Noticias

«Los hombres ya no harán lo que quieran con ellas»: las mujeres indígenas del Brasil dicen basta a la violencia de género

Lutana Ribeiro es la única jefa de Parque das Tribos, un barrio indígena de Manaos, la capital del estado brasileño de Amazonas. ©UNFPA Brasil/Isabela Martel
  • 10 Enero 2023

MANAOS, Brasil - «Vi el cambio en las mujeres que no tenían valor, que lloraban de miedo en un rincón», explica Lutana Ribeiro desde Manaos, la capital del mayor estado del Brasil, Amazonas. 

La Sra. Ribeiro es muy conocida en su comunidad por ser una firme defensora de los derechos humanos y la única jefa de Parque das Tribos, el primer barrio indígena de Manaos que el gobierno municipal oficializó.

Miembro del grupo étnico kokama —uno de los 35 grupos étnicos de Parque das Tribos—, la Sra. Ribeiro promovió recientemente una serie de talleres del UNFPA para supervivientes de violencia de género, a los que asistieron 50 mujeres de la zona. «El primer día, hablaron pocas. A día de hoy, la mayoría ha hablado», asegura al UNFPA.

A group works together.
Las mujeres participan en los debates propuestos por un equipo del UNFPA durante el segundo día del taller. ©UNFPA Brasil/Isabela Martel

En los talleres se analizaron distintos tipos de violencia y se explicó cómo acceder a las redes locales de apoyo social y a los mecanismos de protección jurídica disponibles. Entre ellos se incluye la Ley Maria da Penha, que modificó el código penal del Brasil en 2006 para permitir no solo detener a los agresores por un acto de violencia contra una mujer o una niña, sino detenerlos si el riesgo de que lo hicieran se consideraba una amenaza para la vida de una persona.

Aumento de los índices de violencia

El estado de Amazonas, escasamente poblado y relativamente aislado en cuanto a accesos aéreos, terrestres y marítimos, enfrenta retos específicos en el acceso a los servicios públicos, incluido el apoyo a la salud sexual y reproductiva y la respuesta a la violencia de género. 

La Sra. Ribeiro indicó al UNFPA que la violencia contra las mujeres no es poco común en Parque das Tribos, donde viven unas 4.500 personas. «Por mi posición, he vivido muchas cosas. Las mujeres llaman a mi puerta pidiendo ayuda».

En 2021, al menos una persona llamó cada minuto al número de emergencias de la policía nacional en el Brasil para denunciar violencia doméstica. Entre 2016 y 2021 se detectó un aumento de la tasa de feminicidios en el país de más de un 44 por ciento: cada siete horas murió una mujer como consecuencia de un feminicidio. En el estado de Amazonas, de todas las mujeres asesinadas intencionalmente por otra persona, más de una de cada cinco fueron casos de feminicidio.

El feminicidio se define como el homicidio intencional de una mujer, motivado al menos en parte por su género. Es la forma más extrema de la violencia de género y suele estar incentivada por normas sociales dañinas, estereotipos perjudiciales y desigualdades de género peligrosas. 

La Sra. Ribeiro relata cómo desde el segundo día del taller las mujeres estaban deseosas de compartir sus experiencias entre ellas y con el equipo del UNFPA. «Después de la primera charla, muchas mujeres se sintieron más fuertes. Al día siguiente, dijeron “basta” a la violencia. Estos hombres ya no harán lo que quieran con ellas, porque ahora las mujeres están más empoderadas».

«No tenemos miedo»

La finalidad de los talleres es formar a las mujeres de las comunidades indígenas para que ayuden a difundir información que puede salvar vidas entre sus amigas, familiares y compañeras. También hubo actividades recreativas para niños para que sus madres pudieran asistir a los talleres. «La iniciativa fue muy importante para nosotras para hacernos cada vez más fuertes y contar con este apoyo a través del diálogo y la experiencia», afirma la Sra. Ribeiro.

Débora Rodrigues, responsable de la oficina del UNFPA en Manaos, declaró: «Los talleres generaron un espacio seguro para que las mujeres reflexionaran juntas sobre las distintas formas de violencia que afectan a su vida cotidiana y sobre estrategias de respuesta, que incluyen ampliar la oferta y el acceso a servicios que garanticen la protección y los derechos de toda la comunidad de Parque das Tribos».

Hand-drawn illustrations.
Los niños se unieron a un programa recreativo especial para que sus madres pudieran participar en el taller. ©UNFPA Brasil/Isabela Martel

Con el respaldo financiero de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, el UNFPA está implementando proyectos en los estados septentrionales brasileños de Amazonas y Roraima para fortalecer la capacidad local de prevención y lucha contra la violencia de género. En 2022, más de 36.000 mujeres y niñas se beneficiaron de esta iniciativa, mediante la que se aumentó el acceso a servicios como refugios y espacios seguros para las supervivientes y se promovieron talleres en los que también participaron hombres y niños. 

La Sra. Ribeiro asegura que las participantes del taller en Parque das Tribos se sintieron colectivamente fortalecidas y afirma: «Nosotras, como parte de pueblos indígenas, no tenemos miedo». 

 

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X