Para vivir más intensamente lo que se narra, activa el sonido
cursor gradient

El

Contexto

Desde hace mucho tiempo, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) se esfuerza por poner fin a la violencia de género dondequiera que tenga lugar, una lacra que cada vez es más habitual en Internet. A continuación se presentan diversas iniciativas centradas en la violencia digital.

Prestar apoyo a las personas sobrevivientes

© Nikola Cirkovic

En Ucrania, el UNFPA presta apoyo a la línea de atención gratuita de alcance nacional dedicada a la prevención de la violencia doméstica, la trata y la discriminación por motivos de género, que ha estado en funcionamiento gracias a la ONG La Strada Ukraine desde 1997 (a escala nacional desde 2017). Esta línea telefónica ha registrado un aumento en las denuncias de violencia digital por parte de mujeres menores de 30 años, que recurrieron a ella para obtener asesoramiento psicológico y jurídico durante la pandemia. Según los especialistas de esta línea de atención, “principalmente nos llaman mujeres jóvenes que han enviado fotos de ellas desnudas a hombres de otros países, sobre todo Turquía, Francia y los Emiratos Árabes Unidos. Estos hombres exigen dinero por no publicar esas fotos. También se da el caso de exparejas que ensucian la reputación de sus exesposas o exparejas con afirmaciones ofensivas, acusaciones y la divulgación de información personal, normalmente en las redes sociales”.

En el Yemen hay otra línea de atención telefónica que cuenta con el apoyo del UNFPA. Administrada por la Unión de Mujeres Yemeníes, entidad asociada, presta apoyo psicológico y jurídico a las mujeres que sufren violencia de género y ha contribuido a conseguir penas para los perpetradores. En palabras de quien se encargó de la asesoría de una sobreviviente: “La presión que sufría era devastadora, repercutía sobre todo en su salud mental. La violencia digital se relacionaba con la depresión y, en algunos casos, con ideas de suicidio”. Posteriormente se remite a las sobrevivientes a espacios seguros para mujeres y niñas que cuentan con el apoyo del UNFPA y que ofrecen otros servicios como la formación profesional y programas donde se adquieren competencias para la vida.

En Palestina, como parte de sus iniciativas de prevención y respuesta en materia de violencia de género, los refugios del UNFPA proporcionan apoyo jurídico y psicosocial. Durante la pandemia, los asociados han hecho frente al aumento de casos de ciberacoso con intervenciones de concienciación (anuncios de radio, distribución de información en escuelas y universidades, y mensajes en redes sociales y por SMS) y el fortalecimiento de las vías de remisión y coordinación con los sistemas judiciales y los encargados de hacer cumplir la ley.

Desde el año pasado, conjuntamente con organizaciones de la sociedad civil y dirigidas por jóvenes, así como con la Comisión de Derechos Humanos, el UNFPA en Filipinas está trabajando actualmente en el proyecto ROSETTA (sistema de alerta y seguimiento de la explotación sexual y la trata en Internet en tiempo real, por sus siglas en inglés), que utiliza tecnología basada en palabras clave a fin de rastrear las plataformas y los sitios que pudiesen facilitar la trata de personas en Internet. El propósito es registrar, organizar y visualizar datos para respaldar la programación basada en pruebas y la promoción de políticas. Un sistema de identificación de solicitudes ayuda a los proveedores de servicios en el seguimiento de casos. También se ha creado un grupo de apoyo en Internet para llevar a cabo intervenciones a medida para jóvenes sobrevivientes del acoso y la violencia digital por motivos de género. Asimismo, el grupo proporciona subvenciones y servicios de mentoría en asociación con la Embajada del Canadá para ofrecer soluciones innovadoras dirigidas a jóvenes con el objetivo de poner fin a la violencia de género facilitada por la tecnología.

Generar conciencia

© Ekrulila

En Turquía, el UNFPA se ha asociado con la ONG Common Knowledge and Communication Association en una iniciativa llamada Combatir la Violencia Digital a fin de aumentar la concienciación y sentar las bases para la producción de conocimientos basados en pruebas. Este año, la iniciativa elaboró el primer informe sobre violencia digital en el país y organizó un seminario web sobre este tema, además de un taller. El objetivo era generar contenido para la página sobre la violencia digital en Wikipedia.

