Noticias

Jamaica impulsa un modelo para prevenir el embarazo en la adolescencia a la vez que ofrece apoyo a las madres jóvenes

27 Agosto 2013
Author: UNFPA
Hablar con los adolescentes sobre el sexo puede tener como resultado conversaciones trascendentales, aunque a veces un tanto incómodas. Fotografía: Basil Jones, para el UNFPA

El Informe sobre el Estado de la Población Mundial de este año, que se publicará el 30 de octubre, abordará el tema del embarazo en la adolescencia. El siguiente relato describe un programa modelo concebido en Jamaica que ayuda a adolescentes embarazadas y madres jóvenes a continuar con su educación y desarrollar su potencial.

KINGSTON, Jamaica —"Quedarme embarazada tan joven fue una experiencia espantosa. No sabía qué hacer cuando me enteré," nos comenta Joelle, de 17 años, al recordar su desconcierto emocional por haberse quedado embaraza siendo tan solo una adolescente.

"Era mi último año de secundaria. Me iba a graduar y mis padres se sentirían orgullosos de mí", comenta.  "Sentí un enorme terror, vergüenza y desconsuelo al darme cuenta de que todas las cosas que deseaba no se harían realidad".

Joelle fue una de las dos chicas que quiso compartir abiertamente su experiencia con la Primera Dama de Burkina Faso, Chantal Compaoré, y su equipo durante su visita a Jamaica para conocer las estrategias adoptadas por el Gobierno de este país en su acercamiento a la problemática del embarazo en la adolescencia.

El Programa para Madres Adolescentes de la Fundación Centro de Mujeres de Jamaica en el que participa Joelle es uno de los ejes de estas estrategias, una buena práctica del UNFPA y un modelo para otros países que luchan contra el embarazo en la adolescencia. "Hemos facilitado la visita de delegaciones de muchos países a Jamaica para que puedan explorar nuestro modelo y, posteriormente, lo pongan en práctica en sus respectivos países", señala Melissa McNeil-Barrett, Representante Auxiliar del UNFPA en Jamaica.

Joelle dio detalles de la organización y describió al equipo de asesores que están al cuidado de ella durante esta etapa tan complicada como "el equipo de bomberos que me rescató del edificio en llamas emocionales en el que me encontraba". Por otra parte, comentó a la delegación de Burkina Faso que, gracias a la intervención del Centro, fue capaz de finalizar sus estudios y que se encontraba a la espera de conocer los resultados de sus exámenes finales.

"Gracias al Centro de Mujeres, he tenido una segunda oportunidad para hacer las cosas bien, poder recibir una educación y lograr que mis padres se sientan de nuevo orgullosos de mí", reconoció.

Obtención de resultados

Desde 1978, el Programa para Madres Adolescentes ofrece educación permanente, asesoramiento y capacitación en habilidades prácticas a madres que no superan los 17 años. A través de este programa, las madres jóvenes pueden dirigirse al Centro de Mujeres más cercano para continuar sus estudios durante al menos un semestre y luego regresar al sistema de educación académica una vez que han dado a luz. Si bien pronto se pondrá en práctica una nueva política (véase a continuación), en el pasado a las niñas que se quedaban embarazadas se les prohibía la entrada en la escuela de manera rutinaria.

La Fundación cuenta con siete centros principales y nueve centros de extensión repartidos por toda Jamaica. Durante el curso académico 2011-2012 recibieron educación permanente 1.402 madres adolescentes, de las cuales más de la mitad regresaron con éxito al sistema de educación académica. El Centro además ofrece una variedad de servicios complementarios como guarderías y asesoramiento sin cita previa para mujeres y hombres de todas las edades. Estos servicios incluyen asesoramiento para padres muy jóvenes, sus padres y los padres de madres adolescentes.

La tasa de embarazos en la adolescencia ha descendido en Jamaica desde el 31% en 1978 al 18% en 2008. Sin embargo, habida cuenta de la tasa de fecundidad juvenil de 72 nacimientos por cada 1.000 mujeres en el grupo de edad de entre 15 y 19 años, sigue siendo necesario dirigir la atención a este colectivo de la población, así como al de las adolescentes más jóvenes.

