ciudadanos, el matrimonio y las estructuras familiares, además de la composición etnolingüística de la población, que se publicarán en 2023, se transfirieron automáticamente de la aplicación a una base de datos del Comité Nacional de Estadística, que contó con la asistencia del UNFPA en materia de apoyo metodológico, capacitación, supervisión y preparación del cuestionario del censo.  

“Hay muchas cuestiones sociodemográficas que se abordan con la ayuda de los datos del censo”, añadió la Sra. Isakova. “Un ejemplo es que podemos identificar dónde es necesario construir un nuevo jardín de infancia o un nuevo hospital, y asignar el presupuesto gubernamental correspondiente”.

Las personas que viven en zonas remotas tuvieron que esperar un poco más para ser encuestadas, hasta que se derritiera la nieve que bloqueaba las carreteras. Es importante contar a cada persona, pues los datos censales, que se recopilan cada diez años aproximadamente, son vitales para la formulación de políticas, la planificación del desarrollo y la programación del bienestar social, entre otras cuestiones que contribuyen al funcionamiento de las sociedades. Si falta esa información, los gobiernos no pueden ayudar a cubrir las necesidades de personas que no saben que existen. Desde el último censo, el gobierno ha trabajado en la sensibilización de las autoridades locales para que, en esta ocasión, apoyaran activamente al personal del censo en caso de que enfrentara la renuencia de la comunidad.

“Los resultados del censo de población y vivienda son fundamentales para la toma de decisiones y políticas con base empírica”, declaró Azamat Baialinov, jefe de la oficina del UNFPA en Kirguistán. “El censo ofrece una instantánea de la sociedad y también puede utilizarse para el desarrollo de pronósticos y programas”.

 

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X