UNFPA Logo

UNFPA - United Nations Population Fund

State of World Population 2005

www.unfpa.org

CAPÍTULO 3

© Chris de Bode/Panos Pictures
Una anciana eleva sus plegarias por la paz en el campamento de Oromo para personas internamente
desplazadas en Uganda. Durante 19 años, el Ejército de Resistencia del Señor ha aterrorizado a los habitantes de las provincias septentrionales.

La promesa de los derechos

-Derechos humanos y reducción de la pobreza

-Derechos humanos de las niñas y las mujeres

-Derechos humanos: componentes esenciales de los ODM

-Los derechos reproductivos en la práctica

-Derechos, género y cultura: en procura de la convergencia

-Apoyo a grupos no representados

Derechos humanos: componentes esenciales de los ODM


Entre los derechos básicos mencionados en el Proyecto del Milenio, de las Naciones Unidas, figuran la igualdad de derechos para mujeres y niñas, inclusive los derechos reproductivos y el derecho a estar protegidas contra la violencia (véase el capítulo 7)(33). Además, el derecho a la salud y los derechos de las personas que viven con el VIH tienen importancia crítica. Un enfoque de los ODM basado en los derechos humanos puede contribuir a subsanar la discrepancia en materia de equidad que impide que personas y grupos postergados disfruten de sus derechos humanos fundamentales.

7    |    CAPACITACIÓN DE JÓVENES MUJERES LÍDERES EN CUESTIONES DE
            DERECHOS HUMANOS

La Red de Jóvenes de América Latina sobre Derechos Sexuales y Reproductivos, establecida en 1999, es una organización dirigida por jóvenes, cuyos miembros proceden de 17 países. Promueve un concepto del desarrollo basado en las perspectivas de los jóvenes, la igualdad entre hombres y mujeres y los derechos humanos. En colaboración con el Instituto Latinoamericano para la Prevención del Delito y el Tratamiento del Delincuente, la Red ha preparado un notable manual sobre tratados de derechos humanos e igualdad entre hombres y mujeres. Con el apoyo del UNFPA, ha capacitado a 100 jóvenes mujeres líderes en cuestiones de derechos humanos, preparándolas para desempeñar un mayor papel en la formulación de políticas nacionales y locales.


EL DERECHO A LA SALUD. Todos los seres humanos tienen derecho a una vida saludable y productiva(34). El derecho a la salud(35) es fundamental para varios ODM, entre ellos, reducir las tasas de mortalidad infantil y materna, y combatir las enfermedades graves. Dado que la salud - definida por la Organización Mundial de la Salud como "un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no meramente la ausencia de enfermedad o trastornos"(36) - afecta la productividad, el derecho a la salud es un factor intrínseco de a todos los objetivos de reducción de la pobreza y promoción del desarrollo. Contar con agua potable, saneamiento básico, seguridad alimentaria y nutrición adecuada son condiciones necesarias para preservar la salud. La posibilidad de llegar al más alto nivel posible de salud también depende de la disponibilidad, la accesibilidad, la aceptabilidad y la calidad de los servicios de salud(37). Las zonas rurales y pobres tienen pocos servicios de salud y el transporte puede ser costoso, o simplemente tal vez no exista. Las mujeres y los adolescentes que viven en condiciones de pobreza suelen ser quienes están en peores condiciones de sufragar servicios o medicamentos. Con frecuencia, los servicios de que disponen los pobres son de calidad inaceptable y las actitudes discriminatorias y el deficiente trato pueden impedir que esos clientes pobres vuelvan a utilizar los servicios. Son aspectos fundamentales de las acciones encaminadas a alcanzar los ODM: eliminar dichas distorsiones, mejorar la calidad de la atención, incorporar sensibilidad de género en los servicios de salud y asignar los recursos de manera tal que mayor cantidad de personas tengan la oportunidad de disfrutar de su derecho a la salud, inclusive la salud reproductiva.

DERECHOS HUMANOS Y VIH/SIDA. En el ultimo decenio, la comunidad internacional ha señalado a la atención el derecho de las personas que viven con el VIH a que se las trate con dignidad y sin discriminación. Dado que la epidemia afecta a cantidades cada vez mayores de mujeres (véase el Capítulo 4), los derechos de las mujeres infectadas con el VIH y los derechos reproductivos tienen ahora importancia mucho más crítica para frenar su propagación. Al respecto, los derechos a la información y los servicios voluntarios de planificación de la familia, así como la protección contra la coacción, tienen trascendencia fundamental.

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) ha preparado directrices internacionales a fin de apoyar a los países que formulan estrategias y políticas para contrarrestar la epidemia(38). Algunos países han aprobado leyes para proteger los derechos de las personas que viven con el VIH/SIDA, por ejemplo, los derechos al tratamiento médico y a la no discriminación en el lugar de trabajo. Muchos otros países aún no han aprobado leyes: a fines de 2003, casi la mitad de los países de África al sur del Sahara y casi un 40% a escala mundial no tenían todavía leyes para prevenir la discriminación contra las personas que viven con el VIH/SIDA(39). Son pocas las leyes que abordan los aspectos de género de la epidemia(40).

