Yemen: una de las mayores crisis humanitarias del mundo

Yemen se está cobrando trágicamente una de las mayores crisis humanitarias y operaciones de ayuda del mundo. En 2022, 23,4 millones de personas, casi tres cuartas partes de la población, necesitarán algún tipo de ayuda humanitaria. El país se ha visto afectado por múltiples emergencias: conflictos violentos, bloqueo económico, colapso de la moneda, catástrofes naturales y la pandemia de COVID-19 en un país en el que sólo funciona la mitad de los centros sanitarios.

Se calcula que el 77 % de los más de 4.3 millones de personas desplazadas en el Yemen son mujeres y niños, en tanto que aproximadamente el 26 % de los hogares desplazados son ahora encabezados por mujeres (frente al 9% antes de la escalada del conflicto en 2015).

Más de 6.5 millones de mujeres necesitan acceso urgente a servicios de protección, en tanto que 8.1 millones de mujeres y adolescentes en edad fértil tienen acceso restringido o careecen de acceso a servicios de salud reproductiva. Una mujer muere cada dos horas durante el parto, en lo que constituye una tragedia casi totalmente evitable. Más de un millón de embarazadas y lactantes ya están gravemente desnutridas, una cifra que podría duplicarse debido a la inseguridad alimentaria que enfrenta Yemen.    

Hasta la fecha, la respuesta del UNFPA en 2022 ha llegado a casi 1 millon de personas con servicios de salud reproductiva y asistencia de emergencia, ha prestado apoyo a 100 centros de salud, 51 espacios seguros, siete refugios y ocho centros de salud mental.

Las necesidades parecen inagotables en un lugar donde el deterioro de las condiciones no sólo pone en peligro el presente, sino también el futuro próximo.

Actualizado el 11 de octubre de 2022