Noticias

Realización de una encuesta sociodemográfica y económica del Afganistán

29 June 2012
Author: UNFPA
Realización de una encuesta sociodemográfica y económica del  Afganistán
La formación de empadronadores es una de las muchas etapas del complejo proceso de reunión de datos
PROVINCIA DE BAMYAN (Afganistán) --- “Nadie ha realizado una encuesta antes aquí y nadie conoce el tipo de desafíos a los que nos enfrentamos aquí,” dice Mohammad Ibrahim, un agricultor de la provincia de Bamiyan durante la fase de empadronamiento del primer ejercicio de reunión de datos a gran escala realizado en el Afganistán desde la década de 1970.
“No sé el número exacto de personas que viven aquí. Deben de ser un montón", añade el Sr. Ibahim.
Evidentemente, “un montón” no es información suficiente que sirva de base para planificar escuelas, dispensarios, carreteras o infraestructuras.
Pero ahora las respuestas son más claras: se han publicado los resultados de la primera encuesta sociodemográfica y económica del Afganistán, los cuales han contribuido a que se entiendan mejor los desafíos a los que se enfrenta la provincia en cuanto a estructura de la población, vivienda e infraestructura, entre otras cosas.
 
La encuesta sociodemográfica y económica es el mayor ejercicio de reunión de datos realizado en el Afganistán en más de 30 años. Fotografía: Lorenzo Tugnoli
Tras un largo proceso de preparación, la Organización Central de Estadística (CSO) del Afganistán, con el apoyo técnico del UNFPA, el apoyo financiero del Gobierno del Japón y una contribución del Gobierno de Dinamarca en el proceso cartográfico, ha comenzado una encuesta a gran escala, que se inicia en la provincia de Bamiyan. 
“Esta actividad constituye un hito en la historia de la estadística del Afganistán, ya que se trata de la primera actividad de reunión de datos a gran escala desde el censo de población de 1979”, dijo el Sr. Ghafoori, Presidente General de la CSO, durante la conferencia de prensa en la que se hicieron públicos los resultados de la encuesta. El censo de 1979 abarcó solo a dos tercios del país debido a problemas de seguridad.
 

La creciente demanda de datos fiables

Durante casi tres decenios, la población afgana ha luchado por sobrevivir a un sinnúmero de problemas sociales, políticos, económicos y sanitarios. La obtención de datos fiables ha constituido un gran desafío, debido a la inaccesibilidad y la inseguridad de algunas regiones. La ausencia de datos fiables y actualizados sobre la población se ha sumado a las barreras que obstaculizan los planes de desarrollo en el Afganistán.
El Acuerdo de Bonn de 2001 señalaba la importancia de realizar un censo en el Afganistán.  Esta necesidad se hizo aún más acuciante con el establecimiento de un nuevo Gobierno y con las medidas encaminadas a normalizar la gobernanza cotidiana. Se intentó realizar un censo nacional en agosto de 2008, pero el empeoramiento de la situación de la seguridad obligó al Gobierno a posponer el ejercicio.
Con la creciente demanda de datos data, un grupo de expertos en censos se reunió en Estambul en agosto de 2010 para hablar sobre la posibilidad de realizar un censo exhaustivo en el Afganistán. Llegaron a la conclusión de que, dada la situación actual, la única opción viable era realizar un censo por provincias.
La Oficina de Estadística desarrolló el concepto de encuesta sociodemográfica y económica en 2011, haciendo hincapié en la reunión de datos sociodemográficos y económicos en los distrititos, provincia por provincia.  Debido a su seguridad relativa, Bamiyan se convirtió en la primera provincia que realizó una encuesta a tan gran escala.
 

Una gran variedad de indicadores útiles

La cooperación de todas las personas es un requisito ineludible para el éxito. Fotografía: Lorenzo Tugnoli

La encuesta proporciona indicadores sociodemográficos y económicos importantes para el desarrollo sostenible de la provincia. El tamaño de la población, por sexo y edad, niveles educativos, mortalidad, empleo, fuentes de agua potable, fuentes de energía para cocinar, generar calor y luz, materiales para construir techos, paredes y suelos, y otras características de los hogares y las viviendas, son datos esenciales para responder a los problemas y a las oportunidades. Con datos precisos en estos ámbitos, las autoridades locales y nacionales pueden identificar las prioridades de la población de Bamiyan y corregir las principales deficiencias.

“Estos datos nos indicarán lo que necesitamos. Sabemos cuántas personas están matriculadas en las escuelas, pero no sabemos cuántas no lo están,” dice el Dr. Habiba Sorabi, Gobernador de Bamiyan, que apoyó firmemente la encuesta.

