Noticias

Mujeres jóvenes y embarazadas en Jamaica que siguen asistiendo a la escuela

10 Agosto 2010
Author: UNFPA
La madre de Kazan ofrece apoyo a Kazan y a su bebé Shakira. Foto: UNFPA/Jamaica

KINGSTON, Jamaica — Antoinette Sykes, de 28 años, está contenta de tener un empleo que le permite marcar una diferencia en la vida de las niñas. Sin embargo, hubo una época en la que Antoinette no tuvo una vida tan fácil. A los 15 años, cuando todavía asistía a la escuela, se quedó embarazada.

"Solo podía pensar en cuánto se atrasarían las cosas en mi vida... mi futuro. No podía evitar tener ese pensamiento negativo", recuerda Antoinette.

En Jamaica, la consecuencia inmediata del embarazo en la adolescencia es la expulsión de la escuela. Además, una niña embarazada puede sufrir el abandono y el aislamiento por parte de su familia y compañeros. Antoinette se considera una chica con suerte porque, en los días de angustia que vivió, su orientador en la escuela le habló de la Fundación Centro de Mujeres de Jamaica. El Centro de Mujeres es una iniciativa del Gobierno que ofrece educación permanente, asesoramiento y formación profesional a niñas de hasta 17 años que se han quedado embarazadas cuando todavía están yendo a la escuela.

Antoinette ayuda a adolescentes embarazadas en su puesto de trabajo. Foto: Foto: UNFPA/Jamaica

Aprender a ser una mejor mamá

"El Centro de Mujeres realmente significó mucho para mí. Allí nos enseñan los cuidados que necesita un bebé... a cómo cuidarnos nosotras mismas y, básicamente, a cómo ser una mejor mamá para tu bebé", comenta Antoinette.

Sus padres, aunque en un principio se decepcionaron al enterarse de su embarazo siendo aún tan joven, la apoyaron durante este difícil período. Gracias a ello, Antoinette pudo continuar sus estudios de secundaria en el Centro de Mujeres durante su embarazo. Y después de dar a luz, volvió al sistema de educación académica.

En la actualidad, Antoinette trabaja en el Centro de Mujeres como secretaria superior, donde comparte su historia con las nuevas jóvenes que acuden en busca de ayuda y respaldo. Las jóvenes a menudo llegan al Centro asustadas y desmoralizadas; sin embargo, el hecho de hablar con Antoinette y que esta les cuente su experiencia las ayuda a recuperar la confianza en sí mismas y aumentar su autoestima.

"Va a ser duro", les anuncia Antoinette. "La gente os va a criticar y a mirar despectivamente. ¿Sois conscientes del bebé que lleváis dentro? Empezad a quererlo. Mi hijo es toda mi vida", les dice.

A través de su red de centros principales y de extensión que se encuentran repartidos por toda la isla, la Fundación Centro de Mujeres de Jamaica ayuda cada año a más de 1000 madres adolescentes.

Muchas adolescentes embarazas carecen del respaldo de sus padres

A la Directora Ejecutiva, Beryl Weir, le preocupa la falta de respaldo paterno que sufren algunas de estas adolescentes en un momento de sus vidas en que se encuentran muy vulnerables tanto desde el punto de vista emocional como económico. Según comenta, durante el período 2008-2009, 206 de las 1607 adolescentes que se registraron en nuestros centros no finalizaron el programa, principalmente debido a la falta de apoyo.

"Algunos padres creen verdaderamente que sus responsabilidades finalizan con el embarazo de sus hijas", observa la Sra. Weir. "Este pensamiento niega todos nuestros esfuerzos por mejorar la calidad de vida de las madres adolescentes y sus bebés, ya que, si no están dentro del programa, no podemos ayudarlas a que regresen al sistema académico después de haber tenido a sus hijos".

La Directora Ejecutiva de la Fundación Centro de Mujeres de Jamaica, Beryl Weir (sentada), es informada por Antoinette Sykes (de pie) en el Centro de Kingston, Jamaica. Foto: Foto: UNFPA/Jamaica

Hernando Agudelo, Director Adjunto de la Oficina Subregional del UNFPA para el Caribe, afirma que evitar los embarazos en la adolescencia constituye una prioridad máxima; sin embargo, transmitir mensajes sobre salud sexual y reproductiva a los jóvenes y los padres se convierte en una tarea ardua y a veces controvertida.

"Algunas veces se producen malentendidos", explica. "Creen que en las escuelas se les va a enseñar a cómo tener relaciones sexuales, y no se trata de eso, sino de enseñarles a ser responsables con su sexualidad".

En Jamaica, una sociedad con profundas convicciones religiosas dominadas por el cristianismo bajo diferentes denominaciones, la edad legal a la que una joven puede mantener relaciones sexuales consentidas se establece a los 16 años; sin embargo, hasta que no tenga los 18, necesita del consentimiento paterno para acceder a los servicios médicos. Las directrices de la política de salud reproductiva autorizan a los profesionales sanitarios a ofrecer asesoramiento y a informar acerca de los diferentes métodos de anticoncepción y de cómo tratar a los menores de edad, buscando siempre el mejor interés del menor. No obstante, la mezcolanza de mensajes, unida a los valores personales y religiosos de algunos profesionales sanitarios, tiene como resultado cierta reticencia a la hora de brindar acceso a los adolescentes a los servicios voluntarios de planificación familiar y salud reproductiva.

