Asociación H6

La asociación H6 agrupa las capacidades diferenciadas y las ventajas colectivas de seis organismos de las Naciones Unidas, organizaciones y programas relacionados para mejorar la salud y salvar las vidas de mujeres y niños.

ONUSIDA, el UNFPA,  UNICEFla OMSONU Mujeres y el Banco Mundial trabajan en asociación desde 2008 para ayudar a los países a reforzar sus sistemas de salud y a mejorar sus servicios sanitarios dirigidos a mujeres, niños y recién nacidos en lugares en los que fallecen por causas prevenibles en porcentajes alarmantes. En 2010, la H6 intensificó sus esfuerzos en respuesta al llamamiento a la acción del Secretario General de las Naciones Unidas para acelerar el avance hacia los Objetivos de Desarrollo del Milenio en materia de salud.

La Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer y el Niño del Secretario General identificó las inversiones, la financiación, las políticas y los servicios necesarios para estimular el avance. Todas las mujeres, todos los niños es un movimiento mundial sin precedentes que tiene por objeto la puesta en marcha de la Estrategia Mundial.

Liderazgo técnico

H6 ejerce de brazo técnico de la Estrategia Mundial y aporta liderazgo en los ámbitos de la salud reproductiva, materna, neonatal e infantil. Al trabajar juntos, los organismos que integran la H6 pueden partir de las relaciones fiables y a largo plazo existentes entre ellos y con los gobiernos comprometidos con la Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer y el Niño.

La H6 y los gobiernos se aseguran de que la gran variedad de iniciativas nacionales, bilaterales y multilaterales en curso evitan duplicidades, intercambian conocimientos, amplían las intervenciones con base empírica y materializan las oportunidades de reducir costos.

Gran parte de este trabajo tiene lugar en el contexto nacional, en el que los organismos de la H6 contribuyen a que se avance en los objetivos de la iniciativa Todas las mujeres, todos los niños mediante:

  • la movilización de apoyo político;
  • la consolidación de capacidades técnicas en el contexto regional y nacional para mejorar la salud reproductiva, materna, neonatal e infantil; 
  • una especial atención a las mujeres y los niños más vulnerables;
  • la garantía del acceso universal a un paquete integrado y esencial de servicios de salud;
  • la atención a las causas que originan la morbilidad y la mortalidad, como la desigualdad de género;
  • la implicación de otros sectores como la educación, la nutrición, el agua y el saneamiento, la cultura y los derechos humanos;
  • el fortalecimiento de la colaboración con los asociados;
  • el mantenimiento del impulso a la salud reproductiva de las mujeres, los adolescentes y los niños después de 2015.

En nombre de la H6, el UNFPA y la OMS, junto con la Confederación Internacional de Matronas y otros asociados, elaboraron la edición de 2014 del informe El estado de las parteras en el mundo. En él se presentan nuevas pruebas relativas a cómo la inversión en obstetricia tiene el potencial de reducir considerablemente la elevada mortalidad materna y neonatal en el mundo, así como el número de nacidos muertos.