Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

19 August 2021

Global

En el primer piso del edificio de la Asamblea General de las Naciones Unidas cuelga una bandera azul y blanca ajada enmarcada con el cartel: 

BANDERA DE LAS NACIONES UNIDAS
Recuperada del sitio del bombardeo de la 
Sede de las Naciones Unidas en Bagdad, Iraq
19 de agosto de 2003

Un atacante suicida había conducido un camión cargado de explosivos al Hotel Canal, que servía de base para unos 300 funcionarios de las Naciones Unidas, donde mató a 22 personas, entre ellas a Sergio Vieira Mello, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y jefe de la misión de las Naciones Unidas en Iraq. 

Seis años más tarde, en 2009, las Naciones Unidas decidieron formalmente que la fecha honraría a los trabajadores humanitarios muertos o heridos mientras desempeñaban sus trabajos, así como a aquellos que, día tras día, continúan salvando, protegiendo y preservando la vida y la dignidad de otras personas frente al conflicto, los desastres naturales y provocados por el hombre y las enfermedades. Hoy y todos los días es un recordatorio de que los trabajadores humanitarios no son un objetivo #NotATarget.

El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria del año pasado rindió homenaje a quienes brindaban ayuda en la batalla mundial contra la COVID-19, y se habló mucho de héroes de la vida real que no llevan capa. Como hemos visto, la lucha está lejos de haber terminado en muchas partes del mundo. Otras partes están devastadas por la guerra y los fenómenos climáticos extremos.  

El tema de este año es el impacto humanitario de la crisis climática, especialmente entre las personas más vulnerables del planeta, que están perdiendo sus hogares, sus medios de vida y sus vidas. La Organización Mundial de la Salud estima que la emergencia climática causará 250.000 muertes adicionales al año entre 2030 y 2050. Antes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (conocida como COP26), que se tendrá lugar en noviembre, las Naciones Unidas están sensibilizando y resaltando la urgencia en materia del costo humano de la crisis. El tiempo no nos favorece, pero, como dijo el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, “la emergencia climática es una carrera que estamos perdiendo, pero es una carrera que podemos ganar”.

La emergencia climática es una carrera que estamos perdiendo, pero es una carrera que podemos ganar – António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas

La ONU pide a todas las naciones, a todos los ciudadanos que actúen como uno en la defensa de nuestro hogar compartido. 

En todo el mundo, en el ámbito humanitario, el UNFPA sigue proporcionando artículos esenciales a las personas necesitadas; trata a las personas enfermas y maltratadas con atención sanitaria y psicosocial, incluidas las personas desplazadas, las que viven en lugares remotos y las marginadas; ayuda a traer bebés al mundo y ayuda a sus madres; capacita a las los trabajadores de la salud, les suministra equipo de protección personal y refuerza los sistemas sanitarios; garantiza el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva, crea espacios seguros para las mujeres, las niñas y los jóvenes: planta una bandera entre los escombros y las cenizas.Mientras haya necesidad, habrá personas valientes y desinteresadas que respondan al llamado, corriendo hacia el peligro y la calamidad. Su gloria no es otra que dar muestras de humanidad. Que nuestra gratitud sea tan grande como su generosidad.

 

 

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X