Ha habido publicaciones y seminarios web en Bolivia y en la Argentina, donde la violencia digital se ha incluido como parte de la educación sexual integral para empoderar a la juventud con el fin de que tomen decisiones fundamentadas sobre su cuerpo y su sexualidad.

Como resultado del estudio que emprendió Túnez en 2019, por el que se descubrió que 4 de cada 5 mujeres del país habían sufrido violencia en Internet, el Centro de Investigación, Estudios, Documentación e Información sobre la Mujer (CREDIF) se asoció con el UNFPA para poner en marcha una campaña de cara al año 2020 en la que se alentaba a las sobrevivientes a denunciar el maltrato que recibían.

En la India, se está utilizando un premiado video creado por el UNFPA para sensibilizar a las partes interesadas sobre el problema del acoso en línea y la necesidad de crear lugares seguros para las mujeres y las niñas. Se ha empleado en sesiones destinadas a la creación de capacidades con el fin de expandir el concepto de acoso sexual en el lugar de trabajo, dado que, durante la pandemia, más gente trabaja conectada a Internet desde casa.

Profundizar más

© Nikola Cirkovic

El UNFPA, que publicó un documento técnico sobre la violencia de género facilitada por la tecnología, está llevando a cabo un proyecto de investigación entre niñas jóvenes de Serbia sobre la violencia de género en los espacios virtuales. Entre sus objetivos está determinar si las niñas tienen suficiente información para reconocer y denunciar la violencia digital de género; identificar a los agentes responsables de la seguridad de las niñas en Internet; estudiar cómo los riesgos existentes en Internet agravan la violencia en el mundo real, y empoderar a las mujeres y niñas jóvenes de tres grandes municipios para que trabajen con otros jóvenes en la prevención de la violencia de género fuera y dentro de Internet mediante medidas de promoción pública.

16 días de activismo

© Andras Vas

Desde 1991, la comunidad internacional organiza los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género entre el 25 de noviembre (Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer) y el 10 de diciembre (Día de los Derechos Humanos).

Las campañas de los 16 Días del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) han aumentado la concienciación, impulsado actividades de promoción e inspirado medidas para combatir la violencia de género en sus múltiples formas: acoso sexual, matrimonio infantil, mutilación genital femenina, violencia y violación dentro de la pareja, entre otras atrocidades. Pero el esfuerzo no tiene fin. El UNFPA, creado en 1969, opera en más de 150 países y territorios para erradicar la violencia y apoyar a las sobrevivientes. En 2020, el UNFPA prestó servicios esenciales a más de 967.000 sobrevivientes de violencia de género, incluidas personas con discapacidad. Más de 1,7 millones de niñas recibieron servicios de prevención o protección relacionados con el matrimonio infantil, precoz o forzado, y desde 2018 hasta 2020 se ha evitado que 350.630 niñas fueran sometidas a la mutilación genital femenina. De conformidad con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el UNFPA está comprometido a poner fin a la violencia de género y a las prácticas nocivas antes de 2030.

Términos relacionados con la violencia digital

Doxing

Publicar información personal y confidencial sin autorización, lo que incluye la dirección del domicilio y del trabajo, números de teléfono, direcciones de correo electrónico y apellidos sin permiso.

Ciberturba

Un gran grupo de atacantes en línea que amenazan, insultan y acosan verbalmente a una persona, a menudo de manera organizada y coordinada.

Abuso basado en imágenes

El uso de imágenes, a menudo de carácter sexual, para cosificar, explotar, humillar u hostigar. Entre los ejemplos se incluyen el intercambio no consentido de imágenes íntimas, como la pornografía no consentida y el material de abusos sexuales a menores (que muestra a menores en situaciones sexualmente explícitas).

Suplantación en línea

Consiste en la creación de un perfil falso para asumir la identidad de otra persona con fines perversos, entre ellos, destruir la reputación de dicha persona o amenazar su seguridad.

Sextorsión

Es un tipo de chantaje que se realiza por medios electrónicos en el que se exige dinero, favores o actos sexuales, o bien imágenes explícitas adicionales a cambio de no exponer imágenes íntimas o información privada.

Ciberhostigamiento

Vigilancia persistente, no deseada o amenazante, contacto o persecución por medios tecnológicos. El ciberhostigamiento puede convertirse en hostigamiento criminal fuera de Internet y viceversa.

Ciberacoso

Forma de acoso en línea, daños infligidos de manera constante e intencionada mediante tecnologías digitales con el fin de menoscabar la autoestima de la persona a la que van dirigidos.

