Noticias

Jóvenes defensores de la planificación familiar desafían tabúes en las Maldivas

12 Noviembre 2018
Author: UNFPA
Cuando su amiga se embarazó inesperadamente a una temprana edad, Azlifa decidió buscar la forma de compartir más información sobre salud sexual y reproductiva con otros jóvenes que no conocían sobre su cuerpo. © UNFPA Maldivas / Tatiana Almeida
Cuando su amiga se embarazó inesperadamente a una temprana edad, Azlifa decidió buscar la forma de compartir más información sobre salud sexual y reproductiva con otros jóvenes que no conocían sobre su cuerpo. © UNFPA Maldivas / Tatiana Almeida

MALE’, Maldivas – Cuando Azlifa tenía 11 años, algo le sucedió a su amiga.

"Ella abandonó la escuela", recuerda Azlifa. "Su familia estaba muy molesta. Todos en la isla - una comunidad muy pequeña - hablaban mal de ella, pero nadie mencionaba al novio. "

"El novio", pronto se enteró Azlifa, estaba a punto de convertirse en el padre del bebé de su amiga. Para ese entonces Azlifa no entendía cómo, no sabía nada sobre sexo o salud reproductiva. Tal era el caso, que cuando escuchó la palabra "período" por primera vez la tuvo que buscar en Google.

En un país donde se criminaliza el sexo fuera del matrimonio, Azlifa no era diferente a otras chicas de su edad.

En las Maldivas el matrimonio sigue siendo un requisito para tener acceso a servicios de planificación familiar. Como consecuencia, la información sobre salud sexual y reproductiva para jóvenes fuera del matrimonio es escasa.

Pero Azlifa estaba decidida a cambiar esto.

"La historia de mi amiga me inspiró a capacitar a otras niñas", dijo, "No quería que ninguno de mis familiares pasara por lo que ella pasó".

Ahora a sus 26 años, Azlifa trabaja como educadora de salud reproductiva para Society for Health Education (SHE). SHE es una organización apoyada por el UNFPA y la única que brinda información sobre salud sexual y reproductiva y servicios para jóvenes en la Maldivas.

"Cuando se trata de prevenir embarazos no deseados, la información es clave", dijo Azlifa.

Desde un punto de vista global, los adolescentes generalmente están rezagados en lo que respecta acceso a la planificación familiar, información y servicios de salud sexual y reproductiva. Solo en los países en desarrollo, 20.000 niñas menores de 18 años dan a luz todos los días, lo que equivale a 7,3 millones de nacimientos al año.

Grupo de jóvenes dentro de un espacio seguro apoyado por el UNFPA en
las Maldivas explorando una nueva aplicación que les proporciona una
plataforma para discutir y aprender más sobre temas delicados relacionados
a la salud y a los derechos sexuales y reproductivos.
© UNFPA Maldives/Tatiana Almeida

El embarazo en la adolescencia pone a las jóvenes en riesgo de abandonar la escuela y de tener menos posibilidades de empleo. También las vuelve más vulnerables a la pobreza, la exclusión social y a resultados de salud adversos. Las complicaciones durante el embarazo y el parto son la principal causa de muerte entre las adolescentes en todo el mundo.

El embarazo en la adolescencia generalmente no es el resultado de una elección voluntaria. Muchas niñas no tienen voz sobre decisiones que afectan sus vidas irreversiblemente. El embarazo en la adolescencia es a menudo consecuencia de la falta de acceso a educación, información o atención médica.

"Mi amiga nunca se hubiera convertido en una madre adolescente si hubiera tenido acceso a información sobre salud sexual y reproductiva", explicó Azlifa. "En SHE, brindamos servicios de planificación familiar, información sobre prevención de Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), prevención del VIH, atención prenatal y educación sexual integral".

La próxima generación de líderes 

Los jóvenes desempeñan un papel fundamental en la educación y el desarrollo de entornos seguros para el diálogo sobre temas que de otro modo se consideran tabú, afirman los líderes mundiales reunidos esta semana para la Conferencia Internacional de Planificación Familiar de 2018 en Kigali, Ruanda. Ellos son la próxima generación de líderes en el tema de planificación familiar, por esa razón, deben ser incluidos en las decisiones que los afectan más íntimamente.

Azlifa esta consciente de ello. "Estoy muy orgullosa de crear un espacio seguro para los jóvenes y de proporcionar sesiones donde puedan venir y hablar sobre estos temas".

SHE, en colaboración con el UNFPA,  crea espacios seguros para que los jóvenes desafíen los tabúes y exploren temas delicados relacionados con el sexo y sus relaciones. En un momento en que los problemas de inclusión en las Maldivas persisten con un alto nivel de desempleo juvenil y una baja participación en la fuerza laboral femenina, estos espacios se han vuelto clave en empoderar a las mujeres y a las niñas enseñándoles a hacer uso de sus derechos como herramientas para la igualdad de género.

Solo en el 2018, el UNFPA y SHE organizaron seis espacios nuevos para jóvenes. La asociación también creo recientemente una aplicación móvil para ampliar el alcance de servicios de salud sexual y reproductiva para jóvenes en todo el país.

Azlifa se mantiene optimista de que estos esfuerzos marcarán la diferencia para la próxima generación.

"Me casé hace cuatro años, pero solo ahora decidí tener mi primer hijo", dijo. "Espero que para la generación de mi hija sea más fácil tener acceso a salud y derechos reproductivos".

                                                                                                                  – Tatiana Almeida
 

la República de Maldivas
Población : 0.4 mil
Tasa de fertilidad
2
Proporción de mortalidad materna
68
Tasa de prevalencia de anticonceptivos
44
Población de 10 a 24 años
22%