Ayudando a los jóvenes afectados por las crisis

2014
Autor: UNFPA

La vida en áreas de crisis es difícil para todos, pero los jóvenes son particularmente vulnerables. Su vulnerabilidad se ve agravada por factores tales como:

1. La ausencia de modelos
2. El desglose de los sistemas sociales y culturales
3. Trauma personal como la pérdida de miembros de la familia
4. Exposición a la violencia y el caos
5. Interrupción de la escuela y amistades

Las personas gravemente traumatizadas, como los niños soldados, probablemente necesiten servicios de rehabilitación y reunificación familiar, así como atención especializada de salud psicológica y física.

En caso de un desglose de las redes de información general, es aún más importante que los jóvenes tengan acceso a información básica sobre su salud sexual y reproductiva, incluida la forma de protegerse contra las ITS, como VIH y embarazos no deseados. La educación general también es vital, tanto para darles a los jóvenes un sentido de estructura como para construir una base sobre la cual puedan desarrollarse sus sociedades.

Después de las crisis, los jóvenes pueden separarse de sus familias y redes de apoyo. Aquellos que no tienen acceso a la educación y no tienen forma de ganarse la vida pueden terminar en las calles, donde son vulnerables a la explotación sexual, el tráfico y otras formas de explotación.

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookies policy.

X