Noticias

Una aplicación de transporte proporciona anticonceptivos a domicilio a los usuarios

17 Julio 2020
Author: UNFPA
La aplicación de taxi y envíos SafeBoda puede usarse ahora para pedir suministros esenciales de salud reproductiva. © SafeBoda

KAMPALA, Uganda – Cuando Betty Nagadya camina por el centro comercial camino a casa, canta una canción en el idioma local de Luganda: “SafeBoda, SafeBoda, ¿para qué un casco?” dice la canción. "Para quienes tienen fríos, les tengo un abrigo", pero su canción no es sobre la ropa, sino sobre preservativos.

La Sra. Nagadya es voluntaria del equipo de salud de la aldea. Distribuye preservativos en su comunidad en colaboración con la empresa de taxis motorizados SafeBoda, como parte de la respuesta a la pandemia de COVID-19.

Bajo el cierre ugandés por la COVID-19, los anticonceptivos y otros suministros de salud reproductiva —como las pruebas del VIH, las pruebas de embarazo y los kits de madres, que contienen suministros para un parto limpio y seguro— han empezado a escasear. No obstante, ahora estos artículos se pueden pedir a través de la popular aplicación de transporte SafeBoda, y se entregan directamente en la puerta de la persona que los pida.

Con su canción, la Sra. Nagadya ayuda a crear conciencia sobre este nuevo servicio, y su apertura invita a los miembros de la comunidad a hacer preguntas. Muchos las hacen, especialmente los jóvenes.

A SafeBoda driver delivers reproductive health commodities.
Un conductor de SafeBoda entrega productos de salud reproductiva a un
miembro del equipo de salud de la comunidad. © Uplift Foundation Uganda

"Muchos siguen hablando con timidez sobre el uso de preservativos", aclaró, "pero cuando canto mi canción, entienden lo que quiero decir, así que se me acercan y hacen preguntas. Les enseño a usar preservativos y se los doy. También voy a casas donde sé que hay gente que puede necesitar preservativos", afirmó.

Aplicación de transporte al rescate

Incluso antes de la pandemia, había que ampliar el acceso a los servicios y suministros de salud sexual y reproductiva. Como ejemplo, según informes recientes, un 19 % de las mujeres en Uganda desean prevenir o retrasar el embarazo, pero no utilizan un método anticonceptivo.

El brote de COVID-19 no ha hecho más que agravar la situación. Las interrupciones en las cadenas de suministro y las restricciones al transporte han limitado la disponibilidad de una amplia gama de suministros esenciales de salud reproductiva.

En respuesta, el UNFPA, junto con funcionarios de salud, Marie Stopes y SafeBoda, con el apoyo financiero de la Embajada de Suecia en Uganda, crearon una tienda electrónica donde las personas pueden pedir los productos que necesiten. Al hacer que la tienda electrónica funcionara a través de la ampliamente utilizada aplicación SafeBoda, los organizadores lograron llegar a una amplia base de usuarios.

Cuando un usuario solicita un artículo, la aplicación identifica la farmacia más cercana que tenga el artículo en un radio de 7 kilómetros. Un conductor de SafeBoda recoge el elemento y lo entrega al usuario.

Los conductores de SafeBoda también entregan productos reproductivos a los centros de salud locales, donde miembros del equipo de salud, como la Sra. Nagadya, los recogen para su distribución, ayudando así a llenar las lagunas en la cadena de suministro.

La mayoría de los artículos de salud reproductiva de la tienda electrónica están subvencionados y son baratos. También se pueden pedir preservativos gratuitos proporcionados por el Gobierno. Se han eliminado todos los gastos de entrega durante el periodo de la pandemia. El servicio continuará después de la pandemia de COVID-19 con una tarifa nominal de entrega, y por el momento funciona en los populosos distritos de Kampala y Wakiso.

A SafeBoda driver prepares to drive away on a motorcycle carrying four large boxes of reproductive health cargo.
Un conductor de SafeBoda haciendo un envío de preservativos.
© AIDS Information Center Uganda

Repensar los servicios para los jóvenes

Los usuarios de la aplicación SafeBoda dicen que este nuevo servicio es importante, “especialmente [porque son] cosas que tememos ordenar en el mostrador [de una tienda]”, reveló Flora Peace, de Nansana. "Estoy segura de que la mayoría de las personas está entusiasmada con esto".

Muchos conductores también están contentos con esta nueva opción.

Moses Okanya, conductor de SafeBoda de 25 años, ha estado entregando cajas de preservativos en el Hospital St. Francis en Kakiri, y admite que esta nueva responsabilidad es gratificante.

“Siento que he jugado un papel [importante] en la protección de los jóvenes como yo, porque si el hospital no tiene preservativos, los jóvenes correrán riesgos. Me enorgullece poner preservativos a su disposición”, concluyó.

El Sr. Okanya toma precauciones para prevenir la propagación de la COVID-19 mientras trabaja al usar diligentemente una mascarilla y desinfectante para las manos. Al mismo tiempo, quiere asegurarse de que la crisis de la COVID-19 no lleve al abandono de las otras necesidades de salud de las personas. “Podemos poner más énfasis en la COVID-19, y sin embargo perder personas a causa de otras enfermedades que ya estaban allí”, reflexionó.

Este es el momento de considerar nuevas soluciones para problemas de larga data, indicó Alain Sibenaler, representante del UNFPA en Uganda.

"Hemos tenido que reformular la respuesta y ser más innovadores para llegar a los jóvenes y a las mujeres con información y servicios relacionados con la salud sexual y reproductiva", afirmó.

                                                                                          – Martha Songa, Cedric Muhebwa y Rakiya Abby-Farrah

Uganda
Población : 45.7 mil
Tasa de fertilidad
4.7
Proporción de mortalidad materna
375
Tasa de prevalencia de anticonceptivos
34
Población de 10 a 24 años
34.5%

Contenido relacionado

Noticias
El impacto mundial de la pandemia de la COVID-19 ha sido asombroso: ha muerto más de un millón de personas y más de 35 millones de personas han sido infectadas, pero el impacto total sobre la salud ha sido mucho mayor.
Noticias
Mahgul* recuerda vívidamente el día en que se comprometió para casarse.
Noticias
En Siria, las comunidades sufren bajo el peso de la prolongada guerra, la escalada de la crisis económica y la pandemia de COVID-19. Más de 11 millones de personas en todo el país necesitan apoyo humanitario.

Pages