Noticias

Suministros de salud reproductiva aerotransportados a un Haití destrozado por el terremoto

Suministros de salud reproductiva aerotransportados a un Haití destrozado por el terremoto
Se prevé que decenas de miles de embarazadas necesiten servicios de parto seguro en las áreas afectadas por el terremoto en las próximas semanas. © UNFPA Haití/Samuel Lamery Pierre
  • 22 September 2021

PORT-AU-PRINCE/NUEVA YORK – El UNFPA y organismos asociados transportaron por aire más de 125 toneladas de suministros vitales a zonas destrozadas por el terremoto de Haití como parte de la operación del Puente Aéreo Humanitario de la UE.

Según los informes, más de 2.200 personas han muerto a causa del terremoto de magnitud 7,2 que azotó la región meridional del país el 14 de agosto. Más de 12.260 personas resultaron heridas y más de 650.000 necesitan asistencia humanitaria, muchas de las cuales son mujeres y niñas en edad reproductiva, que además podrían requerir atención de salud reproductiva, servicios de salud materna, apoyo a la planificación familiar, además de protección y tratamiento por violación.

Las estimaciones iniciales del UNFPA indican que se espera que más de 22.000 mujeres den a luz en los próximos tres meses. De éstas, alrededor de 3.700 requerirán cesáreas. Al menos la mitad de los servicios de salud disponibles en las zonas afectadas han quedado dañados o han sido destruidos, y muchos miembros del personal de salud (incluidas las parteras) están sufriendo a su vez falta de vivienda, traumatismos y pérdidas.

A damaged building is wrapped in yellow "caution" tape.
Edificios dañados en la calle que conduce al Hospital Saint-Antoine Jeremie. © UNFPA Haití/Samuel Lamery Pierre

“Ya hemos gestionado las emergencias de salud materna y distribuido botiquines precolocados, que contienen artículos básicos de higiene como toallas sanitarias, jabón y ropa interior, a mujeres y niñas en Les Cayes, al sur de Haití”, dijo Yves Sassenrath, representante del UNFPA en Haití, en los días posteriores al terremoto. 

Servicios y suministros esenciales

Aun así, las necesidades de salud sexual y reproductiva son profundas.

Una evaluación reciente realizada por el UNFPA determinó que varios campamentos carecen de iluminación suficiente y de instalaciones de aseo separadas por sexo, lo que hace a las mujeres y las niñas vulnerables a la violencia. La información preliminar muestra que se han dañado unos 1.800 sistemas de agua y saneamiento, y la falta de instalaciones de saneamiento ha dejado a algunas mujeres reportando infecciones vaginales y otras preocupaciones. 

Entre los suministros proporcionados por el reciente puente aéreo, y entregas humanitarias anteriores, había miles de kits de higiene femenina que contienen suministros esenciales de higiene, como jabón, champú, detergente para la ropa, toallas sanitarias y ropa interior. 

El UNFPA también ha adquirido botiquines de salud reproductiva para apoyar el parto seguro para miles de mujeres, así como suministros para apoyar la gestión clínica de la violación y el tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual. El UNFPA también está trabajando para desplegar equipos móviles de salud y apoyar los sistemas de planificación familiar y salud materna en los hospitales que pueden seguir funcionando

A newborn delivered at Saint-Antoine Jeremie Hospital.
Un recién nacido en el Hospital Saint-Antoine Jeremie. © UNFPA Haití/Samuel Lamery Pierre

Llegar a las personas más vulnerables

Además de equipar al personal de salud para que gestione los casos de violencia sexual, el UNFPA también está prestando apoyo a las y los supervivientes con asesoramiento psicosocial y remisiones a otros servicios apropiados. Estas preocupaciones son particularmente agudas, ya que se sabe que la violencia basada en el género aumenta en las crisis humanitarias. 

“Debe darse prioridad a los servicios de protección y apoyo a la salud de las mujeres y las niñas y otros grupos vulnerables, como las personas con discapacidad”, recomendó el Sr. Sassenrath. “Hemos interactuado con decenas de personas en las comunidades afectadas desde el terremoto y hemos registrado sus preocupaciones y temores en un esfuerzo por proporcionar apoyo suficiente e inmediato para salvar vidas. Nuestra tarea urgente es garantizar que su salud, su bienestar mental y sus derechos sean el centro de nuestra respuesta humanitaria en Haití”. 

“Las mujeres y las niñas se ven desproporcionadamente afectadas durante las crisis”, subrayó la Directora Ejecutiva del UNFPA, Dra. Natalia Kanem. “Trabajaremos con el Gobierno y los asociados locales, así como con la comunidad internacional, para garantizar que se prioricen sus necesidades de protección y salud sexual y reproductiva y se preserven su seguridad y su dignidad”

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X