Reckitt

Two older women sit together.

Hoy en día, el sector de la salud mundial se centra prioritariamente en la respuesta ante la COVID-19, lo que conlleva el riesgo de que haya un descenso de la inversión en programas de parto seguro. 

En este contexto, y al aunar las habilidades, los recursos y el alcance de los agentes internacionales más destacados, la alianza del UNFPA y Reckitt brinda una oportunidad sin precedentes para dar continuidad a la participación y las inversiones estratégicas a escala mundial en programas de parto seguro. 

Ahora mismo, el proyecto en plena ejecución es “Safe Birth for All” (Nacimiento seguro para todos), que va destinado a las mujeres y niñas de México, Filipinas y Tailandia y busca garantizar un parto seguro, facilitar el acceso a servicios de planificación familiar y prevenir los embarazos en la adolescencia.  

Tal proyecto, que se dirige principalmente a las comunidades vulnerables, se compone de numerosas vertientes que persiguen objetivos a corto y largo plazo. En él se crearán, implantarán y utilizarán plataformas digitales con la intención de que la educación sexual integral que se imparte a jóvenes y adolescentes tenga un mayor alcance. Al mismo tiempo, la alianza velará por que los servicios de atención de la salud materna sean eficaces para así consolidarlos. El método que el proyecto adoptará para lograrlo consiste en mejorar la prestación de servicios de salud materna y neonatal y el acceso a la planificación familiar en el seno de las comunidades y en determinados centros de salud, en facilitar suministros y capacitación al personal sanitario y de partería, y en entregar kits de salud reproductiva a embarazadas.

 

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X