Noticias

Entrega de suministros a las instalaciones de salud materna de Viet Nam en medio de la pandemia de COVID-19

13 Abril 2020
Author: UNFPA
Los trabajadores de salud de primera línea corren un riesgo particular de exposición al virus. © UNFPA Viet Nam

HA NOI, Viet Nam – Los expertos en salud de Viet Nam piden esfuerzos para garantizar el acceso continuo a la atención de la salud materna en medio de la creciente pandemia de COVID-19. Se han confirmado más de 260 casos de COVID-19 en el país, principalmente en la ciudad de Ha Noi y sus alrededores.

“Se deben prestar servicios y atención médica especiales a las embarazadas, a las madres durante y después del parto y a los recién nacidos en medio de la epidemia”, señaló Nguyen Duc Vinh, Director del Departamento de atención de la salud materna e infantil del Ministerio de Salud. “Tenemos que preparar y mantener bien los recursos humanos a fin de proporcionar todos los servicios de salud sexual y reproductiva, salud materna e infantil en medio de la epidemia COVID-19”.

El UNFPA está trabajando con el Gobierno y sus asociados para garantizar que los trabajadores de la salud puedan seguir prestando esos servicios con seguridad. El 3 de abril, el UNFPA entregó suministros, incluidas 7.000 botellas de desinfectante, al Departamento de Planificación y Finanzas del Ministerio de Salud.

Los funcionarios de salud pondrá los suministros a disposición de los centros de salud materna y reproductiva prioritarios de Ha Noi, incluido el Hospital Nacional de Ginecología y Obstetricia, el Hospital de Obstetricia y Ginecología de Ha Noi, así como de otras maternidades y determinados establecimientos que ofrecen servicios de salud sexual y reproductiva.

Nacido en una pandemia

Los primeros casos de COVID-19 en Viet Nam se notificaron a finales de enero, pero el sistema de salud ha sido proactivo al contener la epidemia con rastreo de contactos, pruebas y medidas de aislamiento. Se han implementado protocolos de distanciamiento social, se han cerrado las empresas no esenciales y se ha suspendido el transporte público.

El UNFPA está proporcionando suministros de saneamiento al sistema de salud. © UNFPA Viet Nam

Un reciente repunte en los casos se ha asociado en gran medida con los centros médicos, lo cual pone de relieve la importancia de las medidas de control de infecciones, incluidos el lavado de manos y la desinfección.

El UNFPA está trabajando urgentemente para garantizar que los servicios de salud materna sigan siendo accesibles para las embarazadas y las mujeres en posparto. Se estima que 4.300 mujeres dan a luz todos los días en el país.

Para asegurar una prestación rápida, el UNFPA adquirió productos desinfectantes del mercado local con carácter prioritario.

Incluso en tiempos normales, sin la amenaza de una pandemia que se cierne sobre las salas de maternidad, la infección es una grave preocupación durante y después del parto. De hecho, la infección es una de las principales causas de mortalidad materna a nivel mundial.

Los protocolos de control de infecciones son tanto más críticos ahora que los trabajadores sanitarios están preocupados por la propagación del COVID-19. Los trabajadores de salud de primera línea corren un riesgo particular de exposición al virus.

“El riesgo de infección con el SARS-COV-2 entre los trabajadores de salud es muy alto”, admitió Nguyen, refiriéndose al nombre científico del virus que causa la COVID-19.

“Si se produce un aumento repentino de la COVID-19, podemos estar en riesgo de una grave escasez de recursos humanos, equipos y suministros especializados, en particular equipo de protección personal para prestar servicios normales y de cara a complicaciones maternas y neonatales”, añadió.

Apoyo a los trabajadores de la salud y a las nuevas madres

“Es imperativo que apoyemos al Ministerio de Salud y a todos los héroes de este país hoy (es decir, a todas las personas que trabajan en el sector de la salud, especialmente a los de primera línea), quienes al responder a esta emergencia arriesgan su salud y su seguridad”, manifestó Naomi Kitahara, representante del UNFPA en Viet Nam. “La protección de los trabajadores de la salud debe ser una prioridad máxima durante la respuesta a la epidemia de COVID-19”.

Además, las embarazadas con enfermedades respiratorias deben ser tratadas con la máxima prioridad debido al mayor riesgo de resultados adversos, aconseja el UNFPA.

“Deseamos expresar nuestra solidaridad con todos los vietnamitas al enfrentar juntos la epidemia de COVID-19. En conjunto con todos los organismos de las Naciones Unidas, el UNFPA está dispuesto a prestar toda la asistencia que podamos para apoyar la respuesta nacional a la epidemia, prestando especial atención a los grupos vulnerables, como las embarazadas”, finalizó la Sra. Kitahara.

Contenido relacionado

Noticias
En Siria, las comunidades sufren bajo el peso de la prolongada guerra, la escalada de la crisis económica y la pandemia de COVID-19. Más de 11 millones de personas en todo el país necesitan apoyo humanitario.
Noticias
Tres cosas cruciales que todos deben saber sobre los anticonceptivos y COVID-19.
Noticias
En un intento por controlar la pandemia de la COVID-19, El Salvador ha promulgado estrictas medidas de bloqueo.

Pages

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookies policy.

X