© UNFPA Ethiopia/Paula Seijo

Día Mundial de los Refugiados

20 Junio 2022

Global

En mayo de 2022, el mundo alcanzó una impactante cifra: el número de personas desplazadas forzosamente superó los 100 millones, lo que supone más del 1 por ciento de la población mundial y equivale al decimocuarto país más poblado del planeta, según la Agencia de la ONU para los Refugiados.

El tema del Día Mundial de los Refugiados de este año es el derecho a buscar protección, lo que incluye fronteras seguras, no obligar a nadie a regresar si su vida o su libertad corren peligro y un trato no discriminatorio y humano. Decimos que las personas han huido de sus hogares, pero nadie elige dejar todo atrás y exponerse a sufrir violencia, abusos y explotación, especialmente las mujeres y niñas, cuya situación es de por sí vulnerable. De lo que huyen es de los conflictos (Afganistán, Siria, la República Democrática del Congo), guerras (Ucrania) o persecuciones (Myanmar). De lo que escapan es de desastres naturales o provocados por el ser humano (Etiopía, Kenia, Somalia). Estas situaciones desesperadas, sobre las que no tienen ningún control, las han convertido en personas refugiadas, solicitantes de asilo, personas desplazadas internas o apátridas.

La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de la ONU de 1951 y su Protocolo de 1967 establece los derechos de las personas refugiadas y sus responsabilidades hacia los países de acogida, así como las obligaciones legales de los Estados para la protección de las personas refugiadas, a las que se debe conceder el mismo trato que a los nacionales de países extranjeros o que a los nacionales del país determinado. El Día Mundial de los Refugiados se celebró mundialmente por vez primera el 20 de junio de 2001, para conmemorar el 50.º aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951.

Las personas no pierden su derecho a vivir una vida con salud y dignidad, libre de violencia, aunque pierdan casi todo lo demás. Con el fin de asistir a las mujeres y niñas desarraigadas, el UNFPA distribuye kits de higiene femenina para ayudarlas a manejar su higiene menstrual, brinda atención sanitaria para la salud sexual y reproductiva, incluida protección contra la violencia de género y servicios de gestión de casos y proporciona atención materna vital. Una clínica de salud reproductiva  gestionada por el UNFPA y la Jordan Health Aid Society International en el campamento de Zaatari, donde viven cerca de 80.000 refugiados sirios, ha traído al mundo a más de 14.000 bebés con cero muertes maternas.

En su discurso de aceptación del Premio Nobel de la Paz de 1993, Nelson Mandela exigió un mundo «libre de la gran tragedia de millones de personas obligadas a ser refugiadas». Todavía no hemos conseguido ese mundo y este día sirve para evidenciar el sufrimiento de los refugiados, sus derechos y su ferviente deseo de tener un hogar.

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X