Noticias

La iniciativa Spotlight muestra rápido progreso en favor de que mujeres y niñas se sienten seguras

30 Septiembre 2019
Author: UNFPA
Los talleres de educación sexual integral en Jujuy crean espacios seguros para que los jóvenes hablen libremente. © UNFPA Argentina/Clara Campos

BUENOS AIRES/TEGUCIGALPA/NUEVA YORK - Como muchas adolescentes en la provincia argentina de Jujuy, Camila carecía de acceso a educación sexual integral en la escuela. Fue testigo de cómo sus compañeras enfrentaban riesgos como el embarazo adolescente y las infecciones de transmisión sexual, además de la violencia basada en el género.

No obstante, ahora afirma que conocen sus derechos y no serán presionadas a tener relaciones sexuales a menos que así lo elijan.

"Hemos aprendido que no tenemos que seguir estereotipos dictados por la sociedad. Que cada una es libre de hacer lo que quiera, seas hombre o mujer", manifestó Camila, quien es parte de los casi 300 adolescentes que participaron en un taller sobre educación sexual integral y violencia de género organizado por la Iniciativa Spotlight, el Ministerio de Educación y el Programa de educación sexual integral de la provincia de Jujuy, ejecutado por el UNFPA. El objetivo es profundizar la comprensión que tienen los jóvenes de sus propios cuerpos, su salud y sus derechos, y empoderarlos para que se opongan a la violencia contra las mujeres y las niñas.

Los talleres de crean espacios seguros para que los jóvenes hablen libremente. Cuando fluye la creatividad, el progreso es posible, aseguraron los organizadores.

"Queremos que los niños y niñas reflexionen sobre el género y sobre las perspectivas de género, además de analizar las muchas desigualdades [de género] que se producen", explica Claudia Gastiarena, coordinadora del programa en la provincia de Jujuy. "Estos espacios seguros les permiten colaborar en el análisis de cosas que les suceden que están relacionadas con la violencia de género, y pueden ser catalizadores del cambio".

Los estudiantes sopesan enfrentar la violencia 

Argentina es uno de los 25 países donde la Iniciativa de Spotlight, una importante colaboración a nivel mundial apoyada por la Unión Europea y ejecutada por organismos de las Naciones Unidas, incluido el UNFPA, está presionando para poner fin a todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas. Presentada en 2017, la Iniciativa pasó revista a sus primeros éxitos en un evento de alto nivel al margen de la 74ª Asamblea General de las Naciones Unidas, el 26 de septiembre. El evento también subrayó la necesidad de hacer inversiones para mejorar la vida de las mujeres y las niñas en todo el mundo.

"Convirtamos la violencia contra las mujeres, en todas sus formas, en cosa del pasado", instó Amina Mohamed, Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas.

Neven Mimica, Comisario de Cooperación Internacional y Desarrollo de la UE, señaló que "el único cero que en realidad importa es la tolerancia cero a la violencia basada en el género".

El curso sobre prevención de la violencia contra las mujeres es un hito para la Universidad Autónoma de Honduras. © UNFPA Honduras/Gabriela Villeda

Los primeros resultados de la Iniciativa muestran signos de progreso, tales como el exitoso cabildeo en favor del primer curso universitario en Honduras sobre prevención de la violencia contra las mujeres. 

El curso se está desarrollando con el aporte fundamental de estudiantes como Cindy Carranza, quien afirmó que "para nosotras es muy importante poder compartir nuestras experiencias, lo que hemos vivido, aquello que normalmente callamos".

En cuanto se integre oficialmente en el plan de estudios de la Universidad Autónoma de Honduras, el curso generará mayor conciencia sobre los estereotipos de género, la violencia y la necesidad de igualdad, no sólo entre las y los estudiantes, sino también entre el personal docente y administrativo, es la opinión de Xiomara Bu, consultora de la Iniciativa Spotlight.

Liberia dedica serios esfuerzos a poner fin a la violencia contra las mujeres

A pesar de los progresos realizados en la Argentina y Honduras, estos son apenas los primeros días de la Iniciativa Spotlight, y se están presentando muchas más actividades.

En Liberia, por ejemplo, se han iniciado múltiples actividades, entre las cuales figura la redacción de un manual psicosocial nacional para sobrevivientes de la violencia basada en el género, la construcción de un centro para sobrevivientes dentro de un complejo carcelario, la renovación de casas seguras, la creación de cabinas de planificación familiar y el establecimiento de albergues para refugiados.

Pero aún más importante ha sido el estímulo de la Iniciativa Spotlight para que el país suspenda temporalmente las escuelas rurales tradicionales, en que las mujeres y las niñas pueden estar sujetas a prácticas nocivas, como la mutilación genital femenina, y que se apruebe una histórica ley contra la violencia doméstica.

Williametta Piso Saydee-Tarr, ministra de Género, Infancia y Protección Social de Liberia, explicó en el evento de Nueva York que espera que el impulso se mantenga a pesar de los recientes reveses debidos a inundaciones generalizadas en todo el país. Se ha interrumpido el acceso a gran parte del país, pero la ministra aseguró que todo se reencaminará cuando empiece la temporada de sequía.

Y ese impulso debe extenderse más allá de Liberia para que la Iniciativa Spotlight tenga éxito al enfrentar los vientos en contra en la esfera política que están erosionando el movimiento mundial en favor de la igualdad de género, recalcó la Directora Ejecutiva del UNFPA, Dra. Natalia Kanem.

"Hoy más que nunca, es importante galvanizar a los pueblos del mundo, a los gobiernos y a la sociedad civil para poner fin al flagelo de la violencia contra las mujeres".