Descenso de los embarazos en la adolescencia

La última encuesta sobre salud reproductiva (Jamaica 2008) revela un alentador descenso del 8,8% en la fecundidad entre los adolescentes. Entre 2002 y 2008, la fecundidad descendió de 79 a 72 nacimientos por cada 1000 mujeres jóvenes (15-19 años). En el período 2008-2009 también se observó una importante caída en el número de nacimientos entre las más jóvenes. El descenso de la fecundidad entre los adolescentes se atribuye al retraso en la edad de inicio de las relaciones sexuales, así como al mayor número de niñas adolescentes que hacen uso de métodos anticonceptivos. Los funcionarios del Ministerio de Salud, aunque alentados por este descenso, siguen manifestando cierta preocupación.

"El hecho de que sigan produciéndose embarazos no planificados a una edad prematura indica que una gran proporción de adolescentes no adoptan medidas de precaución para evitar el contagio del VIH y otras infecciones de transmisión sexual", comenta la Dra. Eva Lewis-Fuller, Directora de Promoción y Protección Sanitaria del Ministerio de Salud de Jamaica.

"Nos preocupa también que las niñas que se quedan embarazadas a una edad prematura tengan que interrumpir su escolarización y el logro de sus objetivos individuales", añade.

El UNFPA está trabajando con el Ministerio de Educación en un programa para sensibilizar a los alumnos de secundaria en torno a la salud sexual y reproductiva. El plan de estudios incluye un manual respaldado y financiado por el UNFPA sobre salud reproductiva y los derechos de los adolescentes y los jóvenes, Tú, tu vida y tus sueños: un manual para gente joven. El manual aclara los mitos y las erróneas percepciones que se tienen en torno a temas normalmente considerados tabú.

 

 
Una hoja de ruta para gozar de mejor salud durante la adolescencia
 

En la actualidad, el Gobierno está desarrollando un Plan Estratégico de Adolescencia que sirva para marcar las pautas de la respuesta nacional a la salud y el desarrollo durante la adolescencia y la preadolescencia. Este plan pretende ser una hoja de ruta gracias a la cual todos los jóvenes jamaicanos gocen de mejor salud durante esta etapa de su vida. Se trata de una iniciativa que está respaldada por el UNFPA.

A la vez que se intensifican las acciones para reducir la incidencia del embarazo en la adolescencia, el UNFPA sigue apoyando el trabajo de la Fundación Centro de Mujeres de Jamaica para garantizar que las niñas que se quedan embarazadas tengan acceso a los servicios necesarios y de esa forma puedan mitigar los efectos de un embarazo precoz en sus oportunidades a nivel educativo, económico y social.

Los padres también requieren apoyo

Kazan, de 16 años, es el padre de una niña de 8 meses, Shakira. Asegura que no sabía nada sobre métodos de protección cuando él y su novia Nathalie, de 14 años, comenzaron a tener relaciones sexuales.

"En realidad, en ningún momento fui consciente de lo que estaba pasando; lo supe después. Por eso no podría haber hecho nada al respecto", argumenta.

Cuando Kazan se enteró de que pronto sería padre, sus padres no tardaron en aconsejarle. "Se sentaron conmigo para hablar y me dijeron: ‘Mira, Kazan, pronto vas a tener un hijo y has de asumir tus responsabilidades. Tienes que actuar como un hombre y crearte tu propio destino’. Así que desde ese momento miré en mi interior y me propuse actuar como un hombre", recuerda.

Los padres de Nathalie, en cambio, no fueron tan indulgentes. Se disgustaron al ser ella su única hija. En ese transcurso, a Kazan empezaron a torcérsele mucho las cosas. Tiene muchas dificultades para compatibilizar la asistencia a la escuela y sus nuevas responsabilidades como padre. Aconseja a otros jóvenes que no cometan el mismo error que él cometió. "Me gustaría decir a todos los chicos que utilicen el preservativo. Y la abstinencia tiene sentido, porque convertirte en padre a una edad tan joven no es fácil en nuestra sociedad", admite.

Kazan acude todas las semanas al Centro de Mujeres, donde recibe asesoramiento sobre temas relacionados con la salud sexual y reproductiva. Allí también se le motiva para que se centre en su desarrollo personal y ofrezca apoyo tanto económico como moral a la madre de su hijo y a este.

La tendencia positiva que arrojó la última encuesta de salud reproductiva revela que el planteamiento adoptado para abordar el problema del embarazo en la adolescencia está dando sus frutos. Sin embargo, según el Ministerio de Salud, aún queda mucho trabajo por hacer para que los jóvenes reciban todos los mensajes necesarios acerca de la salud sexual y reproductiva.

Mientras tanto, el Centro de Mujeres sigue actuando de mecanismo pionero en la conformación de políticas y actitudes en torno al embarazo en la adolescencia en Jamaica gracias a la promoción de un enfoque holístico para dar respuesta a los problemas asociados a los embarazos no deseados, a través del cual brinda su ayuda a las personas afectadas para que puedan continuar con sus estudios y perseguir otros objetivos de desarrollo económico y social.

Jamaica
Población : 3 mil
Tasa de fertilidad
2
Proporción de mortalidad materna
80
Tasa de prevalencia de anticonceptivos
41
Población de 10 a 24 años
24.6%
Youth secondary school enrollment
Niños 72%
Niñas 76%

Contenido relacionado

Noticias
Unos 118 camiones trajeron asistencia vital a los precarios asentamientos, donde más de 40 000 personas se encuentran abandonadas en el desierto.
Recursos
Información dirigida a mujeres y personas jóvenes con discapacidad
Publicaciones

Mujeres y jóvenes con discapacidad: Directrices para prestar servicios basados en derechos y con perspectiva de género para abordar la violencia basada en género y la salud y los derechos sexuales y reproductivos pretende proporcionar directrices prácticas y concretas para ha

Pages