Noticias

Igualdad de oportunidades para las niñas con discapacidad intelectual en Ucrania

Igualdad de oportunidades para las niñas con discapacidad intelectual en Ucrania
"Come On, Let's Play" (Venga, Juguemos) reúne a los niños para que jueguen y adquieran habilidades para la vida, incluyendo a las niñas con discapacidad, ayudando a promover la inclusión y el empoderamiento. © UNFPA Ucrania/Andrii Krepkikh
  • 09 Diciembre 2021

KIEV, Ucrania – “Todas hagan un ejercicio llamado mariposa. ¿Quién volará más rápido? ¡Batan las alas!”, dijo el entrenador de fútbol Serhiy al animar a un grupo de 12 chicas adolescentes. 

Las niñas participan en una clase de fútbol que forma parte del proyecto “Juguemos” para niñas con discapacidades intelectuales. El programa no sólo tiene por objeto exponer a las niñas al ejercicio, al trabajo en equipo y a la recreación; también es una oportunidad para aprender habilidades sociales y, lo más importante, para ayudar a las niñas a comunicarse abiertamente en torno a sus necesidades. 

El proyecto se está ejecutando en Kiev, así como en Mariypol, Vinnytsia y Kharkiv, mediante una asociación entre el UNFPA, la Fundación Social de Shakhtar y los Juegos Olímpicos Especiales.  En conjunto hay unas 80 niñas que asisten a las clases, lo que representa una población considerablemente subatendida, según Andriy Pidvarko, Director Ejecutivo de los Juegos Olímpicos Especiales en Ucrania.

“Los datos oficiales muestran que las personas con discapacidad intelectual constituyen el 65 % de todos los demás grupos de personas con discapacidad. A pesar de ser una mayoría, se les presta escasa o ninguna atención”, dijo. “Queremos y tenemos que cambiar eso”.

Dar una voz a las niñas y aprender a escucharlas

A nivel mundial, las niñas y las jóvenes con discapacidad son extremadamente vulnerables a las violaciones de sus derechos y de la autonomía corporal. Es más probable que sufran violencia que sus pares masculinos con discapacidad o que mujeres y niñas sin discapacidad. Tanto los niños como las niñas con discapacidad tienen casi tres veces más probabilidades de sufrir violencia sexual, y las niñas corren mayor riesgo, pero a menudo carecen de acceso a protección, justicia y servicios. Muchas sociedades no preparan a las personas con discapacidad ni siquiera con las habilidades de información y comunicación necesarias para permitir que enfrenten sus vulnerabilidades, necesidades, deseos y experiencias.  

Los desafíos son significativos. Las personas con discapacidad, y las personas con discapacidad intelectual en particular, no sólo enfrentan estigma, intimidación y vulnerabilidad generalizados, sino que también están viendo cómo se frenan los servicios diseñados para empoderarlas debido a la pandemia de COVID-19. A medida que la educación y otros programas pasaban a operar en línea, las niñas y niños con discapacidades intelectuales a menudo se quedaron atrás.

Para abordar estas preocupaciones, “Ven, vamos a jugar” ha lanzado un programa de habilidades para la vida, que se lleva a cabo en el campamento “Artek” en Pushcha-Vodytsya. Los miembros del equipo de fútbol de Kiev pasaron una semana a principios del otoño jugando partidos y haciendo ejercicios dirigidos a fortalecer sus habilidades de comunicación, incluido el desarrollo de la atención, la sensación, la memoria y las habilidades de pensamiento. Las niñas aprenden a interactuar, negociar e incluso comunicarse mejor en situaciones de conflicto interpersonal.

“Polina, ¿nadarás?” le preguntó un adulto a Polina, de 11 años, una de las participantes en el campamento.

“¡Sí!” respondió Polina con entusiasmo.

“¿Y los kayaks?”

“¡Genial!”, respondió Polina, afirmándose. 

“Las niñas cambian cada día”, explicó la psicóloga Yevhenia Kurchenko. “Han comenzado a entenderse unas a otras, a responder peticiones, a interactuar. La mayoría son niñas no verbales, pero han comenzado a repetir las palabras y a afirmarse a sí mismas”. 

Ella y los otras psicólogas y psicólogos del campamento dicen que casi no hay oportunidades de trabajar con grupos de niños con discapacidades en Ucrania; la terapia individual es más común y costosa. No obstante, la Sra. Kurchenko atribuye al trabajo del grupo gran parte del progreso de las niñas

Los niños trabajan juntos en una clase de arte, en el marco de los esfuerzos por capacitar a los adolescentes con discapacidad y promover la inclusión.
Los niños trabajan juntos en una clase de arte. El programa les anima a expresar sus necesidades, deseos y experiencias, habilidades que pueden ayudarles a defenderse. © UNFPA Ucrania/Andrii Krepkikh

Empoderadas para realizar cambios

El programa no sólo trabaja con adolescentes con discapacidad, sino que sus mensajes de inclusión, respeto y derechos también llegan a otras personas. 

“El tema de la inclusión es complicado y requiere un trabajo sistemático”, apuntó Inna Khmyzova, de la Fundación Social Shakhtar. Una vez al mes, su organización lleva a cabo una formación inclusiva, en la que niñas y niños sin discapacidad se unen a su clase de fútbol, y aprenden a jugar con quienes son diferentes.

La iniciativa ha marcado una diferencia clara, señaló Tetyana Yaremchuk, cuya hija, Masha, tiene síndrome de Down y asiste con regularidad al programa. 

“Las niñas y los niños sin discapacidad que asisten a clases inclusivas son más generosas que sus compañeros”, afirmó. “La compañera de clase de Masha, considerada una acosadora, se arrodilló para ayudarla a ponerse los zapatos”.

Estos esfuerzos de base amplia, que procuran empoderar a las y los adolescentes con discapacidad y hacer que la sociedad sea más inclusiva y acogedora de la diversidad, podrían servir de modelo para otras instituciones.

De esta manera, dicen los padres, sus hijos no deberían ser vistos como seres aislados o estigmatizados, sino como agentes de cambio positivo en sus comunidades. “Tal vez”, indicó Olena Marchenko, cuya hija Anya forma parte del proyecto, “vinieron a este mundo para mejorarlo”. 

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X