Estados Unidos de América

El gobierno de los Estados Unidos jugó un papel fundamental en la creación y lanzamiento del UNFPA en 1969, y lleva siendo miembro activo de la junta ejecutiva del UNFPA desde hace más de 45 años. EE. UU. apoyó el trabajo del UNFPA para reducir la pobreza, mejorar la salud de la mujer y sus familias, reducir la mortalidad materna e infantil, prevenir el VIH/SIDA y luchar contra la violencia de género. EE. UU. también se asoció con el UNFPA para aumentar el acceso a los servicios sanitarios para las mujeres y las niñas adolescentes en entornos de crisis, incluido el apoyo al parto seguro, atención obstétrica de emergencia y servicios prenatales y posnatales.

Estados Unidos implementa sus compromisos para abordar la violencia de género a través de su “Estrategia para prevenir y responder ante la violencia de género a nivel global” a nivel de todo el Gobierno, la “Estrategia global estadounidense para empoderar a las niñas adolescentes” y el “Plan de acción nacional sobre las mujeres, la paz y la seguridad”. En la esfera humanitaria, la estrategia de violencia de género de EE. UU. trata de reducir la violencia y empoderar a las mujeres y las niñas para que materialicen sus derechos y elijan el rumbo de sus vidas, lo cual está en consonancia con el mandato del UNFPA.

En 2016, Estados Unidos fue el mayor contribuyente a las iniciativas globales del UNFPA para abordar la violencia de género en los contextos humanitarios. Estas donaciones permitieron que el UNFPA proporcionara experiencia crítica para responder ante la violencia de género en las comunidades afectadas por la crisis y para definir los estándares globales de responsabilidad con el fin de permitir seguir profesionalizando el campo. El apoyo del gobierno de Estados Unidos en las crisis humanitarias permitió que el UNFPA suministrara asistencia de supervivencia a unos 11,4 millones de personas en 55 países a través de 481 clínicas sanitarias móviles, 2488 centros que proporcionaban atención obstétrica de emergencia y 485 espacios seguros para que las mujeres escaparan de la violencia de género. Estados Unidos fue el mayor defensor, a través del UNFPA, de la sala de maternidad principal en el campamento de Zaatari, el mayor campo de refugiados sirios. Estados Unidos también ofreció financiación básica al UNFPA, lo que permitió a la agencia planificar a largo plazo, responder de forma flexible a las prioridades emergentes y apoyar los programas que mejoran la vida de las mujeres y los jóvenes en los países en desarrollo.

Noticias

Noticias
SHAHRISTÁN, Afganistán – “Era la medianoche del 6 agosto cuando tocaron con fuerza mi puerta. Mi marido abrió la puerta. De pie en la oscuridad había una persona pidiendo mi ayuda; había un bebé a punto de nacer",...
21 Octubre 2020 read story
Noticias
BIHAR, India – La vida se ha estancado en gran parte del estado indio de Bihar, ya que una feroz temporada monzónica ha coincidido con la pandemia de COVID-19. Los casos de coronavirus siguen aumentando, incluso en...
16 Septiembre 2020 read story
Noticias
KABUL, Afganistán – "Cuando regresé a casa del trabajo, tuve que aislarme", relató Suhaila Sadat, partera del Hospital de Maternidad de Malalai en Afganistán. "Mis padres estaban preocupados por mí porque interactúo con...
14 Septiembre 2020 read story

Contribuciones desde 2014

El gráfico de barras refleja los ingresos generales y no básicos reconocidos en un año determinado. La mayoría de las contribuciones se reciben en monedas nacionales. Las fluctuaciones de los tipos de cambio pueden afectar a los equivalentes en dólares estadounidenses.

  • Todo(s)
  • 2014
  • 2015
  • 2016
  • 2017

El gráfico circular representa los ingresos generales y no básicos reconocidos en un año determinado, con detalles adicionales para los fondos no básicos.

Los donantes se muestran en el orden de las contribuciones generales al UNFPA para un año determinado, como se indica en el menú.

2020 | Inicio
Estadísticas globales de donantes