Priorización de la planificación familiar

La planificación familiar es un componente fundamental del programa de asesoramiento que se ofrece en cada delegación del Centro de Mujeres de Jamaica. El UNFPA mantiene una colaboración desde hace años con la organización para ayudar a reducir el riesgo de segundos embarazos no deseados entre las madres que se encuentran bajo su asesoramiento.

Previo conocimiento y consentimiento de los padres, las madres jóvenes reciben información sobre salud sexual y reproductiva, y se les ofrece el método anticonceptivo que elijan, lo que las ayuda a retrasar un segundo embarazo y les permite finalizar sus estudios. Gracias al apoyo del UNFPA, solo en el período entre 2008 y 2011 el Centro de Mujeres distribuyó más de 10.000 preservativos masculinos y de 6.000 preservativos femeninos.

A lo largo de los años, el Centro ha logrado mantener la tasa de segundo embarazo por debajo del 2% entre las madres adolescentes que participan en este programa. Su ayuda también ha resultado eficaz para que estas adolescentes finalicen sus estudios de secundaria e incluso accedan a la universidad.

Regreso a la escuela: el éxito de la promoción

 

Chicas embarazadas asisten a clase en el Centro de Mujeres de Kingston Fotografía:© Fundación Centro de Mujeres de Jamaica

En Jamaica, la consecuencia inmediata del embarazo juvenil es la expulsión de la escuela; por esta razón, reinsertar a las madres adolescentes en el sistema de educación académica ha sido una prioridad fundamental.

Estas medidas han tenido como resultado el reciente logro histórico de la aprobación por parte del gabinete ministerial, en mayo de 2013, de la política sobre la reinserción de las madres adolescentes en el sistema de educación académica. Este gran adelanto político, encabezado por la Fundación Centro de Mujeres de Jamaica y el Ministerio de Educación, con apoyo del UNFPA, permitirá a todas las madres en edad escolar continuar con su educación durante y con posterioridad a su embarazo.

Para septiembre de 2013, cuando la nueva política ya esté en práctica, las madres adolescentes no tendrán que hacer frente al riesgo de ver cómo se les deniega la entrada a la escuela, algo que algunas instituciones se reservan el derecho de mantener de manera rutinaria por miedo a que estas chicas puedan ejercer una "influencia negativa" sobre los demás alumnos. Las escuelas ahora están obligadas a acoger de nuevo a las madres adolescentes en el sistema de educación académica una vez que han dado a luz. Incluso, las madres jóvenes tendrán la oportunidad de elegir entre asistir a una escuela nueva o regresar a la que un día abandonaron.

El UNFPA apoyará de forma activa la puesta en práctica de esta política. Por otra parte, también ha contribuido con fondos a proveer ordenadores y sistemas informáticos que ayuden a este colectivo de mujeres a potenciar sus habilidades tecnológicas en su preparación para los exámenes o en su regreso a la escuela.

"La educación de nuestras jóvenes es un punto fuerte de la cultura y la historia de Jamaica", explica Ronald Thwaites, Ministro de Educación de Jamaica. "Queremos que cada chica, con independencia de sus circunstancias, aun cuando se haya quedado embarazada y tenido un hijo, tenga la posibilidad de seguir adelante, con la garantía de que se le ofrezcan las mejores oportunidades. Somos una nación de segundas oportunidades".

La innovación fomenta el éxito: la involucración de los hombres y el servicio de guardería

 

Niños y niñas reciben atención mientras sus madres asisten a la escuela. Fotografía: © Fundación Centro de Mujeres de Jamaica

Aunque la prioridad principal es abordar el reto de las madres jóvenes, involucrar a los hombres y ofrecerles información y asesoramiento también ha sido un componente fundamental de la estrategia de éxito del Centro de Mujeres.

Como parte de los servicios de asesoramiento continuo por pares que ofrece el Centro, el UNFPA ha apoyado la capacitación de 50 hombres jóvenes en las regiones jamaicanas de Clarendon y Manchester. A través de distintas actividades, este grupo de hombres ayuda a concienciar a otros hombres en cuestiones de salud sexual y reproductiva, incluida la planificación familiar, la prevención del VIH y los servicios de salud sexual y reproductiva. Este grupo de hombres asisten a los Centros o las delegaciones cerca de sus hogares y proporcionan a sus correspondientes directores de zona informes sobre sus actividades.

