Noticias

Proteger a las parteras en el frente de la respuesta al ébola

22 Febrero 2020
Author: UNFPA
Simulación de un parto en una situación de prevención y control de infecciones realizada en un entorno sensible al virus del ébola. © UNFPA RDC
Simulación de un parto en una situación de prevención y control de infecciones realizada en un entorno sensible al virus del ébola. © UNFPA RDC

PROVINCIAS DE KIVU DEL NORTE E ITURI, República Democrática del Congo – La República Democrática del Congo sigue siendo presa de la segunda mayor epidemia de ébola jamás registrada, a pesar de la disminución de la incidencia de casos. Desde que se declarara el brote, el 1º de agosto de 2018, se han registrado más de 3.300 casos confirmados y por encima de 2.200 muertes. 

"La epidemia del virus del ébola no perdona a nadie", afirmó el profesor Steve Ahuka, coordinador general de la respuesta al ébola.

Parteras supervisoras realizan una inspección del protocolo de admisión a una unidad de maternidad en riesgo de enfermedad del virus del ébola. © UNFPA RDC

Entre las personas en mayor riesgo se cuentan los trabajadores de la salud, que ponen sus vidas en peligro para prestar asistencia a los demás. Los trabajadores de la salud constituyen alrededor del 5 % de los casos de ébola, según estimaciones de julio.

El personal en entornos de salud reproductiva enfrenta riesgos especialmente elevados. "La atención obstétrica y, más concretamente, el parto, un acto que consiste en dar nueva vida, conllevan un riesgo muy alto de contaminación con el virus a través de los fluidos biológicos", explicó la Dra. Monique Kapamba, experta nacional en salud reproductiva.

"Las mujeres embarazadas y lactantes, así como el personal de salud que trabaja en las maternidades, necesitan protección", recalcó el Dr. Ahuka.

El UNFPA está trabajando en conjunto con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud Pública para fortalecer las medidas de prevención y control de infecciones en los centros de salud reproductiva en las zonas afectadas por el ébola.

Dar vida a la sombra del ébola

El Dr. Polycarpe Takou informa a ginecólogos, obstetras y parteras sobre prevención y control de infecciones en Butembo. © UNFPA RDC

Las necesidades de las mujeres embarazadas han sido desatendidas en anteriores respuestas al ébola, según indican los análisis. El fortalecimiento de las medidas de prevención y control de infecciones en el ámbito de la salud reproductiva contribuirá a asegurar que los trabajadores de salud pueden cubrir las necesidades de todas las mujeres, independientemente de si se trata de exámenes ginecológicos, consultas prenatales, la vigilancia del parto, el propio trabajo de parto o la atención posparto.

Las medidas de prevención y control de infecciones incluyen el uso de máscaras, guantes, batas y gafas, la esterilización de los equipos y el uso rutinario de desinfectante, así como la habilitación de espacios para el aislamiento de las pacientes o el personal del que se sospeche que haya sido alcanzado por el virus.

El UNFPA, la OMS y el Ministerio de Salud están ofreciendo formación en medidas de prevención y control de infecciones a 400 parteras en más de 300 instalaciones de salud.

"Es urgente y sumamente importante reforzar las medidas preventivas en las maternidades de los hospitales situados en zonas de riesgo", manifestó la Dra. Kapamba, quien encabeza el equipo de formadores en partería que están llevando a cabo esta labor en las provincias de Ituri y Kivu del Norte. 

Supervisión por pares

Además, el programa está desplegando puntos focales de prevención y control de infecciones en los centros de salud para que supervisen el modo en que se están aplicando las medidas de prevención y control de infecciones. "La supervisión de las actividades de prevención y control de infecciones en las maternidades es crucial", agregó la Dra. Kapamba.

La desinfección rutinaria y la eliminación adecuada de los desechos médicos
son componentes clave de la prevención y control de infecciones. © UNFPA RDC

Since Desde octubre del año pasado, los equipos de supervisores de obstetricia han estado recorriendo las zonas de alto riesgo en Ituri y Kivu del Norte. Los equipos, contratados por el UNFPA, supervisan los partos y otros servicios de salud reproductiva para asegurar que sus compañeros no corran riesgo de infección por el ébola.

El monitoreo por pares está ayudando a garantizar que los estándares de prevención y control de infecciones sean los adecuados después que terminen las sesiones de formación. "La iniciativa apunta a asegurar que la aplicación de medidas preventivas se convierta en un acto reflejo", aclaró el Dr. Polycarpe Takou, coordinador de la ayuda humanitaria del UNFPA para la respuesta al ébola. 

"Además de la formación y supervisión relacionadas, el UNFPA proporciona a las maternidades equipo indispensable para garantizar la plena aplicación de las medidas de prevención y control de infecciones y convertirlas en lugares libres de ébola", concluyó el Dr. Takou.

                                                                                                                                       – Theophane Patinvoh

Contenido relacionado

Noticias
Alrededor del mundo, mientras los Gobiernos aplican bloqueos y restricciones de movimiento, los centros de mujeres y los espacios seguros están cerrando sus puertas.
Noticias
Mientras la pandemia COVID-19 hace estragos en todo el mundo, las autoridades no deben perder de vista la vulnerabilidad de las mujeres y las niñas.
Recursos
Los brotes de enfermedades afectan a las mujeres y los hombres de manera diferente, y las pandemias exacerban las desigualdades existentes entre las mujeres y las niñas, lo mismo que la discriminación en contra de otros grupos marginados como las personas con discapacidad y aquel

Pages