Related content

Halima, actualmente de 19 años de edad, es una asistente jurídica dedicada a ayudar a las mujeres y las niñas. © UNFPA Chad/Théodore Somda
Noticias
Halima Yakoy Adam fue una vez una bomba humana. Cuando solo tenía 15, su marido la llevó a una isla cerca de la frontera de Nigeria. Iban a hacer un viaje de pesca, le dijo él.
La intermediaria de salud Saha Ciftci ofrece información a las familias de refugiados sirios. Explica que las condiciones de vivienda son demasiado pobres para muchos refugiados. © UNFPA Turquía/Usenabasi Esiet
Noticias
las mujeres y las niñas refugiadas se enfrentan a dificultades extraordinarias. Soportan grandes peligros y a menudo una violencia brutal, y muchas de ellas se ven sumidas en la pobreza.
Las mujeres y las niñas requieren seguridad, atención médica y otros servicios después del desastre. © UNFPA Guatemala / Carlos Sebastián
Noticias
El UNFPA está trabajando con el gobierno, socios y los miembros de la comunidad para mejorar la seguridad, la atención y los servicios de salud para los sobrevivientes después del desastre.

Pages