Statement

Declaración del UNFPA sobre la decisión de los Estados Unidos de restablecer la financiación

28 Jan 2021

La decisión de los Estados Unidos de restablecer el apoyo económico y político al UNFPA tendrá un enorme impacto sobre la labor del UNFPA y las personas a las que servimos. La decisión envía un poderoso mensaje a las mujeres y niñas de todo el mundo de que sus derechos son importantes. 

La restauración de la financiación permite al UNFPA prevenir más de 1 millón de embarazos no deseados y proporcionar vitales servicios de salud reproductiva a más de 4 millones de mujeres y jóvenes cada año, incluidos servicios vitales que necesitan las sobrevivientes de la violencia de género.

El retorno de la ayuda estadounidense se produce en un momento crucial: la COVID-19 ha tenido un efecto devastador sobre la salud y el bienestar de las mujeres y las niñas en todo el mundo, y amenaza con hacer retroceder el considerable progreso que el mundo ha logrado en los últimos años. En este momento difícil, toda la comunidad internacional debe aumentar su solidaridad para proteger estos logros y seguir avanzando.

Los programas del UNFPA tienen por objeto ofrecer un mundo en el que todos los embarazos sean deseados, todos los partos sean seguros y se cumpla el potencial de cada joven. Tenemos operaciones en más de 150 países y territorios, donde ofrecemos servicios vitales de salud sexual y reproductiva a las personas más marginadas y vulnerables, incluso en medio de las crisis humanitarias más urgentes y peligrosas del mundo. Ahora, con el generoso apoyo del pueblo estadounidense, el UNFPA podrá llegar a más mujeres y niñas con estos servicios vitales.

El UNFPA también acoge con beneplácito el anuncio hecho hoy por el presidente Biden, en el que se rescinde la versión ampliada de la Política de la Ciudad de México, también conocida como la "regla mundial de la mordaza", que ha dado lugar a la desfinanciación de organizaciones de salud reproductiva en países en desarrollo de las que dependen tantas mujeres pobres y sus familias.   

Con el restablecimiento de la financiación del UNFPA, los Estados Unidos defienden los derechos de todas las mujeres a llevar una vida sana y empoderada, y a vivir libres de violencia. Esperamos con interés trabajar con el presidente Biden, la vicepresidenta Harris y el pueblo estadounidense para ofrecer un mundo donde la salud y los derechos sexuales y reproductivos sean una realidad para todas y todos.
 

 

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X