Noticias

¿Sabe dónde está su control de la natalidad? El seguimiento de los anticonceptivos mejora los servicios y las opciones de salud en Uganda

¿Sabe dónde está su control de la natalidad? El seguimiento de los anticonceptivos mejora los servicios y las opciones de salud en Uganda
DrugDash es un sistema digital que reemplazó los registros escritos para el seguimiento de suministros de anticonceptivos, eliminando así el agotamiento de existencias y el desperdicio. © Outbox
  • 19 July 2021

KAMPALA, UGANDA – Cuando Isirimu Margret quedó embarazada a los 16 años, se desvaneció su esperanza de continuar sus estudios. Abandonó la escuela, se casó con su pareja y tuvo su criatura. De ese modo, cuando surgió la oportunidad de obtener asesoramiento en planificación familiar en su centro de salud local, un programa apoyado por el UNFPA, lo tomó, y eligió un implante que duraría tres años. 

Eso significaba tiempo para establecer su familia en el distrito rural de Bukedea, donde ella y su marido cultivan productos agrícolas. Cuando estuvo lista para tener un segundo hijo, pudo tomar la decisión. Quedó embarazada poco después de que le quitaran el implante.  

“La planificación familiar ayuda a espaciar a los hijos y a mantenerlos sanos”, indicó. “También ayuda a planificar mejor en favor de los hijos, además de proveer para la familia en casa”. 

Para mujeres como la Sra. Isirimu, que viven en zonas pobres y remotas de Uganda, obtener anticonceptivos cuando los querían era impredecible. Debían dedicar tiempo precioso de atención a sus hogares y campos para viajar largas distancias hasta los centros de salud, y allí se enteraban de que no tenían existencias de su método anticonceptivo preferido.  

Las cosas están cambiando. 

Cero desperdicios y cero necesidad

En Bukedea y otros cuatro distritos de Uganda oriental y septentrional, un sistema digital iniciado por el UNFPA realiza un seguimiento de los suministros de anticonceptivos para evitar que se agoten las existencias y eliminar los desperdicios. DrugDash es una aplicación móvil y herramienta web que genera y comparte información sobre suministros en los centros de salud en tiempo real, eliminando así errores frecuentes en el laborioso sistema anterior de registro escrito. Con cifras actualizadas a mano en una tableta, las personas pueden tomar decisiones más precisas y oportunas sobre cómo redistribuir los anticonceptivos. 

“Con DrugDash, puedo ver dónde hay una necesidad incluso antes de que [los centros de salud] nos lo comuniquen. Eso no solía suceder”, explicó Bamulikulwaki Ezera, que supervisa los suministros de medicamentos del distrito de Bulamori. “El sistema ha ayudado a los administradores a supervisar su inventario y a tomar medidas basadas en datos”. 

El sistema fue el resultado de un reto mundial de innovación patrocinado por el Fondo de Innovación del UNFPA para garantizar los derechos y las opciones, parte de una iniciativa a nivel de toda la organización para prestar mejores servicios y poner fin a la necesidad insatisfecha de planificación familiar. El objetivo: resolver los problemas que impiden que el suministro constante de anticonceptivos llegue a las áreas periféricas. 

Inicialmente, DrugDash fue desplegado en 56 centros en los cinco distritos. En unos pocos meses, el 80 % había informado mejoras en el pedido y la distribución de suministros de planificación familiar. Casi el 60 % había evitado la falta de existencias o la caducación de suministros, y un mejor suministro de métodos de barrera, como los condones, estimuló un aumento del 37 % en el uso en seis meses. Finalmente, el sistema se ampliará para rastrear otros productos de salud reproductiva, como los medicamentos de salud materna. 


Michael Wanduyi, director de almacén de un centro de salud, verifica los medicamentos en existencia en Muyembe Health Centre IV, en el distrito de Bulambuli, uno de los cinco distritos ugandeses que experimentaron con la tecnología de seguimiento. © Outbox

La innovación se ocupó también de desafíos que afloraron ante el lanzamiento del sistema. Cuando los trabajadores sanitarios se sentían inseguros al utilizar dispositivos inteligentes por primera vez, los grupos WhatsApp los tranquilizaban y aumentaban el nivel de captación. Los comentarios de los usuarios informaron de la funcionalidad sin conexión para navegar incluso durante cortes de Internet y señales celulares débiles. Como quedó claro que los centros privados de atención sanitaria eran tan populares como los públicos para las mujeres que buscaban planificación familiar, se reclutaron seis para aplicar el nuevo sistema.

Prueba de concepto 

El momento fue fortuito. Organizaciones y asociados del UNFPA, como la Federación Internacional de Planificación Familiar, informaron que habían tenido que cerrar clínicas de planificación familiar en Uganda debido a la COVID-19, lo que hizo que el seguimiento y el suministro de anticonceptivos fueran más necesarios que nunca, y durante períodos de movimiento limitado debido a la pandemia, el sistema resultó crítico como medio virtual de mantener los suministros en movimiento. 

El pasado mes de agosto, el Tribunal Constitucional de Uganda emitió un fallo histórico en el sentido de que los servicios de salud materna son esenciales para el derecho a la vida, e indicó que es necesario abordar con urgencia las reservas, los suministros limitados y otras cuestiones sistémicas. Esa herramienta puede ser parte de la solución, y ahora cuenta con el respaldo del Gobierno de Uganda, que acordó acoger a DrugDash en servidores nacionales de datos en un paso hacia una replicación más amplia. 

Y es que cuando las mujeres pueden planificar sus familias, pueden planificar sus vidas y su futuro. 

 

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X