Noticias

Operación conjunta rescata a cientos del ciclón Kenneth en Mozambique

30 Abril 2019
Author: UNFPA
El Gobierno de Brasil desplegó bomberos hace un mes para ayudar a las víctimas del ciclón Idai. Imagen cortesía de Bombeiros do Brasil
El Gobierno de Brasil desplegó bomberos hace un mes para ayudar a las víctimas del ciclón Idai. Imagen cortesía de Bombeiros do Brasil

PEMBA, MozambiqueBomberos militares brasileños, en coordinación con el Gobierno de Mozambique y varios organismos de las Naciones Unidas, han salvado la vida de cientos de personas desplazadas por el ciclón Kenneth cerca de la inundada ciudad de Pemba, en la parte septentrional del país.

Al menos nueve personas han muerto y casi 200 han resultado lesionadas desde el 23 de abril, cuando Kenneth recaló en las Comoras antes de cruzar a Mozambique, según el último informe de situación de las Naciones Unidas.

Kenneth ha afectado a más de 168 000 personas en Mozambique, incluidas 42 000 personas desplazadas por las lluvias y las inundaciones solo en la provincia de Nampula. Se estima que más de 7000 embarazadas corren riesgo de parto inseguro en las zonas afectadas.

Kenneth es el segundo gran ciclón tropical que golpea Mozambique en apenas cinco semanas. El primero, el ciclón Idai, causó más de 1000 muertes —incluidas más de 600 en Mozambique— y también afectó Malawi y Zimbabwe.

 

Salvando vidas

Over 7,000 pregnant women are at risk of unsafe childbirth in areas affected by Cyclone Kenneth. © UNFPA Mozambique
Más de 7000 embarazadas corren riesgo de parto inseguro en las zonas
afectadas por el ciclón Kenneth. © UNFPA Mozambique

Los bomberos han permanecido en la zona durante un mes. Fueron desplegados por el Gobierno de Brasil para ayudar a los organismos de las Naciones Unidas en las operaciones de búsqueda, salvamento y recuperación posteriores al paso de Idai.

"Sacamos a un sinnúmero de personas de zonas vulnerables que quedaron totalmente inundadas. El agua subió y destruyó muchas zonas residenciales", afirmó el capitán Kleber Castro, quien dirige el destacamento de bomberos brasileños. "Si las personas no hubieran resistido, habría muerto más de un centenar".

Ingo Piegeler, coordinador de la ayuda humanitaria del UNFPA en la zona, señaló que el UNFPA está contribuyendo con la operación conjunta de búsqueda y rescate sobre el terreno proporcionando kits de maternidad que se envían a través de socios locales a los centros de salud de la provincia de Cabo Delgado, donde Kenneth recaló en Mozambique. El UNFPA también está cargando carpas en camiones para las clínicas que ofrecen servicios de salud sexual y reproductiva a las mujeres, y planifica distribuir kits de higiene femenina a las mujeres y niñas afectadas.

Desde el comienzo de la respuesta a Idai, el UNFPA ha distribuido más de 4000 kits de higiene femenina, ha establecido clínicas y servicios destinados a prevenir y combatir la violencia basada en el género en los refugios, y ha desplegado activistas y parteras capacitadas para trabajar en situaciones de alta vulnerabilidad, como la que afecta a Mozambique tras el paso de las tormentas.

A pesar de que los dos ciclones ya han pasado, el país sigue luchando para hacer frente a la destrucción que dejaron ambos desastres naturales casi consecutivos. Los organismos de las Naciones Unidas están en la vanguardia, pero las condiciones son calamitosas.

"Nuestro principal desafío es llegar a las comunidades en estas condiciones climáticas", explicó Saviano Abreu, portavoz de la OCAH, desde Mahate, un barrio que corre el riesgo de sufrir deslizamientos de tierra. "Con las intensas lluvias, la operación se torna muy complicada, y tenemos que luchar contra el tiempo para salvar vidas".