UNFPAEL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2004
Back to Main Menu
HOME: EL ESTADO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL 2004: Adolescentes y jóvenes
State of World Population
Sections
Introducción
Población y pobreza
Población y medio ambiente
Migración y urbanización
Igualdad de género y habilitación de la mujer
Salud sexual y reproductiva y planificación de la familia
Salud materna
Prevención del VIH/SIDA
Adolescentes y jóvenes
Salud reproductiva para comunidades en crisis
Prioridades para la acción
Notas
Fuentes Para los Recuadros
Indicadores
Gráficos y Cuadro

Adolescentes y jóvenes

Puesta en práctica del consenso de la CIPD
Programas de segunda generación
Constataciones de la Encuesta Mundial del UNFPA
Papel de las ONG
Principales cuestiones de salud y desarrollo
Satisfacer las necesidades de los jóvenes
Promoción de un comportamiento más saludable
Servicios acogedores para los jóvenes
Progreso jurídico
Retos principales

Promoción de un comportamiento más saludable

Se ha demostrado que al ofrecer la información apropiada a cada edad acerca de la sexualidad y la prevención del embarazo y la infección, se alientan comportamientos responsables (inclusive abstinencia, aplazamiento de la iniciación sexual y limitación del número de compañeros sexuales). Además de los programas basados en la escuela, se está tratando de llegar a los jóvenes que no asisten a ella y que a menudo son los más vulnerables y los que corren mayores riesgos.

Después de la CIPD, se han aplicado muchos métodos y medios innovadores, entre ellos representaciones teatrales y conciertos, mensajes en los medios de difusión, acontecimientos deportivos, líneas telefónicas de emergencia, asesoramiento y educación de jóvenes por otros jóvenes debidamente capacitados. Los programas se centran cada vez más en proporcionar a los adolescentes aptitudes para la vida, además de impartir información relativa a la sexualidad.

Los programas de educación de jóvenes por otros jóvenes pueden contribuir a que éstos comprendan de qué manera las expectativas sobre los papeles de género menoscaban su salud reproductiva y pueden darles confianza para que resistan esas normas. Algunos programas, por ejemplo, tienen el propósito de facultar a las jóvenes para que se nieguen a tener relaciones sexuales y afirmen su derecho a decir “no”, además de insistir en condiciones de mayor seguridad para las relaciones sexuales y el uso de condones, si deciden entablar actividades sexuales. Otros programas alientan a los jóvenes varones a cuestionar la nociones prevalecientes de dominio masculino en las relaciones y tolerancia de la coacción y la violencia sexual.

También es importante la participación comunitaria. En Camboya, líderes comunitarios, maestros, padres, madres e incluso monjes (mucho de quienes también son jóvenes) están recibiendo educación sobre cuestiones de salud reproductiva, de modo que aumente su comprensión y su apoyo a los adolescentes (25).

 Back to top PreviousNext 
      |      Main Menu      |      Press Kit      |      Charts & Graphs      |      Indicators   |