Noticias

En el Sudán, un hospital del UNFPA ayuda a las mujeres a dar a luz en condiciones seguras a pesar de la crisis de las inundaciones

Los trabajadores sanitarios del hospital de campaña del UNFPA en Tunaydbah, en el estado de Gedaraf, en el Sudán Oriental, prestan atención médica materna vital en medio de las inundaciones, los conflictos y la actual crisis de refugiados. © UNFPA Sudán
  • 17 Enero 2023

AL MAFAZA, Sudán – Después de que la llevaran a cuestas durante tres kilómetros en la lluvia y el barro, Nasreen Faroug Balla llegó por fin al hospital: embarazada de ocho meses, estaba de parto. 

La estación de lluvias había llegado un mes antes, en julio, inundando muchas zonas del estado de Gedaref, en el Sudán Oriental. Unas 350.000 personas se vieron afectadas y cientos de pueblos quedaron sin asistencia ni servicios básicos.

Aunque con dificultad y en condiciones peligrosas, Nasreen pudo llegar al cercano hospital de campaña del UNFPA, situado en el asentamiento de Tunaydbah para refugiados etíopes. Sin embargo, en la sala de partos su presión arterial aumentó drásticamente y perdió el conocimiento. Nasreen estaba sufriendo preeclampsia, una grave afección de la presión arterial que puede desarrollarse durante el embarazo, y se encontraba en estado crítico. 

Los doctores decidieron que tenían que practicarle urgentemente una cesárea de emergencia. La llevaron al quirófano, donde dio a luz a un niño, Semir. Semir nació de forma prematura y pesó únicamente 1,8 kilogramos, por lo que fue ingresado en una incubadora de cuidados intensivos y recibió una estrecha supervisión durante 10 días.

«Este hospital de campaña salvó la vida de mi hija. Sin él, tendríamos que haberla llevado a cuestas durante más horas. No creo que hubiera sobrevivido», asegura la madre de Nasreen.

Salvar las vidas de las madres y los recién nacidos

Desde el inicio de la emergencia de refugiados etíopes en el Sudán en noviembre de 2020, el UNFPA ha brindado ayuda de salud reproductiva esencial a las poblaciones vulnerables refugiadas y de acogida en el estado de Gedaref. 

Actualmente hay más de 3,7 millones de personas desplazadas internas en el país y alrededor de 1,15 millones de personas refugiadas, entre las que se estima que hay 52.000 ciudadanos etíopes que han huido de la violencia y la persecución y buscan refugio en el Sudán Oriental.

En colaboración con la Agencia de la ONU para los Refugiados y la ONG internacional Alight, el hospital de campaña del UNFPA abrió sus puertas en marzo de 2022 para atender tanto a las comunidades de acogida como a las de refugiados. En sus primeros seis meses de funcionamiento, el hospital atendió a más de 40.000 pacientes y garantizó más de 130 partos seguros.

El hospital de campaña garantiza el acceso a servicios sanitarios esenciales durante la estación anual de lluvias, cuando toda la localidad de Mafaza, donde se encuentra el campamento de refugiados de Tunaybah, y zonas de la vecina Al Fao quedan completamente aisladas de otras zonas de Gedaref. 

Mohamed Lemine, Representante del UNFPA en el Sudán, declaró: «Nasreen es una de las miles de mujeres del Sudán que luchan por tener acceso a los centros sanitarios, especialmente durante la estación de lluvias. Lamentablemente, muchas llegan demasiado tarde».

Se necesita ayuda urgentemente

Se calcula que en 2023 un total de 15,8 millones de personas —casi un tercio de la población del Sudán— necesitarán asistencia humanitaria: la cifra más elevada en una década. Varios factores llevan, de manera abrumadora, a esta crisis: los conflictos, las constantes crisis climáticas, el aumento de los niveles de hambre, el deterioro económico y los brotes epidémicos. La persistente inseguridad y violencia en varias partes del país obstaculizan la respuesta humanitaria y socavan drásticamente la capacidad nacional para responder a las crecientes necesidades. 

El UNFPA y sus asociados trabajan con clínicas móviles, parteras y centros sanitarios de todo el Sudán para garantizar que todas las mujeres reciban una atención médica materna adecuada. Antes de la estación de lluvias, se prepararon en todo el país suministros esenciales de salud sexual y reproductiva, incluidos kits de parto y suministros obstétricos de emergencia, para cubrir las necesidades de más de 100.000 personas

En el año 2021, el UNFPA prestó apoyo a más de 90 centros sanitarios del Sudán que brindaban atención obstétrica de emergencia y ayudó en cerca de 125.000 partos seguros. La financiación de los Estados Unidos de América fue fundamental para crear y poner en marcha el hospital de campaña de Tunaydbah, pero se necesita urgentemente más apoyo para que pueda continuar en funcionamiento. 

El UNFPA consiguió únicamente poco más de un tercio de la financiación del llamamiento humanitario para el Sudán en 2022 y ahora pedimos 62 millones de dólares para mantener las operaciones en el Sudán en 2023, de modo que mujeres como Nasreen sigan teniendo acceso a una atención sanitaria vital.

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X