8    |    REDUCIR EL ESTIGMA Y EMPODERAR A LAS PERSONAS QUE VIVEN
            CON EL VIH/SIDA

En Centroamérica, entre las personas que viven con el VIH/SIDA va en aumento el número de quienes tienen ahora conocimiento de la legislación que protege sus derechos humanos, por conducto de las instituciones nacionales de derechos humanos. A partir del 2003, el UNFPA ha colaborado con el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, con el Consejo Centroamericano de Abogados de Derechos Humanos y con parlamentarios, para fortalecer un enfoque del VIH/SIDA basado en los derechos humanos. Un análisis de las leyes existentes en la región mostró que no se abordaban adecuadamente las necesidades diferentes de hombres y mujeres, ni sus distintos papeles y respuestas a la epidemia. La iniciativa, que recibe el apoyo conjunto del UNFPA y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), también estudió leyes que rigen la discriminación en el lugar de trabajo, a fin de dar a las personas que viven con el VIH/SIDA un mayor acceso al sistema judicial. En Panamá, la Defensoría del Pueblo está incorporada actualmente en el Programa nacional contra el VIH/SIDA. En Honduras, se ha creado una red de abogados que se ocupan de derechos humanos y VIH/SIDA, con el propósito de combatir la injusticia. En Honduras y Panamá, entre las personas que viven con el VIH/SIDA va en aumento el número de quienes solicitan asesoramiento de un letrado. En Costa Rica, por ejemplo, las campañas sobre prevención del VIH y derechos humanos están cambiando las percepciones y procurando eliminar el estigma y la discriminación. Fuentes


DERECHOS REPRODUCTIVOS. Los derechos reproductivos, y su importancia central para el desarrollo, quedaron aclarados y reafirmados por primera vez a escala internacional en 1994, por la CIPD(41). Esta constelación de derechos, que abarca derechos humanos fundamentales establecidos en tratados anteriores, fue reafirmada durante la Conferencia de Beijing, y posteriormente en varios acuerdos internacionales y regionales, así como en muchas leyes nacionales. El sistema internacional de derechos humanos está abordando cada vez más la importancia central de los derechos reproductivos, que se reconocen como fines valiosos en sí mismos e imprescindibles para el disfrute de otros derechos fundamentales. Se ha hecho especial hincapié en los derechos reproductivos de las mujeres y las adolescentes y en la importancia de los programas de educación sexual y salud reproductiva(42).

Si todas las personas y todas las parejas pudieran ejercer sus derechos reproductivos, se aceleraría el progreso hacia la consecución de los ODM. La posibilidad de adoptar decisiones bien fundamentadas con respecto a la salud reproductiva, el casamiento y la procreación, sin sufrir ningún tipo de discriminación o coacción, está estrechamente correlacionada con las perspectivas del país en cuanto a reducir la pobreza, mejorar el nivel de salud y educación, aumentar la productividad, elevar el nivel de vida y lograr la sostenibilidad del medio ambiente. Por ejemplo, si se reduce el número de embarazos no deseados gracias al acceso a servicios voluntarios de planificación de la familia, se contribuye así a reducir las tasas de mortalidad de menores de un año y derivadas de la maternidad, así como la transmisión del VIH de la madre al hijo. En el Recuadro 9 figuran ejemplos escogidos de otras maneras en que los derechos reproductivos promueven los ODM.

9    |    LOS DERECHOS REPRODUCTIVOS Y LOS ODM

CLICK HERE TO VIEW BOX 9.

Fuentes


En la Encuesta Mundial sobre la aplicación del Programa de Acción de la CIPD realizada por el UNFPA en 2004, 131 países informaron de que habían adoptado medidas nacionales sobre derechos reproductivos(43). No obstante, en muchos países la legislación nacional sigue guardando silencio sobre los derechos reproductivos y no se han adoptado medidas concretas para salvaguardar su vigencia, salvo algunas honrosas excepciones(44). Entre los ejemplos recientes de políticas y leyes, algunas de ellas notables por su enfoque integral, cabe mencionar las de Albania, la Argentina, Benin, el Chad, Colombia, Guinea, Malí y México(45). El Perú y Eslovaquia aprobaron leyes sobre el acceso a servicios voluntarios de planificación de la familia y garantizaron el derecho al consentimiento bien fundamentado con respecto a la anticoncepción quirúrgica(46). En 2004, El Salvador enmendó su Código del Trabajo para prohibir la prueba de embarazo como condición de empleo. En la Ley sobre Empleo y Relaciones Laborales de la República Unida de Tanzanía (2004) se prohíbe la discriminación por motivos de género, embarazo, discapacidad, estado civil o reacción serológica al VIH, con disposiciones concretas para licencia remunerada de maternidad y paternidad y descansos para amamantar(47).

En algunos países, se han ampliado los mandatos de comisiones parlamentarias nacionales y comisiones de derechos humanos, para que se encarguen del seguimiento de la vigencia de los derechos reproductivos y también se han establecido mecanismos para la presentación de denuncias. En 2003, los defensores públicos de países del Caribe recibieron capacitación sobre la manera de aplicar el concepto de derechos humanos a los derechos reproductivos, una iniciativa copatrocinada por el UNFPA. Los parlamentarios también han desempeñado un papel fundamental en cuanto a mantener viva la atención del público en cuestiones de salud reproductiva y derechos reproductivos, mediante declaraciones de apoyo en conferencias parlamentarias internacionales copatrocinadas por el UNFPA y celebradas en Ottawa (2002) y Estrasburgo (2004)(48).


"...los derechos reproductivos.se basan en el reconocimiento del derecho básico de todas las parejas e individuos a decidir libre y responsablemente el número de hijos, el espaciamiento de los nacimientos y el intervalo entre éstos y a disponer de la información y de los medios para ello y el derecho a alcanzar el nivel más elevado de salud sexual y reproductiva. También incluye su derecho a adoptar decisiones relativas a la reproducción sin sufrir discriminación, coacciones ni violencia".

- Programa de Acción de la CIPD, párrafo 7.3


Los derechos reproductivos en la práctica >>
<< Derechos humanos de las niñas y las mujeres