“No puedes saber adónde vas si no sabes dónde estás”, dice Jose Miguel Guzman, Jefe de la Subdivisión de Población y Desarrollo del UNFPA. “Sin datos fiables, los planes de desarrollo se ejecutarán en el vacío. Para los países en transición, como el Afganistán, hay grandes riesgos, pero también grandes oportunidades. Si conocemos la naturaleza y los cambios de la población, podremos minimizar los riesgos y aprovechar al máximo las oportunidades.”

La cartografía es una de las etapas claves del proceso. Fotografía: Lorenzo Tugnoli

Cartografía de la zona

El proyecto de encuesta sociodemográfica y económica se puso en marcha el 3 de agosto de 2011 en Bamiyan  y comenzó con el levantamiento de mapas y la elaboración de listas de la zona.
“Vamos a un pueblo que se nos ha asignado y empezamos a conocer a las personas de edad que viven allí. Con la ayuda de las personas de edad de la comunidad, nos familiarizamos con el pueblo y empezamos a levantar el mapa de la zona y asignar un número a cada establecimiento, institución y casa”, dice Atiqullah, uno de los cartógrafos de la CSO, que preparó los bosquejos de mapas para cada zona de empadronamiento.
El proceso de cartografía es una de las primeras etapas, y una de las más importantes, de la encuesta. Los mapas orientan a los empadronadores a la hora de abordar la zona que se les asignó para que conozcan los límites correctos de su asignación y, de esta forma, evitar que se dupliquen o se eviten algunos hogares. 
 
Contratación y formación de empadronadores
 
Una vez que los responsables de la cartografía habían elaborado los mapas, se proporcionó a los empadronadores el equipo necesario para comenzar su trabajo. Se contrató a más de 500 residentes de los seis distritos y el centro provincial de Bamiyan como encuestadores y supervisores de la encuesta sociodemográfica y económica, entre ellos, unas 100 mujeres. El programa de formación, de dos semanas de duración, incluía directrices detalladas sobre el objeto y los usos de la encuesta sociodemográfica y económica a fin de dotar a los encuestadores y supervisores con las herramientas necesarias para enfrentarse a las preguntas planteadas por los encuestados y la comunidad.

El ejercicio creó nuevas oportunidades laborales para las mujeres afganas. Fotografía: Lorenzo Tugnoli

Supervisión de la calidad

A fin de garantizar la calidad y la credibilidad de los datos finales, se contrató a supervisores externos independientes, para que verificaran la cobertura de la encuesta, así como los procesos de edición de datos. Se establecieron dos centros de procesamiento de datos en el Centro de Bamiyan y en Kabul para procesar los formularios de la encuesta. El procesamiento de los datos consistió en la edición manual de los formularios, la introducción de datos y, por último, la limpieza de la base de datos final para asegurar que se generaba un conjunto de datos listo para su análisis y posterior difusión. Tras un largo período de procesamiento de los datos, que duró seis meses, los resultados están preparados y disponibles.

El empadronamiento entraña un desgaste físico. Tal como destacaba Zia Gul, una de las supervisoras de la CSO: “caminamos entre tres y cuatro horas por zonas de montaña para llegar a un pueblo sin saber si el cabeza de familia estaría  o no allí.  Si no estaba, volvíamos a hacer el mismo recorrido al día siguiente”.

La situación de seguridad en el Afganistán y las zonas montañosas de la mayor parte del país se identificaron como dificultades importantes para el desarrollo de la encuesta. Otro de los problemas principales es la obtención de la aprobación de la comunidad. Sin el conocimiento y la aprobación de los dirigentes locales, las posibilidades de éxito podrían verse comprometidas.

Apoyo del UNFPA

La asociación a largo plazo entre la Organización Central de Estadística y el UNFPA ha aclarado su papel como organismo nacional para la reunión, el procesamiento, el almacenamiento y la difusión de datos demográficos creíbles. El UNFPA también está trabajando con el Gobierno del Afganistán para movilizar más fondos. En 2012, gracias a un acuerdo con el Gobierno del Japón, se asignarán más de 11 millones de dólares de los Estados Unidos a la realización de la encuesta sociodemográfica y económica en las provincias de Ghor y Daikundi, como parte del lanzamiento previsto en las 34 provincias para 2014.
“Al UNFPA le complace ver que se ha realizado la primera encuesta sociodemográfica y económica, y seguirá colaborando con la Organización Central de Estadística del Afganistán para realizarla en todas las provincias y poner los datos a disposición del desarrollo sostenible del país”, afirma el Dr. Laurent Zessler, representante del UNFPA en el Afganistán.
República Islámica del Afganistán
Población : 33.4 mil
Tasa de fertilidad
4.2
Proporción de mortalidad materna
396
Tasa de prevalencia de anticonceptivos
25
Población de 10 a 24 años
35%
Youth secondary school enrollment
Niños 62%
Niñas 35%