Al acercarse la Cumbre de Nairobi, es hora de pasar de las palabras a la acción sobre los compromisos

26 Septiembre 2019
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Saitoti Torome, Secretario Principal del Departamento Estatal de Planificación de la Tesorería Nacional de Kenya; Dra. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del UNFPA; y Rasmus Prehn, ministro de Cooperación para el Desarrollo de Dinamarca. © UNFPA/Usenabasi Usiet
De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Saitoti Torome, Secretario Principal del Departamento Estatal de Planificación de la Tesorería Nacional de Kenya; Dra. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del UNFPA; y Rasmus Prehn, ministro de Cooperación para e

NACIONES UNIDAS, Nueva York - A solo seis semanas de la Cumbre de Nairobi sobre la CIPD25, ha llegado la hora en que todos los asociados deben garantizar un firme compromiso para cumplir la promesa de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD) de 1994, y asegurarse de que se cumpla la labor antes de la fecha límite de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en 2030.

"Por favor, háganlo posible en el curso de mi vida. No quiero tener que ir a la CIPD50", fue el ruego manifestado por la Dra. Lina Abirafeh, Directora Ejecutiva del Instituto Árabe de la Mujer, de la Universidad Libanesa-Americana, el 26 de septiembre durante  Join Us on the Road to Nairobi (Únansenos en la ruta hacia Nairobi), un evento organizado por el UNFPA, Kenya y Dinamarca, al margen de la 74ª Asamblea General de las Naciones Unidas, para insuflar nueva vida al programa de la CIPD con miras a la Cumbre de Nairobi.

Rasmus Prehn, ministro de Cooperación para el Desarrollo de Dinamarca, estuvo de acuerdo. "Hemos hablado lo suficiente. Es tiempo de actuar", admitió, destacando el sentido de urgencia necesario para garantizar los derechos sexuales y reproductivos y las opciones de todas y todos antes de la fecha límite de los ODS.

"No podemos lograr los ODS sin primero hacer realidad la agenda de El Cairo", agregó la Dr. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del UNFPA, quien fue delegada a la Conferencia de 1994.

En efecto, pasar de las palabras a la acción es hoy más crítico que nunca. El movimiento mundial en favor de la salud y los derechos sexuales y reproductivos es objeto de ataques.

Vivimos "tiempos difíciles" para las mujeres y las niñas, tiempos en que "soplan vientos" contrarios a los logros de la CIPD, obtenidos haciendo frente a grandes dificultades, destacó Katja Iversen, Directora General de Women Deliver, pero "no retrocederemos" en la lucha por la consecución de derechos y opciones para todas y todos.

Los jóvenes son "aceleradores" del progreso de la CIPD

Los jóvenes simplemente no admiten más demoras. Para asegurar el progreso, los jóvenes han dejado claro que exigen una voz y un puesto en la mesa de negociaciones en Nairobi.

"Queremos ser parte del debate y de la solución", afirmó Valeria Guerrero, líder juvenil ecuatoriana de SheDecides 25x25. 

La Dra. Kanem señaló que los jóvenes son los verdaderos "aceleradores" del progreso de la CIPD; debemos reconocerlos como tales cumpliendo lo que les prometimos en El Cairo. La Dra. Kanem rememoró las palabras de las niñas de una escuela que visitó recientemente en Níger: "me dijeron (que les dijera a los dirigentes africanos) que quieren permanecer en la escuela. Que no desean casarse temprano. Que quieren que invirtamos en sus sueños".

El UNFPA está coorganizando la Cumbre de Nairobi junto con los gobiernos de Kenya y Dinamarca. En el evento del 26 de septiembre, los gobiernos de Noruega, Finlandia, Suecia e Irlanda anunciaron nuevas contribuciones por un total de USD 2,2 millones para financiar la Cumbre de Nairobi, que tendrá lugar los días 12 al 14 de noviembre en la capital de Kenya.

Para el país anfitrión, el objetivo de la Cumbre de Nairobi es asegurar los compromisos necesarios para que la juventud de hoy disfrute del mundo que imaginamos, en palabras de Saitoti Torome, Secretario Principal del Departamento Estatal de Planificación de la Tesorería Nacional de Kenya.

"Me imagino un mundo en que haya cero necesidades de planificación familiar insatisfechas, cero muertes maternas prevenibles y cero violencia basada en el género y prácticas nocivas".