El Llamado a la acción del noreste de Nigeria desata esfuerzos colectivos para enfrentar la violencia de género en las respuestas humanitarias

13 Agosto 2019
En el noreste de Nigeria, el Llamado a la acción para la protección contra la violencia de género en las emergencias está transformando el modo en que los actores humanitarios abordan esta cuestión crítica. © UNFPA Nigeria

En colaboración con actores locales y con el apoyo de la Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (DG ECHO) de la Unión Europea, el UNFPA está trabajando a través de la iniciativa de Llamado a la acción para integrar la prevención de la violencia de género y la respuesta humanitaria a la crisis en el noreste de Nigeria.

El Llamado a la acción para la protección contra la violencia de género en las emergencias, una iniciativa mundial con múltiples interesados, busca transformar el modo en que los actores humanitarios abordan esta cuestión crítica. 

La iniciativa tiene como objetivo final que cada operación humanitaria, desde el inicio, incluya esfuerzos para reducir los riesgos de la violencia de género, especialmente contra las mujeres y las niñas, y garantizar seguridad y servicios integrales para los sobrevivientes. En términos más generales, procura integrar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas en todos los aspectos de la acción humanitaria.

La iniciativa, lanzada en 2013 por el Reino Unido y Suecia, cuenta ahora con 72 miembros, incluidos Estados, organismos de las Naciones Unidas, organizaciones internacionales y ONG, y su poder radica en la acción colectiva y la rendición de cuentas. 

Hasta mediados de diciembre de 2018 fue dirigida por la DG ECHO, pero ahora la dirige Canadá. La ejecución experimental a nivel de campo (la Hoja de ruta del Llamado a la acción en el noreste de Nigeria y la República Democrática del Congo) es financiada por la DG ECHO. 

El UNFPA, socio fundador del Llamado a la acción, es líder de larga data en el enfrentamiento de la violencia de género en entornos humanitarios, y desde 2016 ha prestado servicios como organismo rector (y copresidente desde 2008) del ámbito de responsabilidad de la violencia de género del Grupo Temático Mundial sobre Protección, que supervisa la respuesta de la comunidad humanitaria a la violencia basada en el género.

Socios del Llamado a la acción del noreste de Nigeria participan en la reunión de revisión de mediados de año, que tuvo lugar el 17 y 18 de julio de 2018 en Maiduguri, Nigeria. © UNFPA Nigeria

La Hoja de ruta para el noreste de Nigeria

Con la crisis en el noreste de Nigeria en su décimo año, 7,1 millones de personas en los estados de Adamoua, Borno y Yobe, incluidas 3,9 millones de mujeres y niñas, tienen actualmente necesidad de ayuda humanitaria. 

En medio de los conflictos armados, los desplazamientos y el colapso de los medios de subsistencia, el limitado acceso a los servicios y a la protección ha exacerbado los riesgos de violencia sexual y de género. Según un estudio de 2016, 6 de cada 10 mujeres afectadas por la crisis han sufrido alguna forma de violencia de género.  

La Hoja de ruta para el noreste de Nigeria, presentada en Maiduguri en julio de 2018, busca fortalecer la coordinación con miras a un enfoque intersectorial, oportuno, responsable y holístico de la violencia de género que mejore el acceso a servicios de calidad para los sobrevivientes; aumente la capacidad de los socios locales; asegure financiación; e involucre a los actores del sector de la seguridad a fin de mejorar la prevención de la violencia de género y la respuesta.

Con el concurso de 39 socios, incluidas organizaciones de la sociedad civil locales, la Hoja de ruta es un documento vivo elaborado en colaboración con el subsector de la VBG. Incorpora un marco operativo para garantizar que los compromisos de los socios se conviertan en medidas concretas. 

"El Llamado a la acción crea el impulso para la concienciación y la participación de cara al compromiso de implementar intervenciones de VBG," indicó Jolene Mullins, Directora Nacional de International Medical Corps de Nigeria, "no al marcar en las planillas las casillas de 'actividad finalizada', sino asegurándonos de cumplir cablamente nuestras responsabilidades con las personas a quienes servimos y garantizando un impacto duradero".

En última instancia, el éxito de la iniciativa se mide en función de mejoras concretas en las vidas de los sobrevivientes de la violencia de género, así como de aquellos que se encuentran en situación de riesgo. La iniciativa ha trabajado para identificar obstáculos de acceso a la justicia para los sobrevivientes, con planes para abordarlos holísticamente. También ha creado una mayor conciencia de la necesidad de mitigar los riesgos de la violencia de género en sectores como salud, abastecimiento de agua, saneamiento e higiene; vivienda; y coordinación y gestión de campamentos.

Socios de la sociedad civil durante una sesión de sensibilización y revisión en el estado de Yobe, Nigeria © UNFPA Nigeria

Integrar a socios locales para garantizar la sostenibilidad

La integración de las organizaciones de la sociedad civil ha sido piedra angular de la iniciativa. En septiembre de 2018, la iniciativa realizó reuniones de sensibilización y extensión con 72 organizaciones de la sociedad civil, en colaboración con redes de OSC en los tres estados. 

"Con el Llamado a la acción", aseguró Ahmed Shehu, Presidente de la Red de OSC en el estado de Borno, "se escuchan cada vez más las voces de las organizaciones de la sociedad civil, y se abren más oportunidades para que las OSC se desarrollen y sean reconocidas".

En adelante, la iniciativa tratará de fortalecer el intercambio de información entre los actores humanitarios y los donantes a fin de aumentar la financiación. Para propiciar la identificación nacional y la sostenibilidad, se centrará en la promoción de la profunda y amplia participación de socios gubernamentales y socios no gubernamentales nigerianos. Y sobre la base de las necesidades identificadas en conjunto con las OSC y los socios del gobierno, elaborará una estrategia para aumentar los conocimientos técnicos de los actores humanitarios que prestan servicios de violencia basada en el género.

La Hoja de ruta del noreste de Nigeria está adaptada a los retos de la respuesta humanitaria en los tres estados afectados, pero las lecciones aprendidas podrían aplicarse allí donde estalle una crisis, dentro o fuera del país. 

"Para nosotros en Nigeria", explicó Anetu-Anne Aliu, Directora de Género y Asuntos de la Mujer en el Ministerio Federal de Asuntos de la Mujer de Nigeria, "el Llamado a la acción está impulsando el cambio en el noreste, con un enorme potencial de beneficiar a otras partes del país, en caso de que se produzca algún tipo de emergencia grave". 

Desde ya, la experiencia de Nigeria ha ayudado a dar forma a la Hoja de ruta para la República Democrática del Congo, presentada este año.