Noticias

Incluso en medio de una pandemia, los Gobiernos y los defensores manifiestan su apoyo a la salud y los derechos sexuales y reproductivos

12 Noviembre 2020
Author: UNFPA
Los gobiernos donantes ya están cumpliendo sustancialmente los compromisos que asumieron el año pasado en la Cumbre de Nairobi. © Cumbre de Nairobi sobre la CIPD25

NACIONES UNIDAS, Nueva York – Aun en momentos en que la pandemia mundial de la COVID-19 altera las economías y suma tensiones en los servicios sociales y de salud, los Gobiernos y los asociados están reafirmando su compromiso inquebrantable con la salud y los derechos de las mujeres y las niñas. 

Hace un año, en la histórica Cumbre de Nairobi sobre la ICPD25, más de 8.000 delegados de 170 países (en representación de Gobiernos, universidades, la sociedad civil, socios corporativos y otros asociados) asumieron más de 1.250 compromisos en apoyo a la salud y los derechos sexuales y reproductivos. 

Las promesas se centraron en la financiación o ejecución de programas para lograr cero muertes maternas prevenibles, cero necesidades insatisfechas de anticoncepción y cero violencia basada en el género y prácticas nocivas, como el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina, para el año 2030.

"Los compromisos asumidos en Nairobi son ahora más críticos que nunca", manifestó la Dra. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva del UNFPA. "Lejos de moderar nuestras aspiraciones, la COVID-19 ha reforzado nuestro enfoque y determinación".

La pandemia complica las metas

En 1994, en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, los dirigentes mundiales convinieron en que no era posible lograr todo el potencial de las mujeres y las niñas sin garantizar primero su salud y sus derechos sexuales y reproductivos. Esto incluye su derecho a elegir si, cuando y con quién tener hijos, su derecho a vivir libres de violencia, y su derecho al más alto nivel posible de salud reproductiva.

Sin embargo, más de un cuarto de siglo después, el progreso hacia este objetivo sigue siendo demasiado lento.

Incluso antes de la pandemia, se estima que unas 808 mujeres morían diariamente por causas prevenibles relacionadas con el embarazo y el parto. En 2019, se estima que 217 millones de mujeres de las regiones en desarrollo querían evitar el embarazo, pero no utilizaban métodos de planificación familiar seguros y eficaces. La falta de información integral sobre sexualidad dejó a millones de jóvenes sin los conocimientos y recursos necesarios para tomar algunas de las decisiones más importantes en sus vidas. 

Todas estas preocupaciones se han tornado más apremiantes en los últimos meses, a medida que la pandemia va causando estragos en los sistemas de salud y los servicios sociales de todo el mundo.

Según la Organización Mundial de la Salud, la planificación familiar y la anticoncepción, por ejemplo, se encuentran entre los servicios de salud más afectados. Ceca de 7 de cada 10 países están enfrentando trastornos. Se ha registrado un aumento de informes de violencia de género entre las mujeres bajo encierro. 

Firme resolución

Sin embargo, en medio de estos desafíos, los Gobiernos donantes ya están cumpliendo sustancialmente los compromisos que asumieron, incluidos más de USD 8 mil millones en compromisos de financiación. Algunos participantes en la Cumbre incluso están superando lo que prometieron hace un año. 

El Gobierno del Congo se ha comprometido a aumentar la calidad de la atención obstétrica, especialmente la atención obstétrica de emergencia. “Pudimos iniciar la primera fase de ese proyecto en agosto”, explicó Jan Willem Scheijgrong, de la empresa Philips, que está colaborando con el Gobierno en este objetivo.

“Esperamos que en el plazo de 12 meses se recopilen las pruebas correspondientes y se amplíe a todo el país”, añadió.

La Dra. Maria Flachsbarth, Secretaria de Estado del Parlamento Alemán, indica que la pandemia ha destacado la importancia de apoyar los servicios de salud.

"Los sistemas de salud fuertes son esenciales durante y después de la pandemia", afirmó. “Nuestro objetivo es garantizar la continuidad de los servicios de salud sexual y reproductiva. Como parte de nuestra respuesta a la COVID-19, mi Ministerio ha facilitado más de EUR 200 millones en apoyo directo al sector de la salud". 

Señaló que esa financiación incluye un aumento de la destinada a las organizaciones que apoyan la planificación familiar y la salud reproductiva. 

“Aunque la COVID-19 ha hecho más difícil el camino que nos queda por recorrer, nuestra marcha continúa”, declaró la Dra. Kanem.

“El éxito está garantizado si nos aferramos a los compromisos asumidos en Nairobi. Nuestras aspiraciones son grandes, y nuestra voluntad colectiva es aún mayor".

Contenido relacionado

Noticias
Este año, Nashwa Mohamed ha adoptado un nuevo ritual de trabajo: se sienta en su escritorio, revisa su libreta, toma el teléfono y llama a las mujeres que han dejado de recibir anticonceptivos debido a la pandemia de COVID-19.
Noticias
La violencia de género ha sido un grave problema en Ucrania durante mucho tiempo.
Acontecimientos
Hoy se cumple un año del día en que 8.300 delegados de 170 países se dirigieron a Nairobi para volver a comprometerse con los objetivos establecidos en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD), que tuvo lugar en El Cairo en 1994.

Pages

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookies policy.

X