Noticias

Reclamar la autonomía corporal de las personas con discapacidad en Kazajstán

Se elaboró un folleto sobre salud reproductiva en braille y se distribuyó en bibliotecas y escuelas para discapacitados visuales de Kazajstán. © UNFPA/Kazakhstan
  • 03 Diciembre 2021

NUR-SULTAN Kazajstán – “Todas las mujeres, independientemente de su discapacidad, tienen derecho a decidir si tienen un hijo, cuántos hijos tienen y con qué frecuencia”, manifestó Lyazzat Kaltayeva, Presidenta de la Asociación Shyrak de Mujeres con Discapacidad en Kazajstán.

Sin embargo, este derecho se viola rutinariamente y rara vez se informa de estas violaciones. Estudios recientes muestran que sólo el 0,5 % de las mujeres con discapacidad en Kazajstán se convierten en madres, y sus tasas de aborto son 8 veces más altas que las que no tienen discapacidad. Se cree que estas cifras reflejan graves barreras a los servicios e información de salud sexual y reproductiva, que pueden deberse a obstáculos físicos, a no recibir apoyo para comunicar sus necesidades o a desconocimiento de sus propios derechos fundamentales. 

Otro factor que contribuye es la falta de información que reciben las mujeres y las niñas con discapacidad sobre la planificación familiar o sobre cómo protegerse de un embarazo no deseado, por ejemplo, porque la sociedad las percibe como incapaces de tomar sus propias decisiones. A las mujeres con discapacidades intelectuales en particular se les suele decir que no deben tener hijos, y muchas son sometidas a la esterilización forzada, al aborto o al uso de anticonceptivos contra su voluntad. 

Agentes de cambio respecto de la discapacidad y la igualdad de género 

Con el objetivo de corregir estas estadísticas nefastas, la Asociación Shyrak se ha asociado con el UNFPA para ayudar a las mujeres y jóvenes con discapacidad en Kazajstán a decidir libremente si, cuándo y cuántos niños deben tener.

El material educativo, accesible en formatos tales como Braille, audio e interpretación de lenguaje de señas, garantiza que sus derechos sean claramente comunicados y que se disponga de opciones para los servicios esenciales.

Formadores impartiendo clases de salud sexual en un aula
Formadores de la Asociación Shyrak imparten un curso sobre salud y derechos sexuales y reproductivos a jóvenes con discapacidad. © UNFPA/Kazakhstan

La Asociación Shyrak también ha puesto en marcha un nuevo proyecto, la Escuela para la vida independiente, que capacita a los jóvenes en materia de derechos reproductivos y salud. Hablando de los cambios que se están logrando, la Sra. Kaltayeva dijo: “Vemos cómo están cambiando las actitudes, con una conciencia de los derechos de las personas con discapacidad y en su propia responsabilidad respecto de sus vidas y la salud de sus hijos. Los graduados de nuestras escuelas se han convertido desde entonces en padres y han creado sus propias unidades familiares prósperas”.

Las iniciativas de Shyrak colocan firmemente la autonomía corporal en el centro de su misión, abordando la violencia sexual y basada en el género y promoviendo los derechos humanos de las mujeres con discapacidad para tomar sus propias decisiones sobre sus cuerpos, su salud y la maternidad.

Como personas muy vulnerables al aislamiento, el estigma y los prejuicios, las niñas y niños con discapacidades en todo el mundo tienen hasta tres veces más probabilidades de sufrir violencia física, sexual y emocional, y las niñas corren mayor riesgo. Las jóvenes y las niñas con discapacidad tienen menos acceso a servicios de prevención, respuesta y apoyo, lo que las hace aún más vulnerables al abuso sexual y a los embarazos no deseados. 

“Regularmente vemos a personas que enfrentan discriminación basada en su discapacidad y género. Tienen poco o ningún control sobre sus propias vidas o sus decisiones en torno a sus derechos sexuales y reproductivos: esas decisiones las toman otras personas, miembros de la familia o personal médico”, explicó la Sra. Kaltayeva, quien cree que la colaboración entre la Asociación Shyrak y el UNFPA hará un aporte valioso para hacer frente a esta injusticia. 

Una pareja feliz con su bebé
Graduados del Proyecto de Escuela para la Vida Independiente. © UNFPA/Kazakhstan

Tu cuerpo, tu salud, tu opción 

La pandemia ha exacerbado las desigualdades de género, la discriminación por motivos de género y la violencia por motivos de género, incluso para las mujeres y las niñas con discapacidad. En estas condiciones, las medidas de protección y la información sobre salud sexual son más necesarias que nunca.

“Siempre hay demanda de este tipo de información”, adelantó Saltanat Tleukenova, bibliotecaria de la Biblioteca Republicana para Personas con Impedimentos Visuales. “Debido al bloqueo, asignamos dos horas por lector. Ya tenemos gente haciendo cola para leer el libro en Braille sobre salud y derechos reproductivos. Incluso encontré mucha información útil en la publicación para mí.”

El tres de diciembre es reconocido como el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Para el UNFPA, se trata de una oportunidad para crear conciencia sobre los derechos de todas las personas a tener acceso a servicios e información de salud sexual y reproductiva y a vivir libres de violencia y discriminación en todos los espacios. 

La sociedad y los responsables de la toma de decisiones deben reconocer que las personas con discapacidad tienen los mismos derechos que todas las demás personas”, subrayó la Sra. Kaltayeva.  “Sus voces merecen ser escuchadas”.

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X