Acoso en línea

Conducta repetida que amenaza, molesta, asusta u hostiga a alguien mediante el envío de comentarios o imágenes degradantes, ofensivos o insultantes. El acoso sexual en línea afecta principalmente a mujeres, niñas y personas LGBTQI.

Pornovenganza

Forma de abuso basado en imágenes; se prefiere el término “intercambio no consentido de imágenes íntimas”. Aunque se utiliza habitualmente, el término "pornovenganza" es cuestionable ya que parece indicar consentimiento y una mala conducta por parte de la persona superviviente que habrían desencadenado las represalias.

Shallowfake

Imagen manipulada, a menudo con software de edición, consistente en, por ejemplo, poner la cara de alguien en el cuerpo de otra persona. Las manipulaciones más perfeccionadas y creíbles (deepfake o ultrafalseadas) se realizan mediante el aprendizaje automático.

Close BodyRight
Bodyright

¿Necesitamos un símbolo de copyright para el cuerpo humano? Conciénciate sobre la violencia digital

Reclama tus Bodyrights Reclama tus Bodyrights
contra la violencia digital

Actúa

Un mundo virtual libre de violencia es posible. El UNFPA, la agencia de las Naciones Unidas para la salud sexual y reproductiva, apoya el derecho de todas las mujeres y niñas a vivir sin temor a la violencia de género o el abuso en todos los espacios, incluso en Internet. Todas y todos desempeñamos un papel para lograr que esto deje de ser una esperanza y se convierta en una realidad.

Tu cuerpo te pertenece, incluso en Internet
Woman Woman
Bodyright

La campaña bodyright del UNFPA afirma que las mujeres y las niñas son dueñas de sus cuerpos y de las imágenes de sus cuerpos, y que compartirlas en cualquiera de sus formas sin su consentimiento es una violación de sus derechos humanos y de su privacidad, dignidad y autonomía corporal.

Firma la petición de la campaña bodyright del UNFPA y de Global Citizen por la que se pide a las empresas de tecnología y contenido que garanticen a los cuerpos de las mujeres y niñas la misma protección y el mismo respeto que a una entidad jurídica con copyright. Comparte el símbolo de bodyright para mostrar tu apoyo a los derechos irrenunciables de las mujeres y las niñas.

Reclama tus bodyrights Reclama tus bodyrights
Más acciones para acabar con la violencia digital

Comprométete

Para todas las personas:

Haz más

Cualquier persona que comparta las imágenes íntimas de una mujer sin su consentimiento (incluso si quien las comparte no es el autor original) está cometiendo violencia contra las mujeres. Haz que la interrupción de esa cadena comience contigo. Si ves a alguien atacando, intimidando o amenazando a alguien en línea, no te unas a la cadena. Publica mensajes positivos que contrarresten lo negativo. Informa el abuso a la plataforma tecnológica. Una sobreviviente de ciberturba aseguró que se sintió apreciada y respaldada por personas que la defendieron.

PARA LAS EMPRESAS TECNOLÓGICAS:

HACEDLO MEJOR

El UNFPA se unió al llamado que hace la Fundación World Wide Web a Facebook, Google, TikTok y Twitter para que den prioridad a la seguridad de las mujeres en línea, exigiéndoles el cumplimiento de los compromisos asumidos durante el Foro Generación Igualdad 2021 llevado a cabo en París. Pero hay muchas plataformas más. En palabras de Thorn, una organización que trabaja para eliminar el abuso sexual infantil, “no lograremos el objetivo de crear una Internet segura hasta que cada plataforma en la que se pueda subir información haya adoptado medidas de detección proactivas”.

Para los legisladores y las fuerzas del orden:

HACED LO CORRECTO

Según The Economist Intelligence Unit, “en 64 de 86 países, los organismos encargados de hacer cumplir la ley y los tribunales parecen no estar tomando las medidas correctivas adecuadas para hacer frente a la violencia contra las mujeres en línea”. Protejan a las mujeres y niñas en línea con una reforma que haga responsables a los perpetradores. Estar físicamente en una jurisdicción distinta (una sin legislación que enfrente la violencia en línea) de la de la víctima no debería ser un pase libre; los organismos transfronterizos deberían trabajar de manera conjunta para castigar a los agresores. Buscar justicia no debe ser otra experiencia traumática.