Noticias

En Haití después del terremoto, reconstruyendo vidas y dando la bienvenida a nuevas vidas

En Haití después del terremoto, reconstruyendo vidas y dando la bienvenida a nuevas vidas
Désir Murielle dio a luz a su hijo, Yves, en una tienda de campaña en los terrenos del Hôpital de Référence Communautaire de l’Asile, que resultó dañado por el terremoto de magnitud 7,2 del 14 de agosto. © UNFPA Haití / Samuel P. Laméry
  • 09 November 2021

L’ASILE, Departamento de Nippes, Haití – En los terrenos del Hôpital de Référence Communautaire de l’Asile en el suroeste, Désir Murielle descansa con su hijo recién nacido en una tienda a pocos pasos de trozos de metal retorcido y fisurado de lo que una vez fue el ala de maternidad del hospital. “Nació esta mañana y se llama Yves”, anunció la Sra. Murielle. 

Yves habría nacido en esa sala ahora colapsada, de no haber sido por el terremoto de magnitud 7,2 del 14 de agosto que mató al menos a 2.200 personas, hirió a miles más y destruyó infraestructura esencial, incluidos hospitales, carreteras y puentes.

“Cuando el edificio se derrumbó, había dos mujeres en la sala de posparto del ala de maternidad”, recordó Eludernme Déenius, enfermera y partera. “Todavía se pueden ver las camas aplastadas bajo el hormigón. Afortunadamente sintieron el temblor y escaparon”.

Hospital dañado por el terremoto.
Debido a los daños que sufrió el Hôpital de Référence Communautaire de l’Asile durante el terremoto, las mujeres están dando a luz en una tienda de campaña a unos pasos de distancia. © UNFPA Haití / Samuel P. Laméry

Ayuda para los hospitales 

El Hôpital de Référence Communautaire de l’Asile es uno de los 18 establecimientos de salud dañados o destruidos que reciben apoyo del UNFPA para seguir ofreciendo servicios de salud reproductiva en la zona más afectada por el desastre. El mes próximo, con el apoyo del Ministerio de Salud, el UNFPA desplegará una unidad móvil de atención obstétrica y neonatal de emergencia (EmONC) para atender partos y complicaciones obstétricas.  

En los dos primeros meses posteriores al terremoto, el UNFPA prestó apoyo a unos 1.540 nacimientos en centros de salud y hospitales. El UNFPA estima que más de 72.000 embarazadas se verán afectadas, y de las 15.000 embarazadas que darán a luz en los próximos tres meses, 2.250 sufrirán complicaciones obstétricas que requerirán atención tal como cesáreas. 

Uno de esos partos, el tercero de una mañana de trajín después de Yves y una niña, tuvo lugar durante la reciente visita de la Directora Ejecutiva Adjunta del UNFPA, Diene Keita. “Fue memorable que este bebé naciera en el complejo de este hospital que fue arrasado por el terremoto”, manifestó la Sra. Keita, añadiendo que eran los esfuerzos de múltiples organismos de las Naciones Unidas (el UNICEF, la OCHA [Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios] y el Servicio aéreo humanitario del PMA [Programa Mundial de Alimentos]) que contribuyeron al “milagro de que este bebé naciera”.

Visitar a una madre con un recién nacido.
La Directora Ejecutiva Adjunta del UNFPA, Diene Keita, visita a una madre y su recién nacido en la tienda de maternidad. © UNFPA Haití / Samuel P. Laméry

Reconstrucción y recuperación

Si bien la respuesta humanitaria al terremoto sigue en curso, la atención se está centrando en la reconstrucción a más largo plazo no sólo de este hospital, sino de otros hogares e infraestructura dañados y destruidos, y en el modo en que las comunidades pueden recuperarse de esta crisis.

En diciembre, el gobierno haitiano estará auspiciando una conferencia internacional para recaudar algunos de los USD 2 mil millones necesarios para el esfuerzo de reconstrucción y recuperación.

La lucha contra la violencia de género forma parte de ese esfuerzo de recuperación. “Las mujeres y las niñas son más vulnerables después de un terremoto porque ya no viven en casa sino con extraños, y no tienen acceso a los baños”, explicó Taina Camy, que trabaja en temas de violencia de género en el UNFPA. “Más de dos meses después del terremoto, podemos ofrecer más servicios a mujeres y niñas necesitadas, especialmente a nivel local”.

De vuelta en la tienda de maternidad de L’Asile, la Sra. Murielle y otras madres dan la bienvenida a la criatura recién llegada. Un día, en un futuro no muy lejano, el propio hospital mismo dará la bienvenida a una nueva vida. 

 

 

  

 

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X