UNFPA Logo

UNFPA - United Nations Population Fund

State of World Population 2005

www.unfpa.org

CAPÍTULO 7

© Marie Dorigny/UNFPA
Una aldeana con el rostro cubierto en el poblado de Tigray (Etiopía).

Violencia por motivos de género::
un precio demasiado alto

-La magnitud y las múltiples variantes de la violencia por motivos de género

-La violencia contra la mujer y los ODM

-Movilización para imponer la "Tolerancia nula"

-Las hombres forman equipos para eliminar la violencia contra la mujer

Los hombres forman equipos para eliminar la violencia contra la mujer


Alunas iniciativas han creado impulso al captar a grupos de hombres para que promuevan una cultura de "tolerancia nula" respecto de la violencia por motivos de género. Por ejemplo, la White Ribbon Campaign, fundada en el Canadá, que es la mayor de este tipo en el mundo, se basa en la idea de que todos los hombres y todos los niños varones deben asumir responsabilidad a fin de eliminar la violencia contra la mujer. Puede participar cualquier varón que se oponga a la violencia contra la mujer. Al llevar sobre su ropa una cinta blanca, simbolizan que se comprometen personalmente a no cometer nunca actos de violencia contra la mujer, ni tolerarlos ni permanecer silenciosos cuando estos ocurren. La organización alienta la reflexión conducente a las acciones personales y colectivas, distribuye juegos de documentos educacionales y para la acción en las escuelas, aborda cuestiones de política pública y colabora con organizaciones de mujeres (74). En 2004, en el Brasil grupos de hombres y mujeres respaldados por ECOS, una organización de investigación sobre cuestiones de género y de sexualidad, emprendieron una campaña nacional para eliminar la violencia contra la mujer. Como parte de la campaña, en un videofilme aparecieron actores cómicos muy conocidos, y declararon que la violencia contra la mujer "no es divertida"(75).

Una ONG de Filipinas, Harnessing Self-Reliant Initiatives and Knowledge, elaboró un modelo de capacitación sensible a las cuestiones de género sobre estereotipos de género, violencia contra la mujer y otras cuestiones conexas. Algunos participantes han formado grupos con el propósito de llegar a otros hombres e intervenir en los casos de abuso en la pareja(76). En Camboya, la organización Hombres contra la Violencia contra la Mujer apoya campañas anuales para combatir la violencia por motivos de género y trata de proporcionar a los jóvenes varones modelos de comportamiento(77).

Aun cuando se reconocen cada vez más los costos del problema de la violencia por motivos de género, las respuestas siguen siendo insuficientes. Varias iniciativas tuvieron efectos limitados debido a la falta de política y planes de acción integrales y a la limitación de los datos y la investigación sobre los cuales basar dichas políticas y planes y efectuar su seguimiento. Con frecuencia hay mecanismos débiles para el cumplimiento de las leyes y recursos insuficientes para aplicarlas. Es preciso formular, mejorar y aplicar cabalmente políticas y marcos jurídicos que aborden la violencia contra la mujer como cuestión de derechos humanos y de salud pública. Debido a que la violencia por motivos de género es tolerada tan ampliamente, para el éxito de las acciones se requiere, en última instancia, una transformación social. Entre los componentes de enfoques integrales exitosos cabe mencionar: sistemas jurídicos fortalecidos, inversiones en seguridad, educación, salud reproductiva y derechos reproductivos, y habilitación económica de la mujer; educación sensible a las cuestiones de género desde edad temprana; sistemas de salud pública que prevean atención y apoyo apropiados a las víctimas; movilización de las comunidades, los líderes religiosos y de opinión y los medios de difusión; e involucramiento de los hombres jóvenes y adultos para que adopten una firme posición sobre esta cuestión.

La insuficiencia de los presupuestos(78) y las prioridades que compiten entre sí han contribuido a la inacción en este tema. No obstante, los costos de medidas eficaces para reducir la violencia son insignificantes en comparación con el efecto humano, social y económico sobre las generaciones presentes y futuras. Por ejemplo, el Proyecto del Milenio estimó que en Tayikistán, con sólo 1,30 dólar per cápita y por año se lograría llevar a la práctica un conjunto de intervenciones en cuestiones de género, inclusive la lucha contra la violencia por motivos de género(79). En los Estados Unidos, la Violence Against Women Act (Ley sobre la violencia contra la mujer) de 1994 ha proporcionado, según se estima, un beneficio neto de 16.400 millones de dólares, lo cual prueba que la prevención cuesta muchísimo menos que la inacción(80) Las inversiones en la prevención y la protección de las mujeres arrojan grandes beneficios, con alta eficacia en función de esos costos, y tienen importancia crítica para cumplir con la promesa de la Declaración del Milenio "Crear...un entorno propicio al desarrollo y a la eliminación de la pobreza"(81).

8 Las mujeres y los jóvenes en situaciones de crisis humanitaria >>
<< Movilización para imponer la "Tolerancia nula"