16 Stories

Inicio
Volver a la campaña

No

desvíes

la mirada

16 historias
de acoso sexual
en el transporte público


Acosadas

en el camino


El acoso sexual es una manifestación alarmante de la desigualdad de género. No conoce fronteras sociales, económicas o nacionales.
Cuando la amenaza al acoso sexual existe en espacios públicos, básicamente, se limita la libertad de las mujeres y las niñas a que se puedan movilizar y tener una educación o un empleo.


En Sri Lanka, este es un problema aún más común, ya que las mujeres y niñas dependen más de los autobuses y trenes que los hombres.El acoso sexual perjudica su salud, dignidad y autonomía, y las sujeta a la desigualdad.

Sin embargo, casi todas las mujeres que dependen del transporte público en Sri Lanka han sufrido de acoso.


En

SRI LANKA

90%

de las mujeres y las niñas han sufrido acoso sexual mientras utilizaban el transporte público.


74%

afirma que el acoso
es físico.


92%

no busca ayuda de
las autoridades.

Las mujeres callan por muchas razones. En el momento en que finalmente estén a salvo, la mayoría puede imaginar cómo reaccionará la gente ante su angustia. La mayoría de los incidentes ocurren frente a testigos. Y la gran mayoría de estos testigos eligen nunca intervenir. Las mujeres y las niñas soportan, mientras que otras apartan la mirada.

16 días

16 historias

En todo el mundo, una de cada tres mujeres sufrirá abuso físico o sexual a lo largo de su vida. Sin embargo, el acoso sexual continúa siendo parte de una cultura de silencio. Para los 16 días de activismo, el UNFPA se unió a Eliza Hatch de Cheer Up Luv, y creó una serie fotoperiodística en la que un grupo de mujeres relata sus historias de acoso sexual con sus propias palabras, para amplificar las voces de quienes no son escuchadas.

Únase a nosotros en estos 16 días para conocer las historias de mujeres que han sufrido acoso sexual en Sri Lanka y se niegan a ser silenciadas.

El UNFPA, la agencia principal de la ONU que responde a la violencia de género en situaciones de emergencia, está trabajando con el Gobierno de Sri Lanka para abordar el acoso sexual y otras formas de violencia de género, dondequiera que ocurran. El UNFPA aboga por las víctimas al más alto nivel y las involucra en los esfuerzos para encontrar soluciones duraderas.

Sin embargo, se puede hacer más para proteger a las mujeres y las niñas y pedir cuentas a los autores. Usted puede ayudar.