Noticias

Con fondos de emergencia para la planificación familiar, un rayo de esperanza en medio de la crisis

Con fondos de emergencia para la planificación familiar, un rayo de esperanza en medio de la crisis
Christabel Mwena, de 18 años, jugando con su hija en Mtendere, Zambia. © UNFPA
  • 27 September 2021

MTENDERE, Zambia – Como estudiante de secundaria, Christabel Mwewa siempre había sido ambiciosa y sociable. Le encantaba aprender, particularmente historia, y hacía amigas y amigos con facilidad. Todo cambió cuando, a los 16 años, se enteró de que estaba embarazada. De repente la adolescente estudiosa se sintió estigmatizada. Era como si nadie viera que tuviera un futuro.

“Después de enterarme de que estaba embarazada, la gente de mi comunidad pensó que dejaría la escuela, y se difundieron rumores sobre que, como ahora tengo un hijo, no regresaré a la escuela”, dijo. 

Su situación es demasiado común en Zambia, que tiene una de las más altas tasas de embarazo en adolescentes del mundo. Las adolescentes embarazadas a menudo abandonan la escuela y pueden ser sometidas a prácticas nocivas como el matrimonio infantil, a medida que disminuyen sus perspectivas.

No obstante, Christabel fue afortunada: con el apoyo del UNFPA pudo regresar a la escuela después de tener a su bebé. Si bien le emocionaba volver a reunirse con sus compañeras y compañeros, también estaba ansiosa e incómoda por cómo sería vista por sus maestros y la comunidad escolar. 

“Pensé que la gente me desdeñaría por haber tenido un bebé”, dijo Christabel,

pero perseveró. Christabel tiene ahora 18 años y sigue en la escuela además de que sueña con practicar derecho para ayudar a otras personas y apoyar la educación de su hijo. 

Ya no está preocupada por otro embarazo no planificado que complique esos planes. Con el apoyo de la Asociación con UNFPA Supplies, el programa insignia de planificación familiar del UNFPA, Christabel pudo acceder a un método anticonceptivo de larga duración para asegurar que otro embarazo no planificado no le impidiera alcanzar sus objetivos.

Christabel Mwewa from Zambia shares her story of pregnancy at 16

Un déficit sin precedentes 

La Asociación con UNFPA Supplies es el único programa de las Naciones Unidas dedicado a la planificación familiar, y el mayor proveedor mundial de anticonceptivos donados.  Pero estos esfuerzos se encuentran actualmente en peligro. La COVID-19 ha dado lugar a una reducción del espacio fiscal para la salud reproductiva. Más de un tercio de los países sufre trastornos relacionados con la pandemia en la planificación de la familia, la salud reproductiva, la nutrición y la atención relacionada con el embarazo. 

Según las estimaciones del UNFPA y sus asociados, en 2020 unos 12 millones de mujeres y niñas adolescentes perdieron el acceso a los servicios de planificación familiar, lo que llevó a 1,4 millones de embarazos no planificados. La pérdida de acceso a los productos y servicios anticonceptivos y las interrupciones de la cadena de suministro siguen en curso en 2021, a medida que los países luchan por contener nuevos brotes. 

En medio de estos desafíos, la Asociación con UNFPA Supplies enfrenta un déficit de financiación sin precedentes de USD 150 millones para 2021-2022.  

Financiación de emergencia

Hay mucho en juego. Para garantizar que las mujeres y las niñas sigan recibiendo los anticonceptivos y otros medicamentos de salud reproductiva que necesitan en este momento, la Fundación Bill & Melinda Gates, la Fundación del Fondo de Inversiones para la Infancia y otro donante privado han anunciado hasta USD 50 millones de financiación remedial de emergencia para la Asociación con UNFPA Supplies.

Esta financiación es una inversión única para mitigar el déficit presupuestario inmediato para 2022, pero aún se necesita apoyo a largo plazo. 

Si se financia plenamente para los próximos cuatro años (2022–2025), el programa de suministros del UNFPA también puede fortalecer los sistemas de salud para reducir la necesidad insatisfecha de planificación familiar, lo que ayudaría a prevenir alrededor de 1,1 millones de muertes maternas e infantiles, 53 millones de embarazos no planificados y 1,7 millones de abortos inseguros, según las estimaciones. 

Una Asociación con UNFPA Supplies plenamente financiada significa que Christabel (y muchas jóvenes en circunstancias similares) nunca tendrán que preguntarse si su método de elección estará disponible cuando lo necesiten. 

“Me alegro de tener control sobre cuándo puedo tener hijos porque puedo terminar mi educación y encontrar un trabajo, y podré proveer lo que mi hijo necesite”, manifestó al UNFPA.

 

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X