Noticias

Líderes mundiales demandan protección para mujeres y niñas afectadas por conflictos

28 Septiembre 2018
Author: UNFPA
Las mujeres y las niñas se han visto afectadas de manera desproporcionada por el conflicto en Yemen. © UNFPA Yemen / Fahmia Al-Fotih
Las mujeres y las niñas se han visto afectadas de manera desproporcionada por el conflicto en Yemen. © UNFPA Yemen / Fahmia Al-Fotih

NACIONES UNIDAS, Nueva York - Como resultado de la crisis migratoria y otras emergencias humanitarias en el mundo, las mujeres y las niñas enfrentan traumas inaceptables. Violencia de género, incluiyendo el matrimonio infantil y el embarazo forzado, la explotación y la trata a menudo empeoran durante los conflictos, amenazando la vida y el bienestar de las mujeres y las niñas en todas las regiones.

Las mujeres y los niños representan aproximadamente el 75% de las personas desplazadas por los conflictos. Alrededor del 20% son mujeres en edad fértil.

Maleka Ali estaba embarazada cuando estalló la violencia en su ciudad de Taizz, Yemen.

"Tenía miedo por la intensidad de la guerra y las explosiones", dijo al UNFPA. "Huimos de Taizz y estaba tan asustada que desarrollé asma."

El asma de la Sra. Ali también pone en riesgo a su bebé y la posibilidad de desarrollar problemas de salud.

Durante los conflictos y otras emergencias, las necesidades de salud sexual y reproductiva a menudo se pasan por alto. A medida que se interrumpen los servicios médicos, las mujeres embarazadas corren el riesgo de complicaciones que amenazan su vida. Las mujeres y las niñas ya no pueden acceder a la planificación familiar, exponiéndolas a embarazos no deseados en condiciones peligrosas.

En Yemen, alrededor de 3 millones de mujeres y niñas en edad reproductiva necesitan urgentemente protección y atención médica.

"Somos desplazados, estamos dispersos. Nuestra situación no es normal. Estamos empobrecidos. Sufrimos en todos los sentidos", dijo la Sra. Ali.

Demasiado sufrimiento

El trauma experimentado por las mujeres y las niñas durante conflictos a menudo se ve agravado por la vergüenza y el estigma.

"Esta es la razón por la cual la violencia sexual se usa tan a menudo como un arma de guerra", dijo la Directora Ejecutiva del UNFPA, Natalia Kanem, en un evento celebrado el 24 de septiembre durante la 73 sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas. "Es un arma efectiva. que destruye vidas y desbloquea los lazos que unen a las familias y las comunidades."

El evento del UNFPA, copatrocinado por Dinamarca, la Unión Europea, Sudán del Sur y Yemen, destacó la difícil situación de las mujeres y las niñas cuyas vidas han sido afectadas por los conflictos, especialmente en Sudán del sur y Yemen donde las necesidades humanitarias han aumentado.

"[La gente de] Sudán del Sur ha pasado por varias décadas de guerra", dijo el Dr. Riek Gai Kok, Ministro de Salud de Sudán del Sur. "La violencia de género se ha convertido en un lugar común [durante] los desplazamientos."

Cuatro millones de personas han sido desplazadas por el conflicto en
Sudán del Sur. Cerca del 75% son mujeres y niños.
© UNFPA/Lauren Anders Brown

Como agencia líder de las Naciones Unidas para combatir la violencia de género en emergencias, el UNFPA trabaja con el Gobierno y otros socios para apoyar a las instituciones que brindan servicios de salud sexual y reproductiva Mujeres y niñas afectadas por el conflicto.

"Los sobrevivientes necesitan apoyo a corto, mediano y largo plazo para curarse, reintegrarse en su comunidad, superar el estigma y la discriminación y reconstruir sus vidas", dijo el Dr. Kanem. "Eso es vital para la paz y el desarrollo."

En Juba, el UNFPA apoya el primer centro de intervención para sobrevivientes de violencia de género, que ofrece servicios integrales que van desde apoyo psicosocial hasta apoyo legal, todo en el mismo lugar.

Desde su creación hace unos ocho meses, el centro ha ayudado a casi 400 mujeres, niñas y niños. Los servicios legales del centro también ayudaron a procesar 32 casos de violencia de género. Dos perpetradores han sido condenados hasta la fecha.

Cumpliendo compromisos

Al destacar la necesidad de intensificar y replicar tales servicios, los líderes mundiales instaron a la comunidad internacional a renovar su compromiso de proteger los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y las niñas en Sudán del Sur, Yemen y otros lugares.

Los líderes que se reunieron en un evento paralelo en la 73 sesión de la
Asamblea General de las Naciones Unidas piden la protección de los
derechos sexuales y reproductivos de mujeres y niñas durante los
conflictos. ​​​​​​© UNFPA/Usenabasi Esiet

"Es una ayuda vital. Se trata de ayudar a las mujeres y las niñas a reclamar el derecho fundamental y a tomar decisiones por sus propios cuerpos", dijo Ulla Tørnæs, ministra danesa de Cooperación para el Desarrollo. 

El Gobierno de Dinamarca y la Unión Europea han ofrecido algo más que palabras. También se comprometieron a financiar los esfuerzos de respuesta humanitaria en Sudán del Sur y Yemen que se dirigen a los más vulnerables, incluidas las mujeres y las niñas.

"Debemos mantener la promesa de respetar los derechos humanos básicos en situaciones de crisis", dijo la Princesa María de Dinamarca. "Si mantenemos nuestras promesas, las mujeres pueden ser la clave del cambio."