El Centro de Mujeres también ha liderado la estrategia innovadora de facilitar guarderías en todas sus ubicaciones. En 2012, se inscribieron en estas guarderías un total de 603 niños y niñas a lo largo de todo el año.

Estas instalaciones únicas permiten a las madres adolescentes amamantar a sus hijos a las horas correspondientes durante el día bajo la vigilancia de cuidadores profesionales que también atienden a los bebés y que ofrecen asesoramiento sobre la maternidad y la relación paternofilial.

Gracias a esta iniciativa, el Centro de Mujeres ha conseguido también generar ingresos y ofrecer sus servicios de guardería a otras madres adolescentes que no se encuentran en la red. Las guarderías de la cadena "Chubby Cheeks", asociadas al centro de Kingston, por poner un ejemplo, acogen y atienden a docenas de bebés de madres adolescentes y trabajadoras.

Intercambio de conocimientos en la región Sur

Gracias al trabajo de organizaciones como el Centro de Mujeres, cada vez se reconoce más el papel de Jamaica como ejemplo para hacer frente a la problemática del embarazo en la adolescencia y proporcionar apoyo a las chicas jóvenes que se quedan embarazas cuando aún acuden a la escuela.

La reciente visita de la Primera Dama de Burkina Faso es solo una de las misiones que ha facilitado el UNFPA —si bien es la primera de fuera de la región caribeña— en su empeño por mejorar la cooperación Sur-Sur. Tras su visita a Jamaica, la Sra. Compaoré manifestó tener esperanza en que Burkina Faso sea capaz de promover y liderar acciones para prevenir el embarazo en la adolescencia y ofrecer apoyo a las madres adolescentes en el África Occidental.

El UNFPA, a través de su Oficina Subregional para el Caribe, ha facilitado en el pasado el intercambio de visitas con los Gobiernos de Granada y de las Islas Turcas y Caicos, entre otros. Una consecuencia de esta iniciativa ha sido la instauración en Granada de un modelo basado en la Fundación Centro de Mujeres de Jamaica. De igual modo, algunas organizaciones no gubernamentales de la República de Guyana también han reproducido ideas de este modelo en sus programas nacionales.

La Fundación Centro de Mujeres de Jamaica en el período 2011-2012

  • Madres adolescentes que participan en el programa: 1.402

  • Nuevas alumnas: 760

  • Nuevas alumnas menores de 16 años: 409

  • Madres adolescentes matriculadas en estudios de secundaria o de orientación técnica durante el embarazo: 411

  • Madres adolescentes que regresan al sistema de educación académica o a instituciones de capacitación tras dar a luz: 716

  • Bebés que son acogidos y atendidos en la red de guarderías del Centro: 603

  • Número total de madres que han sido atendidas desde 1978: 42.799

  • Tasa de segundo embarazo: inferior al 2%

– Artículo de fondo de Nicole Foster

 

Jamaica
Población : 2.9 mil
Tasa de fertilidad
2
Proporción de mortalidad materna
89
Tasa de prevalencia de anticonceptivos
72
Población de 10 a 24 años
25%
Youth secondary school enrollment
Niños 71%
Niñas 77%

Contenido relacionado

Noticias
KAPILVASTU, Nepal—Bijay Laxmi tiene 15 años; lleva casada desde los 11. En unos meses se mudará con la familia de su marido, a quien no conoce. Allí se dedicará a cocinar, limpiar, cuidar del ganado y, muy probablemente, empezará a tener sus propios hijos.
Noticias
KABUL —Freshta, con quince años, ha logrado huir del matrimonio que la habría unido a un hombre con más del doble de su edad. A cambio, no obstante, ha sido expulsada de su hogar.
Noticias
La asociación de organismos de las Naciones Unidas conocida como H4+ brinda apoyo a los países prioritarios que toman medidas concertadas para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio sobre la salud maternoinfantil.

Pages