Close

Se prevé que Nigeria, uno de los países de más rápido crecimiento del mundo, con una población joven y una elevada tasa de natalidad, duplique su población en las próximas dos décadas.

El Gobierno, con el apoyo del UNFPA, destina recursos a abordar los problemas derivados de las elevadas tasas de embarazo en la adolescencia y del escaso acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva.

Invertir en que las personas jóvenes puedan acceder a la atención sanitaria sexual y reproductiva brinda a la adolescencia más opciones de planificación familiar.

En Lagos, la mayor ciudad de Nigeria, la Young Mums' Clinic (Clínica de Madres Jóvenes), apoyada por el UNFPA, brinda apoyo integral a las jóvenes embarazadas.

La clínica ofrece servicios gratuitos tales como atención prenatal, artículos para el cuidado del bebé, asesoramiento sobre planificación familiar y apoyo psicosocial. También informa a las madres jóvenes sobre recursos educativos y formativos para ayudarlas a conseguir empleo, ya que la mayoría de las adolescentes embarazadas no regresan a la escuela.

Con cuatro ubicaciones en la ciudad, la Young Mums' Clinic ha transformado la vida de cientos de mujeres y sus hijos

8 Billion Kehinde Odususi (derecha) se reúne con la coordinadora del proyecto Young Mums' Clinic, Chinasa Iyase.

Entre ellas se encuentra Kehinde Odususi, de 19 años y madre de una niña sana de dos años. Kehinde se quedó embarazada en 2020 tras sufrir un abuso sexual lejos de su hogar.

Su familia la ayudó a superar ese difícil momento. «Mis padres son una parte muy importante de mi vida», dice Kehinde. «Cuando estaba embarazada, no me abandonaron ni una sola vez». Su hermana melliza también ha sido un apoyo constante: «Siempre que estoy triste o de mal humor, encuentra la manera de hacerme feliz. Es mi compañera de sonrisas».

8 Billion Kehinde (arriba a la izquierda) con su familia frente a la Iglesia C&S (Cherubim & Seraphim), de la que sus padres son líderes.

Aunque contaba con un gran apoyo emocional, Kehinde seguía careciendo de medios para recibir atención y asesoramiento prenatal.

Cuando, al poco de quedar embarazada, una Young Mums' Clinic abrió sus puertas cerca de su casa, la familia de Kehinde la animó a acudir. Y cuando a su hija le diagnosticaron ictericia al nacer, la trataron con éxito en días, sin coste alguno para Kehinde.

«La Young Mums' Clinic fue un espacio seguro para mí durante todo el embarazo», recuerda Kehinde. No solo recibió atención y asesoramiento médico gratuitos, sino que también conoció a otras chicas como ella y recuperó la confianza en sí misma. Ahora Kehinde devuelve la ayuda que recibió, ya que utiliza lo aprendido para ofrecer apoyo a otras adolescentes.

Mientras cría a su hija feliz y sana, Kehinde planea los próximos pasos de su vida. Ayuda en las clases de primaria y aspira a volver a la escuela para terminar sus propios estudios: «Quiero ser psicóloga. Quiero ayudar a la gente a entenderse a sí misma», afirma.

8 Billion Kehinde planea volver a la escuela y estudiar para ser psicóloga.

«Mi hija me ha dado fuerzas en todo lo que hago. Siempre que me siento mal, su sonrisa me alegra el día». – Kehinde Odususi

Happiness Eboh, de 16 años, enfrentó dificultades similares cuando se quedó embarazada y el padre de su hija se desentendió.

Afortunadamente, pudo contar con su familia y con su Young Mums' Clinic local, donde aprendió sobre planificación familiar y eligió el método anticonceptivo que más le convenía y, al igual que Kehinde, compartió sus nuevos conocimientos.

8 Billion «Mi padre, mi madre y mis hermanos estuvieron a mi lado durante el embarazo; me sentí querida y valorada», dice Happiness Eboh (segunda por la izquierda).
8 Billion Happiness abandona el Centro de Atención Primaria Akere tras una sesión grupal de asesoramiento sobre planificación familiar y relaciones sexuales seguras.

La labor de Happiness le valió un puesto como asesora y mentora juvenil en materia de salud y derechos sexuales y reproductivos. Mientras tanto, la formación técnica que recibió en la Young Mums' Clinic la ayudó a establecer su propio negocio de peluquería a domicilio.

Happiness es ahora independiente y puede ocuparse de sí misma y de su bebé; además, genera ahorros para ampliar su negocio en el futuro.

«Mi hija es mi prioridad», afirma. «Soy feliz cuando ella es feliz».

8 Billion El negocio de peluquería de Happiness Eboh le produce mucha satisfacción. «Me encanta hacer felices a mis clientes», asegura.

«Espero construir mi propio imperio algún día, tener éxito y hacer que mi familia se sienta orgullosa». – Happiness Eboh

8 Billion Happiness prepara a su hija para ir a la escuela.
Compartir la historia

We use cookies and other identifiers to help improve your online experience. By using our website you agree to this. To learn more, including how to change your settings, see our cookie policy

X